La voz de su madre resonó en su mente

Solo las putas se pintan la cara!!!

La voz de su padre la recorrió de arriba a abajo

A pesar que se encontraba sola en la penumbra de su cuarto, las palabras acusadoras de sus progenitores la perseguían.

Su habitación era pequeña, la decoración era muy franciscana apenas una cama de una plaza con un crucifijo en la cabecera, un velador y una cómoda, amen del pequeño closet adosado a la pared, era todo el mobiliario que poseía.

Recordaba el día que les había pedido colocar un espejo de cuerpo entero en su cuarto, lo único que había conseguido eran reproches y acusaciones.

Esas cosas son de mujer y tu aun eres una niña, si quieres mirate en el espejo del baño!!! Gruñe su madre

Y es que el baño como casi todas las habitaciones de la casa carecia cerraduras, privilegio reservado al dormitorio de sus padres.

Ni que fueras Miss universo!!! añadió su hermana rosa

Cuándo no!, La tontita generando problemas!, comento Roberto el menor con sorna

Piensas solo en mañoserias, PUTA!!! le escupió su padre

Como siempre termino llorando en su cuarto, sintiéndose culpable

Fue por eso que cuando encontró un espejo roto en un zaguán vecino no dudo y escondiéndolo entre sus ropas, lo llevo hasta su habitación, guardándolo en el closet.

Ahora cada vez que se quedaba sola en casa, cerraba la puerta, bajaba la persiana y sacaba con mucho cuidado para no cortarse, aquel pedazo de vidrio, solo podía verse el rostro hasta los hombros, era más pequeño que el espejo del baño, pero era suyo y estaba en su cuarto para ella sola.

Había cumplido los 21 hace un mes, sin embargo esto no le producía alegría sino tristeza, toda su vida había realizado los deseos de los demás, lo hizo cuando su hermana se quedaba con los disfraces más bonitos en las fiestas infantiles, lo hacia a diario al dejar a su hermano usar primero que ella, el retrete, a pesar que ella por ese motivo, llegaba apurada al trabajo, lo hizo al aceptar el trabajo de "auxiliar de archivo" que le consiguió su padre, en esa vetusta y antigua Biblioteca, lo hizo y lo seguiría haciendo al aceptar que fuera su madre la que le cosiera los vestidos, los que siempre eran del mismo estilo, color oscuro, cuando no negros, pasados de moda, con las faldas hasta los tobillos, Las blusas cerradas hasta el cuello y deliberadamente sueltos, para que no "mostrara sus indecencias" como le solía decir al probárselos.

Estaba sola por fin y podía mirarse a placer, sus cabellos negros cortos (por exigencia de sus padres), sus ojos verdes que tenían cierto aire de tristeza, y su rostro sin una pizca de pintura, que la hacia verse seria y avejentada, sonrió para sí y su vitalidad juvenil salto ante el espejo.

Dejo el vidrio en el suelo apoyado en la pared, para poder observarse de cuerpo entero, se fue alejando del mismo hasta que por fin tuvo una visión algo recortada de sí misma.

Era alta 1.80 metros, sus medidas eran 100-70-100 (tomadas por su madre al hacerle su ultimo vestido), su figura mas bien rolliza, los Botines cerrados(por fin no usaba los de pasadores!) , La imagen que devolvía era imponente, hasta amenazante se diría, tal vez por eso ningún hombre se había atrevido a cortejarla hasta ahora.

Esto con excepción de su primo Antonio el que en una fiesta familiar le había arrancado un beso y luego manoseado a su gusto bajo la escalera de su casa.

Se sonrojo, el recuerdo de Antonio metiéndole mano bajo el vestido y liberando a medias uno de sus senos, le hizo sentir culpable, mas aun si ella en lugar de luchar con él, lo deja hacer, llegando incluso a rozarle el miembro a través de la tela del pantalón.

Eres una cualquiera!! Se increpo a sí misma, ay de mí si se llegara a saber!! probablemente su familia no le volvería a dirigir la palabra o peor, Su padre era capaz de echarla de la casa

Felizmente que el primo Antonio había partido de viaje a los pocos días, si no, quien sabe que hubiera ocurrido, máxime si ella sentia esa extraña sensacion con solo mirarlo.

Los hombres son hijos de Satán! Le dijo su madre mas de una vez, y no perdia oportunidad para juntarlos a los tres hermanos y explicarles que el sexo era pecaminoso y el solo hecho de pensar en ESO los llevaría a ser devorados por las llamas del infierno.

El sentimiento de culpabilidad fue ganando terreno y ella, una vez mas sucumbió a el. Guardo el espejo y abriendo la ventana se asomo a ella.

Su ventana daba al un gran parque, donde habitualmente había niños y ella se distraía observando sus juegos.

Esto la relajaba y le permitía disiparse sin culpas.

Estuvo en la ventana viendo a un grupo de niños muy pequeños entre 4 y 5 años jugando al fútbol, la verdad que se divertían mucho y ella con ellos, eran algo torpes por la edad, pero muy entusiastas, hasta tomo partido por uno de los equipos.

A un lado del parque se veía a un enorme pastor alemán que observaba a los niños casi con el mismo interés que ella, el perro quería participar del juego pero se lo impedía una cerca de metal que rodeaba el campo.

El perro saltaba y ladraba pero no se le veía agresivo sino juguetón, ella siguió observando a los niños un buen rato, pronto percibió que el perro había dejado de ladrar.

Lo busco con la mirada, lo encontró cerca de su ventana en el jardín del vecino estaba echado en el pasto, de costado y parecía rascarse la panza son el hocico.

Observo bien y lo que vio la paralizo, el perro estaba pasando la lengua por su verga, una y otra vez. Y a cada lametón cerraba los ojos se relamía un poco y volvía por más.

De su funda asomaba una punta roja y brillante que el se preocupaba de lamer cada vez mas, aquella visión la dejo sorprendida primero y luego miraba con mucha curiosidad la labor del perro

Este estuvo repitiendo la operación varias veces, sin que ella pudiera separar la vista de el.

Aparto la vista por un momento, pero pronto volvió la mirada hacia aquello, la verga del perro había crecido mas y salía bastante de la bolsa de piel que la cubría.

Aquella masa de carne rojiza la atraía a pesar suyo, le fue taladrando el cerebro, se pregunto como seria al tacto, si el perro se dejaría tocar, y a juzgar por la intensidad de las lamidas del perro, debía tener buen sabor.

Se imagino a sí misma agachada junto al perro y pasando su lengua por sobre aquel miembro grande y rojizo. Empezó a transpirar, su pulso se acelero y sintió subir el calor a su rostro. Era la sensación!!! La misma que le hacia sentir Antonio.

El perro de pronto se paro hizo un esforzado movimiento con su tronco, movió las caderas hacia delante, su verga salió aun más de su funda.

Se abrió la reja del parque con gran estruendo, sacándola a ella de sus pensamientos, obligándola a mirar que ocurría, un niño salió corriendo alegremente y llamo Tony, Tony

El perro al sentir su nombre salió corriendo en dirección al niño y este agarrándolo por el collar se dirigió calle abajo

Ella lanzando un suspiro se quedo mirando al perro hasta que se perdió de su vista, luego se retiro de la ventana y se sentó en la cama

Allí fue que se dio cuenta que su entrepierna estaba mojada, inmediatamente se sintió culpable!!! no podía ser que sintiera eso por un perro

Que clase de degenerada era!!! Sin duda el diablo se había apoderado de ella ¡!

Se dirigió rápidamente al baño, necesitaba bañarse, necesitaba limpiar su cuerpo y su mente de esos pensamientos demoniacos…

II

Al día siguiente Zarai fue a trabajar como de costumbre a la biblioteca, su trabajo consistía en ordenar los libros que devolvían los lectores de un día para otro.

El edificio del lugar era deprimente no tanto por antiguo como por descuidado, era de comienzos de siglo con techos exageradamente altos y con telarañas por las esquinas. De un color amarillento sucio que debió conocer mejores épocas.

Los estantes de madera eran enormes y pesados, los cuales fácilmente se llenaban de polvo y bichos

El baño era oscuro, tenia poca ventilación, los servicios de ser blancos habían pasado a ser cremas, el piso era de mármol pero difícilmente se distinguía su color original, por añadidura olía mal, por mas esfuerzos realizados había echado cuanto desinfectante encontró en el supermercado, el olor a orín se mantenía firme a sus sentidos.

Ese día como de costumbre sobre el final de la tarde, se sentó a leer algún libro de poesía, Becker, Machado, algo de Shakespeare versión inglesa, eran sus lecturas favoritas

El libro en sus manos era de Pablo Neruda "Alturas de Macchu Picchu " solo le faltaba una hoja la cual devoro rápidamente, se quedo sentada absorta por un momento, el libro era sin duda de una belleza extraordinaria.

Salió de sí y trepo al estante de siempre a buscar otro libro, ella prefería buscar así sin ver él catalogo, le parecía más interesante sorprenderse con los libros en sus manos, que los meros títulos en las fichas de búsqueda.

Encontró poesía de Alfredo de Mussart, Cesar Vallejo, Manrique, etc., había un libro cubierto con papel de periódico y que no mostraba ninguna seña del contenido del mismo, no recordaba haberlo visto antes, esto le pareció más interesante aun, lo cogió y bajo con él, seria su sorpresa del día, penso.

Se sentó al fondo de la biblioteca en la mesa grande que servia para ordenar los libros antes de guardarlos.

Cuando abrió el libro casi se cae de espaldas, se llamaba "Aberraciones sexuales" y estaba escrito por un tal Dr. Gremontre.

Cerro el libro de golpe y miro hacia uno y otro lado como si cien pares de ojos la estuvieran observando, su rostro le quemaba estaba de color escarlata

Dios mío, penso, si alguien me viera con este Libro. Probablemente me despedirían y mis padres me castigarían.

Su primera intención fue devolverlo al mismo sitio donde lo encontró, pero algo la hizo mantenerse sentada mirando aquel libro cerrado.

Pronto una mano temblorosa -qué se le antojo no era la suya- se poso en el libro y lentamente lo fue abriendo, ahí estaba aquel titulo indecente señalándola "Aberraciones Sexuales" el año de edición era 1901.

La mano aquella volteo la primera hoja, sus ojos miraban alternativamente al libro y al pasadizo cercano.

Indice

Introducción
I Que son las aberraciones sexuales
II Masturbación
III Homosexualismo
IV Lesbianismo
V Sadismo
VI Masoquismo
VII Prostitucion
VIII Ninfomania
IX Satirismo
X Necrofilia
XI Pedofilia
XII Gerontofilia
XIII Zoofilia
XIV Otras Desviaciones

Leyó la introducción, en ella se explicaba de manera somera cada uno de los términos, Masturbación Placer solitario, Homosexualismo entre hombres del mismo sexo, etc.
Casi al final Leyó. Zoofilia Sexo con Animales, su cuerpo todo empezó a temblar mientras aquella mano buscaba la pagina respectiva a la Zoofilia

El libro trataba el tema desde el punto de vista Histórico, hablaba de Leda y el cisne, de la princesa rusa y el toro, etc. sin abundar en detalles tan solo hacia mención de algunos casos conocidos, desarrollaba estadísticas sobre si se conocían mas casos de hombres o mujeres, y por supuesto con gran dosis de moralina, indicando como en el siglo XVII se habían quemado algunas mujeres sorprendidas en esta practica, acusadas de Brujerías y Pactos con el Diablo.
Indicando así mismo que las personas que eran atacadas por esta "enfermedad" debía ser recluidos en un Hospital para enfermos mentales

Todo esto lo leyó impávida, y siempre era "aquella" mano la que volteaba las paginas, El buen Dr. que escribía aquello sin embargo le reservaba una sorpresa al final, era una ilustración, parecía sacada de un antiguo Grabado Oriental

Se veía en ella como una dama regordeta era montada por un perro de gran tamaño, la mujer se encontraba a cuatro patas, exactamente como una perra, estaba vestida a la usanza oriental, hasta tenia un pequeño turbante, se había levantado la falda dejando al descubierto sus nalgas. El perro se encontraba sobre ella y le había introducido un buen pedazo de su miembro en la vagina.

La ilustración era por demás lujuriosa la expresión del rostro de la mujer era de éxtasis, la leyenda al pie decía "Zoofilia.- Mujer atormentada por Gran danés"- grabado del siglo XV

Zarai se quedo inmóvil (o al menos eso creía) observando aquella ilustración mientras que la mano aquella, posando el libro sobre la mesa, se introducía bajo sus faldas y le sobaba las piernas, su cuerpo tembloroso se dejaba manosear, fue subiendo lentamente hasta que rozo su sexo por sobre sus calzones.

Aquello fue demasiado, todo su cuerpo exploto en un sordo orgasmo que la recorrió de arriba abajo sin descanso, dejo caer medio cuerpo sobre la mesa, mientras sus piernas atrapaban entre sí aquella mano, como si no existiera nada mas en el mundo.

Cuanto tiempo estuvo en esa posición, no lo sabia, solo supo que al volver de su dulce letargo sintió su propia mano entre sus piernas, con los dedos pringados en sus jugos.

Volteo la cabeza hacia el corredor no alcanzo a ver a nadie, levanto su cabeza de la mesa sin terminar de entender que sucedió, ni como, pero al ver sobre la mesa aquel libro abierto mostrando la imagen zoofilica la hizo reaccionar.

Piensas solo en mañoserias, PUTA!!!

La voz de su padre sonó en su cabeza, se paro rápidamente y volteo a mirar detrás suyo, pero no había nadie

Piensas solo en mañoserias, PUTA!!!

La voz de su padre otra vez, pero esta vez venia del pasillo, volteo nuevamente, no había nadie.

Cada vez que sentía aquella frase se volvía asustada hacia algún rincón de la biblioteca, pero no había nadie

Su pensamiento fue ganado por el temor y remordimiento, se dejo caer sobre la silla mientras aquella voz la seguía martirizando

Se cubrió el rostro con las manos y se encogió sobre si misma, quería esconderse, quería abrir un hueco para poder huir, su mente y su cuerpo luchaban por salir de aquel acoso.

De pronto sin saber como su cuerpo se irguió de manera desafiante, mientras su mirada buscaba a alguien alrededor de ella. Solo los estantes repletos de libros la observaban, se acerco con gesto decidido hacia el pasadizo buscando a alguien o algo para enfrentar, la mirada firme, el pulso a mil por hora.

Se echo a reír, reía y reía sin poderse detener – no quería detenerse – por primera vez en todos sus años de vida se sintió libre, si libre, aquí en este sitio, en esta biblioteca sucia y mal oliente era libre. Por mas que su familia tratara de controlarla, no podían, NO PODIAN, era libre, libre para pensar, libre para leer lo que quisiera, libre para, para..

El reloj de Pared de la biblioteca marco las 5.00 p.m. sacándola de su ensimismamiento, vio el libro abierto sobre la mesa y fue corriendo a cerrarlo, trepo la escalerilla y lo dejo donde lo había encontrado.

Se compuso las ropas como pudo – sintiendo su propia humedad atrapada en sus calzones – cogió su pequeño bolso que servia de monedero, lonchera, y demás.

Se acerco a la puerta y asomando tan solo su cabeza se despidió del bibliotecario jefe, sin esperar respuesta continuo su camino, abrió la pesada puerta y salió a la calle.

El viento caía sobre su rostro refrescándola, normalmente cogía un bus que la trasladaba hasta su casa – a pesar que la distancia no era mayor a 10 cuadras – pero hoy quería caminar, quería prolongar el sentimiento de libertad que había experimentado en la biblioteca

Su mente estaba ganada por la nueva sensación de Libertad, tanto que sus impulsos sexuales que hasta ahora la habían dominado, habían pasado a segundo plano.

Conforme se iba acercando a su casa la sensación de libertad se iba perdiendo y otra vez la inseguridad y el temor la abordaban, su paso sé hacia cada vez mas corto como no queriendo llegar. , Tratando inútilmente de no regresar a su hogar.

Por fin llego a la esquina y envalentonada acelero el paso, sin darse cuenta que tras ella algo se acercaba mas y más, en la puerta misma fue alcanzada por Tony , el perro se acerco a ella olfateando, metiendo su hocico entre sus nalgas, buscando la fuente de aquel penetrante olor que lo había atraído hacia ella.

Trato de empujar al perro y seguir caminando pero era imposible el perro estaba como pegado a su objetivo.
Y olía con frenesí inusitado a través del vestido, esto la comenzó a excitar.

Recordó que luego del orgasmo en la Biblioteca no se había lavado, y que era su OLOR DE HEMBRA el que había alterado al perro, esto la excitó aun más. Estuvo forcejeando por unos eternos segundos con el Perro, hasta que por fin se logro Zafar de el y Rápidamente abrió la puerta de su casa y entro al recibidor.

Allí se quedo parada por unos minutos sintiendo su Corazón y sobre todo su Sexo latir de emoción.

Ya Dentro de su casa se dirigió a toda carrera a su habitación, al pasar por el dormitorio de sus padres sintió ruidos dentro y logro distinguir la voz de su madre

Así, …Así. papito mío …tómame … soy tuya

Esto la hizo acelerar el paso aun más, entro en su habitación y cerro la puerta rápidamente, pero sin hacer ruido.

Sin duda su padre debía haber llegado temprano a casa, ella ya conocía los ruidos del sexo entre sus progenitores – mas de una vez se había masturbado con ellos – solo lo inusual de la hora le llamo la atención.

Sin embargo Zarai no estaba para disquisiciones, suficientes emociones había vivido durante el día como para pensar en algo que no fuera ella misma.

Se sentó en la cama y se despojo del calzón levantando las piernas, su propio olor le llego nítidamente -con razón el perro se puso como loco- penso, el fuerte aroma era penetrante, se acerco la prenda a su rostro y se dejo caer sobre su lecho. Cerro los ojos y aspiro hondo sus propios efluvios, los cuales fueron subiendo por sus fosas nasales hasta coparle por completo el cerebro, en su mente aquel aroma se le antojo semejante al mar, sintió que la humedad de la prenda se trasladaba a su rostro, pero extrañamente no sintió rechazo, su mente estaba en otra dimensión.

Se veía a sí misma echada en el parque con Tomy entre sus piernas olisqueando y hurgando en su intimidad, y era su OLOR A HEMBRA el que lo atraía hacia ella

Sintió que algo suave hurgaba en su sexo y se le antojo que era la lengua de Tomy, que buscaba ya no solo su OLOR sino también su SABOR, SABOR DE HEMBRA penso..

Aquel sabor parecía encantarle a Tomy pues este empezó a frotar su lengua por su sexo, su rostro se empezó a mojar al igual que su sexo y sin pensarlo paso su lengua alrededor de su boca buscando la fuente desde donde brotaba aquel torrente de liquido que empezaba ya a empapar su rostro.

Su lengua alcanzo algo viscoso que se pegaba a sus labios y lo sintió, el Sabor era una mezcla de agridulce, con salado, y a Tony – O era ella – se la antojo el manjar más delicioso del mundo

Tony seguía lamiendo sin parar y ella tuvo casi inmediatamente un orgasmo que la hizo estremecerse, su boca se había convertido en su nuevo centro del placer, su clítoris y su sexo estallaban en líquidos cremosos, mientras su boca se relamía bañada en jugos.

Su Orgasmo Brutal. , como ninguno que había experimentado antes , sintió que su cuerpo se elevaba sobre la cama, su boca húmeda y golosa mordía y lamía todo lo que estaba a su alcance.

Al volver en si luego de interminables minutos, por fin abrió los ojos y encontró que algo cubría su rostro, se lo arranco con la mano, era su calzón embarrado de una mezcla de sus secreciones y su saliva.

Al Despegarse literalmente de su rostro, este había dejado una estela húmeda y pegajosa por toda su cara, busco a Tony, este no se encontraba en su habitación, se demoro un poco en descubrir que había sido su propia mano la que había reptado sobre su sexo como si fuera la lengua del perro.

Sintió su piel desnuda de la cintura para abajo …

Piensas solo en mañoserias, PUTA!! , la voz de su padre en su interior la asusto

Se levanto de la cama rápidamente y se apuro a echar su prenda en la ropa sucia, se acomodo el vestido mientras pensaba que podía ser descubierta ya que a esta hora llegaba su hermano de estudiar.

Abrió la puerta de su habitación y se dirigió al cuarto de baño, se desnudo y se dispuso a darse un baño, se baño pensando en tomy , en Antonio, en su propio olor y sabor.

Se seco rápidamente y se puso solamente el vestido sobre su cuerpo sin ninguna ropa interior, mañana quiero ir así a trabajar penso. …

Piensas solo en mañoserias, PUTA!! …,Pero ahora se sonrió, sonrío pensando que en la biblioteca se iba a masturbar hasta quedarse sin dedos.y volvio a reir. , sin querer su risa fue subiendo en intensidad, hasta hacerse completamente audible al exterior del cuarto de baño

Pronto su madre abrió la puerta..

De que te ríes de esa manera!!!! ….. Así se ríen las prostitutas de los burdeles.

Anda a tu habitación!!!!!

Al salir del baño se encontró con su hermano que parecía haberse despertado

Cuándo no!, La tontita generando problemas!,

Ella no le hizo caso, pero se extraño de no ver a su padre …

Mama en donde esta Papa???..Alcanzo a preguntar..

Cómo serás de bruta! …,le contesto Roberto

No sabes acaso que Papa llega mas tarde y se echo a reír, sin embargo del baño salió su Madre con una mueca de disgusto en el rostro y lo fulmino con la mirada haciéndolo callar.

Estas castigada en tu cuarto!!! No quiere verte el día de Hoy le grito

Ella se metió en su habitación se quito el vestido y se puso lentamente el pijama, aquel baño mas el trajín del día -léase orgasmos-la había relajado, sin mucho trabajo se quedo dormida hasta el amanecer…

Autor: jaimefran
[email protected]

шубы в греции

Busquedas entrantes: