Mientras trabajábamos en la oficina administrativa de una concesionaria de autos, fué surgiendo primero una amistad, luego una buena relación y al final se transformó con el tiempo en un amorío entre Mirta y yo. Mirta tenía un departamento en el centro de la ciudad, vivía sola, asique se convirtió en el lugar de nuestros encuentros románticos. Estos encuentros fueron subiendo de tono con el tiempo y uno de esos días y como consecuencia de que la había penetrado por el culo, ella para vengarse comenzó a introducir en el mio su dedo índice. La sensación de placer cada día era mayor, cosa que ella notó, y poco a poco se transformó en una parte importante de nuestra rutina sexual, al punto que con el tiempo comenzamos con el cambio de roles, ella se transformaba en Mario y yo en María Laura, su ropa en general me quedaba bien y hasta llegamos a comprar un kit de accesorios sexuales que tenía varias medidas de consoladores e incluso un arnés de sujeción que ella esgrimía con mucha soltura y habilidad.


Una mañana, sonó el interno de mi oficina y Mirta me gritó FELIZ CUMPLEAÑOS, ¿nos vemos esta noche?, a lo que respondí que no dado que lo pasaría con mi familia, y me resultaba imposible retirarme. Inmediatamente surgió ¿ y mañana ?, a lo que respondí, SI, NO HAY PROBLEMA. Bueno, entonces no encontramos 21:30 horas en casa me dijo, a lo que respondí afirmativamente.
Un dejo de curiosidad, me llevó a preguntar a que se debía tanto interés, la respuesta fue SORPRESA !!!!!!!, así que tuve que esperar al día siguiente a las 9 y media de la noche para puntualmente estar tocando el timbre de su departamento. Contestó por el portero eléctrico y me dijo SUBE.
Ya en su departamento del octavo piso, nos abrazamos, nos saludamos con un beso profundo y amoroso como siempre y me tomó de la mano y me llevó a su habitación. En ella sobre la cama, había dos cajas. Cuando las abrí la sorpresa fue mayúscula, en una había un conjunto de ropa interior erótica color rojo compuesto por corpiño, calzón tipo bikini, portaligas y medias al tono, mientras que en la otra un par de sandalias de mi número también rojas, ella por su parte había separado un baby doll transparente, una peluca color castaño, biyuterie, uñas y pestañas postizas y los productos de maquillaje necesarios.
Ahí fue cuando me dijo, DESNÚDATE, que tengo que empezar a transformarte, lo primero que hizo fue pasar una maquinita de afeitar sobre mis muslos y nalgas para eliminar todo tipo de bello, y luego sobre mi ingle, finalizado eso, comenzó la tarea de embellecimiento y posteriormente la de vestirme. cuando me vi frente al espejo, era casi una mujer, realmente lo parecía, los pocos detalles en realidad los conocía mas yo que los que la imagen devolvía. Ella me dijo ESTAS HERMOSA MARIA LAURA, y en verdad así era. Todo iba espectacular, hasta que sonó el timbre de su portero eléctrico, ¿quien es? pregunto, Yo no pude escuchar la respuesta.
Mirta me dijo: Vienen a traer un paquete que manda mi hermana, bajo a abrirle y en seguida vengo, enciérrate en la habitación y quédate mirando tele que enseguida vuelvo. Bueno contesté y me puse a mirar realsex por tv.
Al rato se abrió la puerta y se escucha otra voz aparte de la de Mirta, no sabía que pasaba, pensé que habían subido a buscar algo e inmediatamente se retiraba la visita, pero en cambio la puerta del dormitorio se abrió de par en par y apareció una hermosa mujer, alta, elegantísima, que me fue presentada como Alejandra.
Mirta dijo: Alejandra te presento a María Laura, se acercó me dio un beso en la mejilla, mientras yo no sabía donde esconderme. Mirta me comentó que Alejandra era travestí, y que juntas habían planeado hacerme este regalo de cumpleaños.
Mientras Alejandra se ponía cómoda, apareció el champán y la torta de cumpleaños, comenzamos con un brindis y poco a poco me fui soltando, hasta que Mirta, ya mas floja de ropas comenzó a besarme mientras Alejandra se iba desnudando hasta quedar en corpiño y bombacha.
Mirta me dijo, Maria Laura, quiero avisarte que Ale es travesti y además activa, asique mi regalo de cumpleaños es que debutes no con un consolador, sino con una poronga de verdad, por lo tanto, te vas a arrodillar, y empezar a chuparle la pija a ALE, cosa a la que accedí obediente, al ratito me tomaron de la mano y fuimos las tres a la habitación, besos de un lado, besos del otro, la ropa se fue quitando lentamente hasta que quedé solo con portaligas y medias, mientras me besaba apasionadamente con Alejandra, Mirta se fue retirando a un rincón oscuro de la habitación y comenzó a registrar con la cámara lo que ocurria sobre la cama.
Alejandra me hizo chupar su pija y como veía que me estaba pajeando, me preguntó ¿querés acabar ? a lo que contesté que si, entonces tomo su copa de champan, la sorbió de un trago y la puso bajo mi pija para que no se derramara nada. Apenas acabé me dió un beso en la boca y me dijo ahora toma toda tu lechita.
Era la primera vez que tragaba semen, no me pareció desagradable, a pesar que por el hecho de acabar, había disminuido algo mi calentura.
Seguimos con los besos, y Alejandra empezó a introducir su lengua en mi culo, y luego un dedo, mientras iba poniendo crema, tambien lograba la dilatación, a esa altura yo mamaba su poronga y ella ya llevaba tres dedos dentro mío, hasta que me acerco un profilactico y me dijo PONEMELO que eso que estas chupando, ahora te lo vas a comer por el culo.
Alejandra se colocó boca arriba y yo me arrodillé abierta de piernas, abri mis nalgas y comencé a bajar sobre su poronga hasta que hizo contacto con mi culo, a partir de alli segui presionando mientras se iba introduciendo lentamente. Cuando me dolía mucho paraba y esperaba que se adaptara. Pasados los primeros instantes, y luego de varios altos, llegue al fondo. Alejandra me paso las piernas para adelante y con sus manos abrio mis nalgas para que entrara totalmente.
Mientras tanto Mirta no perdia detalle con la filmadora.
A partir de ese momento me puso de espaldas, colocó un almohadon debajo de mi cintura, levanto mis piernas y me la metío de un solo impulso, pero debido a que mi esfinter ya estaba dilatado, entró casi sin dolor.
Debo confesar que fué espectacular, porque despues me hizo poner en cuatro patas, y tipo perrito me penetró durante largo rato, posteriormente me hizo recostar sobre la cama boca abajo, y mientras más me cogía, respiraba agitada sobre mi nuca y me decía, AHORA NO TENES ESCAPATORIA, TE HE ROTO EL CULO, ESTAS SINTIENDO MI PESO SOBRE TU CUERPO Y MI ALIENTO SOBRE TU NUCA, ASIQUE ESTÁS TOTALMENTE SOMETIDA.
Luego de eso, saco su pija de mi culo, retiro el profilactico y comenzó a pajearse cerca de mi boca para introducir su pija totalmente en el momento de acabar y llenarme de semen, mientras me decía TRAGALO TODO. Obedecí sin decir palabras y luego mientras le limpiaba su miembro con mi boca, me dijo que acabara sobre mi cuerpo.
Para ese instante Mirta estaba casi arriba nuestro con la cámara. No tuve mucha demora, en instantes el semen se derramó sobre mi pecho, y Alejandra comenzó a desparramarlo con sus manos.
Me levanté y tomé una ducha, recuperé la figura masculina, al salir, besé a Alejandra que ya se retiraba y aproveche para agradecer a Mirta todo lo que había preparado y yo había disfrutado.
Alejandra me dejó su teléfono y dirección, y me dijo que le llamar cuando quisiera charlar sobre lo que había pasado hoy, repetirlo o simplemente visitarla.
Con Mirta miramos parte de la filmación y quedamos para otro día verlo en detalle porque ya era tarde, pero eso formará parte de otro relato.
Espero vuestros comentarios
MARIA LAURA en la intimidad o CARLOS MARIO con otras personas

Autor: MARIA LAURA
[email protected]

Busquedas entrantes: