Mi Primera visita al Ginecologo

Esta historia es real y la narro tal como sucedio

Para inscribirme al colegio era un requisito indispensable presentar un certificado medico, acudi al centro de salud junto con mi amiga miriam, nos indicaron que seriamos atendidas por el un Ginecologo , la idea nos perturbo mucho ya que ninguna de las dos habiamos sido atendidas por un medico para mujeres, yo solo asistia a consulta con el medico familiar por tos o algun catarro, pero nunca un Ginecologo, nos sentamos en la sala de espera , lo que nos dio valor para permanecer ahi y no salir corriendo fue que estabamos juntas y pasariamos juntas a consulta en eso estaba yo meditando cuando escuchamos nuestros nombres.

Pasamos a consulta senti mariposas en el estomago cuando entramos a consulta y nos dimos cuenta que se trataba de un medico muy joven, entre 30 y 35 años, nos sentamos, le dijimos que requeriamos de un certificado medico, comenzo a preguntarnos nuestra edad, hambas 17 años, Virgenes, nos pregunto sobre enfermedades y operaciones, cuando entro a temas mas intimos, sobre nuestro periodo, sentiamos como nos miraba fijamente a la cara, era un consultorio grande y podria decir que acojedor del lado derecho estaba su escritorio y un pequeño librero del lado izquierdo una especie de cocineta y hasta el fondo estaba la camilla, yo observaba cuando pregunto cuando fue tu ultimo periodo, me quede pensando cuando me di cuenta que estaba en mi segundo dìa, le respondi apenas ayer comence, continuo con preguntas al final le ordeno a su enfermera llame al doctor gustavo, nos quedamos paralizadas y yo pense mas hombres, estaba a punto de salir de ahi corriendo cuando se abre la puerta y entra un hombre con bata blanca,

El doctor dice el es gustavo y esta aqui para hacer sus practicas de medicina, es uno de mis mejores alumnos, no podiamos movernos del miedo que sentiamos, le ordena a la enfermera acompañe a las señoritas, pasen y desnudense, que creia que nos desnudariamos enfrente de dos desconocidos, la enfermera con una voz autoritaria nos dice pasen por aca, la seguimos y nos condujo hasta un pequeño biombo, tan pequeño que solo tapaba desde las rodillas hasta los hombros y no tuvo ningun pudor y dijo, quitense toda su ropa, aclaro tambien brasier y pantaleta, nos miramos a los ojos mi amiga y yo, yo le dije a la enfermera yo no puedo quitarme la pantaleta, ella dijo si si puedes y lo haras, el doctor les revisara todos sus sistemas, yo no puedo dije, dio una vuelta y me dio una toalla sanitaria muy rara nunca he visto una igual tenia adhesivos al reves, miriam mi amiga comenzo quitandose su blusa y enseguida continuo con su pantalon, no pude dejar de notar que usaba una tanga blanca muy delgada y transparentaba su vello pubico, me dijo al oido creo que estoy un poquito humeda, se quito su tanga y con ella se limpio su vagina, puso su ropa colgadaen el biombo, la enfermera dijo dejense las calcetas, por que el piso esta frio, yo ya en ropa interior traia un sosten negro que hacia juego con mi pantaleta negra, me la quite no pude evitar se enrrollara, no permiti que tocara el piso por higiene y la guarde de inmediato en una bolsa de mi pantalon, cuando senti una mirada penetrante sobre mi , era el doctor gustavo mirandome fijamente, se dio cuenta y se movio, coloque la toalla que me dio la enfermera, bien que pase la primera nos miramos y sin decir nada decidimos que fuera yo, con mi mano derecha me cubri el pubis y con la izquierda mis pechos, soy muy palida y delgada mis senos aun no acaban de desarrollarse tengo mucho vello pubico, sali y di cinco pasos subi a la camilla no pude evitar se me viera el trasero al subir, quede boca arriba, la enfermera me cubrio con una delgada sabana todo el cuerpo, se notaban mis pesones erectos y se transparentaban, eso me lleno de verguenza pero tambien de exitacion y senti como humedecia la toalla que portaba, se acercaron los medicos a un lado de la camilla, me quitaron la sabana y cubrieron mi pubis,dos hombres vestidos nunca avia estado asi me senti un poco animal, mas por el momento tan intimo que pasaba, es que el la menstruacion es algo que esta prohibido para los hombres ni siquiera a mi padre se lo he dicho jamas, me sentia avegonzada pero tambien exitada, el doctor comienza a decirle a su alumno, paciente femenino de 17 años, este es un cuerpo muy sano toma nota muy pocos veras asi en esta clinica, comenzo a tocarme suavemente mis senos tocaba con suavidad mis pezones, ¿sientes dolor?, yo respondi suavemente no, quisiera decirle que no pare, que me gusta, reflexione sobre cuantas mujeres han estado asi sobre esa camilla talvez cientos, yo no era nada especial.

Palpo mi estomago y en ese momento me desnudo completamente, estaba yo recostada, toco mi vello pubico delicadamente, movio un poco la toalla hacia abajo en ese momento senti la miarada del doctor gustavo sobre todo mi cuerpo y me di cuenta que no me miraba como un profesional si no como un hombre, ¿ que tipo de ropa interior acostubras?, respondi de algodon blanco siempre y en mi periodo de color negro, tienes irritados tus labios vaginales tendras que cambiar de detergente, ya que eres virgen te explorare analmente, volteate pon tu cabeza pegada a la camilla y tus rodillas tambien, yo qede sin poderme mover esto ya habia ido demasiado lejos, que se pensaban estos doctorsetes, ya me habian humillado lo suficiente, la enfermera tomo mi mano y dijo anda niña rapido, yo con tal de que esto terminara, total ya estaba yo desnuda que mas da me di la vuelta y no pude evitar que mis senos quedaran colgando, el doctor mas joven retiro la toalla que portaba, era lo unico que evitaba que quedara expuesta totalmente,senti sus dedos separar mis labios y sin aviso introdujo un tampon, me di cuenta por que colgaba un largo hilo, jamas pence que un hombre haria eso y menos ami, me dijo tienes principios de hemorroides te pondre una pomada, comenzo a masajearme suavemente mi ano y dijo te pondre un lubricante esta un poco frio, de pronto senti su dedo entrando lentamente en mi ano, casi lo pateo en la cara, mientras el otro doctor observaba con una mirada un tanto de complicidad, yo pienso que ese ajugero esta echo para otra cosa, pero poco a poco comence a experimentar placer

Note que mi amiga estaba sobre la bascula completamente desnuda y era pesada y medida, sus enormes pechos apuntaban hacia el frente, parece que no le preocupaba nada estar asi, poco apoco deje de sentir pudor y comence hasta ha disfrutar

me llaman tengo que irme pero seguire contandoles mi experiencia

Busquedas entrantes: