Esta es el relato de mi encuentro con mi contadora hace apenas 2 semanas. Ella es mi contadora desde hace como 3 años, y recién hace 6 meses que empecé a observarla con otros ojos, bajo como 10 kilos y se convirtió en una mina muy cojible, pego un muy buen culo y sus tetas que se achicaron quedaron justas. No es muy linda -no quiero mentir-, pero desde ese momento me empezó a calentar mucho, no se porque, quizás porque hace tiempo que no esta con un tipo y la imagino permanentemente caliente.

La cosa es que ella viene una vez al mes a mi oficina (donde estoy solo) y hace las tareas respectivas. Las últimas veces le insinué bastante, pero a ella le agarro cagazo -me parece- y se fue rápido. Y aquí voy a esto que quiero relatar: toco el timbre a eso de las 2 de la tarde, un día caluroso de febrero en buenos aires y yo sin muchas ganas de hacer nada. Le abrí y la veo con un vestido muy de verano, bastante corto, rato en ella que siempre vestía muy ejecutivamente. Me encanto verla así, y se lo dije, ella por supuesto no se hizo cargo y paso a mi oficina. Hizo la tarea de siempre, le serví una cerveza bien fría, y una vez que termino nos pusimos a charlar parados bastante cerca uno del otro. Nos tomamos 2 vasos grandes cada uno y se ve que la efervescencia hizo mella, porque nos empezamos a cagar de risa y a tomarnos de las manos, de la cintura y a acercarnos y alejarnos permanentemente. Yo ya estaba a mil, estaba bastante descontrolado y muy caliente. Lleve la conversación a sus hombres, si había novedades y eso. Ella me contó que no, que no había nada nuevo y ahí me anime y le pregunte como hacia para sobrellevar tanta calentura. Eso fue el principio de todo: ella se cago de risa, y me contó que las mujeres tienen muchas formas de solucionar ese problema, me dijo que usaba juguetes y a veces le pedía a su mucama -una pendeja parece ser- que se los meta. Me confesó que le encantaba, que se recalentaba con eso, pero que no había dejado que la mina la tocase, solo meterle un consolador por la concha o hasta uno de dos puntas. Yo me volví loco, le dije que como nunca me había llamado a mi, que podía ayudarla con esas cosas, y ella me dijo que no, que era un tarado, que estaba de novio y que ella no quería nada mas con tipos ocupados. Ahí me calentó mas, me acerque, la tome de la cintura, y muy cerca le dije que ese era mi problema, que no se preocupara por eso, y mientras le fui acariciando los muslos, primero por arroba de su vestido y luego por adentro. Ella parecía paralizada, me decía que “no, javi no hagas boludeces, basta” y hacia cada vez menos resistencia. Yo vi la senda, y empecé a acariciar toda su pierna hasta su culo. Ella respiraba muy rápido, me tenia agarrado del cuello y me decía” no, please, no sigas”. “Te gusta le dije”, “basta, por favor javi, si me gusta, me encanta”. Y ahí nomás nos empezamos a comer la boca, muy zarpados, como comiéndonos literalmente. Ella me agarraba de la cara y me comía, increíble. No lo podía creer. La apreté contra un mueble alto que había y ella me metió una pierna por detrás, así que empezamos a frotarnos, mientras yo le chupaba las tetas por arriba del vestido y le tocaba la concha, que ya estaba muy húmeda. La cosa se acelero, se bajo el vestido y quedo en una tanga blanca, hermosa, y en corpiño. Le saque el corpiño, y le empecé a chupar esas tetas hermosas, ella gemía como loca y me decía:”sos increíble, seguí por favor javi, chupame toda” “hace tanto que no me chupan así”, yo estaba loco, le agarre una mano, se la puse en mi pija sobre mi jean y ella rápidamente, se separo, se puso de rodillas, me bajo el pantalón y me empezó a chupar la pija. Primero muy nervioso, muy aceleradamente, y después mas tranquila, mas profesional, me chupaba la pija, después los huevos y me tocaba el culo. Estaba a mil, me la puso re dura, sacaba la pija de su boca y me decía, me encanta tu pija, me haces sentir muy puta. Ahí me volví loco, la levante, la puse contra mi escritorio, le hice levantar el culo y le corrí la tanga, estaba mojadísima, le empecé a tocar la concha, tenia el clítoris muy hinchado de tanta calentura y la empecé a masturbar despacio, muy despacio. Ahí me pidio “por favor cojeme, meteme tu pija, bien adentro por favooooor”, y no aguante mas y me la empecé a cojer como loco, le metí la pija con su tanga puesta. Después de 5 minutos, le saque la tanga y le empece a chupar la concha hasta que acabo como loca. No se cuantas veces, pero ella gritaba como loca. Le tuve que decir que no grite más porque era un papelón. Así que cambiamos y se sentó en mi pija. Delicioso, le chupaba las tetas y nos comíamos de nuevo la boca. Acabe 2 veces. Estuvimos 2 horas cojiendo como locos, y el postre fue después de pegarse un baño en mi oficina, le pase la toalla y la vi desnuda, a la luz, y le decía lo puta que había sido, ella me confesó que hacia 6 meses que no cojia y que la había pasado genial, que se había calentado mucho con las puteadas que le decía yo, ahí mismo se me empezó a para de nuevo, y ella me la tocaba mientras me contaba esto, ahí le empecé a tocar la concha y nos empezamos a besar de nuevo pero en el baño. Nos calentamos de nuevo, la di vuelta y mirando al espejo se la empecé a meter de nuevo. Si, si, metemela de nuevo, que caliente me pones pendejo, como me gusta que me cojas” Yo le decía: te gusta putita, te gusta bebe, te quiero cojer cada vez que vengas acá” Si me decía, cojeme cuando quieras. Y de repente mientras gritaba, me dijo: “Haceme la cola por favor, metemela por el orto, no aguanto mas”. No lo podía creer, en esa misma posición, le puse saliva a su agujero y la apoye, despacio me decía, la fui metiendo. Era su primera vez, así que le dolía mucho, pero a mí no me importaba nada. La fui metiendo despacio, despacio y de repente, mientras ella gritaba de dolor, se la metí de prepo, todo adentro. Ella gritaba: hijo de puta me estas matando, sacamelaaaaaa. Y yo la puteaba: puta de mierda, te va a gustar, aguantate. Era increíble, nos reputeabamos. Ella para que se la saque y yo para que se caliente mas, La cosa es que ella termino pidiéndome mas y yo le dije que no aguantaba mas, que iba acabar. Así nomás, nos bañamos de nuevo juntos y ella se fue con una sonrisa en la boca, a una reunión en la AFIP. Me llamo hace 1 hora, mañana me dijo que tiene que buscar un formulario, y quiere que le ayude a perforar unas hojas. Me cague de risa, mañana tengo fiesta. Si quieren saber más, o están calientes y quieren pajearse por Chat, yo estoy al pie del cañón. Vivo caliente y con ganas de que me chupen la pija. Adiós hermosas mujeres. [email protected]

El Nene
[email protected]

Busquedas entrantes: