Hola mi nombre es Verónica, tengo 16 años soy delgada de piel blanca con el cabello castaño claro por los hombros, mido 1.66, mis senos son de tamaño normal no muy grandes pero tampoco chicos, pero eso sí bien paraditos, tengo una colita que enloquece a cualquiera redondita y paradita con buenas caderas.

El otro protagonista de esta historia es mi padre, el se llama Rafael, tiene 36 años y como dicen mis amigas y yo lo confirmo es un galán, mide 1.78, de contextura normal, tiene el pelo igual al mío.

Todo sucedió hace 6 meses, yo vivo con mi mamá pero mantengo una buena relación con mi papá, siempre lo visito y nos vamos de vacaciones juntos, faltando dos semanas para finalizar las clases, mi mamá me dijo que se tenia que ir a un congreso fuera del país y como iba a ir de vacaciones con mi papá tuve que recoger mis cosas y mudarme con él así que pasaría una larga temporada con mi papá (las 2 semanas de clases que faltaban y el mes que tenía de vacaciones que lo pasaríamos en la casa de playa del hermano de papá).

Llegué a casa de mi papá y me acomodé en el cuarto que siempre usaba, ya que vive en un apartamento pequeño que solo tiene la habitación principal con su baño y un pequeño cuarto donde esta una cama y también estaba su computadora, una cocinita abierta con una mesa pequeña para 4 personas, en realidad era bien pequeño pero siempre me había arreglado bien ahí.

Para ese tiempo yo estaba en el 4to. Año del colegio (uno antes de graduarme) y lo único que estábamos pendiente mis amigas y yo era en las fiestas, en lo poco que nos faltaba para graduarnos, que estudiaríamos y un tema que nunca faltaba y que me incomodaba a mi un poco era que teníamos que haber perdido la virginidad antes de entrar a la universidad y siempre esa conversación se volcaba en Clara y yo, que éramos las únicas vírgenes ya que las otras 4 de mi grupito de amigas ya no lo eran, Clara tenía novio y no tardo mucho en perderla pero yo no lo tenía pero si estaba muy intrigada de cómo sería eso, con los pocos chicos que tuve de novios nunca pasamos mas de unos besitos, todo lo que yo sabía lo había aprendido de mis amigas. El día que Clara nos contó como fue que sucedió todo con su novio yo ya tenía una semana en casa de papá, Clara se esmeró en contarlo todo con lujos y detalles, yo quede muy intrigada y ansiosa de saber cuando me tocaría a mi, esa tarde llegue a la casa y lo único que pensaba era en lo que me había contado mi amiga.

Me metí a bañar (en el baño del cuarto de papá porque es el único) y cuando salí envuelta en la toalla vi a mi papá como acaba de llegar del trabajo se estaba cambiando de ropa y salí justo cuando se estaba subiendo el short que usa en la casa y lo pude ver completamente desnudo.

Yo ya lo había visto en interiores pero totalmente desnudo no, se termino de subir el short y me saludo con un beso como siempre lo hace, yo fui a mi cuarto a vestirme, me puse un short y una franela como siempre estaba en casa. En la noche cuando me acosté para dormirme vino a mi mente la desnudez de mi padre, ya que era la primera vez que veía así a un hombre y después de toda las conversaciones que tuve en el colegio no lo podía sacar de mi mente.

A partir de ese día comencé a ver a papá como un hombre normal y corriente, cosa que ayudaba su atractivo que me estaba volviendo loca, como la computadora estaba en mi cuarto comencé a buscar paginas de relatos entre padres e hijas, cada vez que los leía me imaginaba que era yo con él y me planteé ver si podía lograr algo con él, ya que como no tenía novia estaba tan solo como yo.

Ya habían terminado las clases y nos íbamos de vacaciones en una semana a pasar las dos semanas que faltaban en la casa de playa. Yo me iba a pasar todo el día en casa esperando a que llegara papá del trabajo para atenderlo, cuando llegó yo lo esperaba en pantaletas y una franela como también suelo estar en casa si hace mucho calor y él estaba acostumbrado a verme así, quería ver si el era capaz de verme de otra manera así como yo lo veía a él. No perdía oportunidad para que en descuido mío por supuesto intencionalmente él me viera cualquier parte de mi cuerpo, comencé a cambiarme con la puerta abierta, cuando estaba en la casa nunca me ponía sujetador y me ponía franelas grandes, casi siempre eran de él y me inclinaba para que viera mis pechos, comencé a notar que ya se empezaba a fijar en mi, siempre que él salía del baño yo estaba acostada en su cama viendo tele y comenzó a vestirse delante de mí, un día en que salí un rato cuando llegué, estaba trabajando en la computadora y me dijo que si quería durmiera en su cama que tenía que hacer un trabajo hasta tarde, yo le dije que no importaba que estaba tan cansada que en lo que me acostara me iba a dormir rápido y dándole la espalda pero viendo por el espejo que esta en el cuarto me comencé a quitar la ropa para ponerme la pijama y vi que me miraba disimuladamente, primero me baje el pantalón dejando ver la panty hilo que estaba usando, luego me quite la camisa y el brasier y me puse el camisón sin mangas que usaba para dormir, le di un beso de buenas noches y como estaba sentado y yo de pie al inclinarme vi como me vio mis tetas que se asomaban por el holgado camisón. Me acosté y la media hora de hacerme la dormida me comencé a desarropar un poco, dejando la sábana a la altura de mi cintura no sin antes haber bajado uno de mis tirantes y dejar que se viera mi seno, como de vez en cuando entre abría los ojos pude ver que papá me estaba viendo muy concentrado mi teta, pero yo seguía durmiendo como un bebe, el estuvo como una hora más y antes de apagar la luz para irse a dormir, se acercó a mi y diciendo ya mi Vero se está convirtiendo en una hermosa mujer me acomodó el tirante para así tapar mi teta, me arropó y se fue a su cuarto a dormir, yo al oír eso me emocioné al saber que le parecía una mujer y no una niña.

Pasaron los días y yo seguía mostrándome a mi papá hasta que llego el día de irnos a la playa, cuando llegamos vimos que mi tío no nos había dicho estaba remodelando la casa y solo se podía dormir en su cuarto, cosa que no nos importó, al contrario a mí me pareció estupendo, ya que dormiríamos en la misma cama, arreglamos todas las cosas y como el viaje era largo y llegamos tarde en la noche nos acostamos después de comernos algo, para así aprovechar desde temprano el día en la playa.

Cuando nos despertamos nos arreglamos y después de comer hicimos la cava y fuimos a la playa que esta enfrente de la casa, yo me había puesto un traje de baño nuevo bien pequeño que había comprado para exhibírselo a papá, me puse a tomar sol y como hacía un solazo implacable le dije a mi papá que me sirviera algo de tomar para refrescarme, me ofreció un refresco o si quería una cuba libre como la de él, por supuesto que opte por el ron, yo no estaba acostumbrada a beber mucho pero ya me estaba empezando a gustar uno que otro traguito, ya al final de la tarde estaba prendidita y nos fuimos a la casa para cenar, mientras hacíamos la comida yo le decía que me preparara otro trago y el me acompañaba con uno, cenamos y yo me metí a la ducha.

Me puse una franelilla de él sin mangas y las pantys, como a las 9 ya estaba bastante rascada y le dije que me iba a acostar, el me dijo yo también estoy mareado me baño y me acuesto, mientras él lo hacía yo me acosté y como tardo como 15 minutos yo me hice la dormida, cuando salió del baño yo estaba acostada sin arropar con las piernas medio que dejaba ver mi panty y con un tirante abajo mostrando medio pezón, sentí cuando se sentó en la cama y dijo Vero como que tomo mas de la cuenta y creo que yo también, que bella esta y se recostó a mi lado, me acariciaba el pelo, yo sentía su respiración muy cerca y comenzó a bajar su mano de mi cabeza y tocaba mi cara, el seguía hablando que lo podía escuchar, que bella su tetica hace tiempo que no estoy con ninguna mujer (yo creí que se iba a cumplir lo que más deseaba) pero el solo seguía comentando que rico se le ve ese pezón rozadito pero después de cinco minutos me arropo, apagó la luz y se acostó a mi lado, no podía creer que no hubiese seguido así que estaba dispuesta a hacer algo para que ocurriera algo, espere otro ratito y me di media vuelta dándole la espalda a él pero pegando mi trasero a su costado, él ya estaba dormido pero como reflejo se dio media vuelta y se puso en la misma posición que yo, así que me apreté mas hacia él hasta sentir que su paquete chocaba con mi colita, luego me puso su brazo en las costillas, yo sabía que dormía así que cuidadosamente levanté mi franelilla un poco y me acurruque mas y le terminé de bajar su brazo para descansarlo en mi estómago en la raíz donde nacen mis pechos, con la sabana por la cintura volví a ponerme un poco boca arriba pero como estaba muy cerca de él, se medio despertó y se percato de donde estaba su brazo yo me hacía la dormida y me comenzó a acariciar la barriga como para que me profundizara pero sin bajarme la franelilla, la dejo como estaba y me rozaba la raíz de mis senos, me volví a poner dándole la espalda pero esta vez fue él el que se acurruco y me recostó su paquete en mi colita y me seguía tocando la barriga, yo al sentir esto me apreté mas hacia él, en ese momento su tibia mano empezó a subir tímidamente y me pasaba dos dedos por el canal entre mis pechos y sentía que se me iba a salir el corazón, ya estaba pasando lo que quería, luego se atrevió a tocarme un seno y sintió mi parado pezón, estaban como rocas, ya perdiendo el miedo me agarraba con más confianza y yo sentía que su paquete empezaba a crecer en mi trasero, así que me apretaba mas para sentirlo mejor, en ese momento el se dio cuenta de que yo solté un gemido al sentir que me pellizcó el pezón y dijo: Vero?, yo le dije no pares lo que estas haciendo, él me dijo y estas despierta? Yo le dije nunca he estado dormida y deseo esto tanto como tu y me volteé para buscar su boca y fundirnos en un beso, le dije que quería ser de él y me comenzó a tocar y a besar todo el cuerpo, me quite la poca ropa que tenía y me le monte encima para besarlo, luego el dando media vuelta me acostó en la cama para dedicarse a chuparme por primera vez mi virginal coñito y yo empezar a gemir del placer que me causaba y así llegar a el primer orgasmo de mi vida, cuando acabó, le bajé el short y su pene saltó como un resorte el cual lo metí de una en mi boca para hacerle un chupada hasta que me llenara la garganta de leche.

Al terminar me dijo cuanto me quería y deseaba y abriendo mis piernas me comenzó a penetrar yo me quejaba al sentir su miembro tan grande y grueso que desgarraba mi himen pero le decía que no parara, cuando lo metió por completo comenzamos a movernos sincrónicamente para que su explosión llenara mi interior de leche y ser desvirgada por el hombre que mas amaba.

Ya estaba amaneciendo y nosotros seguíamos disfrutando del sexo hasta que a la quinta eyaculación de mi papa le dije que no podía mas por ahora y nos dormimos abrazados, como a las 5 de la tarde me desperté al sentir que me estaban chupando el clítoris. No me había terminado de despertar cundo me propuso hacerlo otra vez y no perdí la oportunidad.

Pasamos el resto de las vacaciones haciendo el amor a cualquier hora y sitio, en la playa, en la casa, en el carro, de todas las maneras.

Cuando terminaron las vacaciones que volví a clases, les conté a mis amigas que ya no era virgen pero les dije que había sido un muchacho que conocí en la playa durante las vacaciones. Ahora visito a papá con mas frecuencia que antes, casi a diario después de clases.

Busquedas entrantes: