Esto pasa cuando uno no cierra la puerta.