Jugaba yo con 17 años con Maria una hija de unos amigos de mis padres, ellos se divertian en la cena con el vino las copas y su bla bla bla, y la niña quedaba a mi cargo, al principio me negue,pero luego vi en Maria algo mas, Maria tenia 10 años es morena y su silueta de niña empezaba a dibujar formas y curvas de un cuerpo adolescente eso me encendio.

Asi me la lleveba al cuarto y jugabamos a papa y mama, fue facil convencerla, incluso tenia una muñeca que la niña se sacaba debajo de su vestidito y decia que era su hija, esa fue la mia, le explique a la niña que para eso los papas y mamas tienen que estar juntos.Ella se lo tomo como un juego, asi empezo el asunto, tumbaba a la niña en el suelo encima de una colchoneta y le abria sus piernas, eran suaves y blancas como la leche, me ponia encima y me rozaba con ella, luego haciamos el numerito de que a Maria le salia la muñeca de su tripita.Llevabamos asi un par de fines de semana, cuando al realizar el “juego” ella se dolio de mi cinturon, entonces tuve la idea, me baje mi pantalon y me roze con sus braguitas solo con el calzon,aquello era diferente notaba sus braguitas en mi polla dura y a Maria no parecia importarle, sin mas me atrevi ha hacerlo,saque mi polla y la frote en sus braguitas directamenete, sentia su conchita atraves de sus braguitas, sus braguitas eran suaves y yo restregaba mi polla en sus muslos para sentir su piel calida,ese dia si que me corri entre sus muslos, las preguntas de Maria a aquel extraño liquido fueron muchas, pero le dije que si lo decia no jugariamos nunca mas.La niña guardo silencio, y yo vivi la peor semana de mi vida, estaba muy asustado.Tuuvo que ser Maria la que me pidiera de volver a jugar a papas y mamas, eso me dio confianza.Volivi con el juego, directamente en sus braguitas, me exitaba tanto, asi y con mi nueva confianza, le quite las braguitas a Maria, su coñito eataba hinchado, sus labios carnosos, la niña me miraba con cara de extrañeza, y le dije si queria jugar de verdad, asistio con la cabeza.Abri sus muslos y su conchita era rojita y olia a un olor dulce, cogi mi polla estaba tan exitado, la puse enmedio de sus labios vaginales y la mivi abajo y arriba, me corri al instante.El juego duro varios fines de semanas, no podia penetrarla tenia diez añitos, le hubiese reventado su coñito, por eso la gente que escribe fantasias de follar con niñas no lo han hecho nunca, yo se lo que digo,yo la tuve entre mis brazos, pero era furta prohibida.Llegue a su vagina de niña y alli paraba mi polla, en su entradita pequeña y delicada, alli la movia arriba abajo y alli me corria, pero jamas la penetre.

Busquedas entrantes: