No recuerdo exactamente cuando comenzo
todo. Yo deberia de tener unos 16 años. Mi descubrimiento de sexo,
de mi propio sexo ya habia comenzado, aunque no con mucha fuerza. Pero
EL fue quien acelero todo el proceso. Y quien es EL?. EL es el novio de
mi hermana mayor.

Somos tres hermanas, yo soy la mediana
y mi hermana mayor me saca 4 años y yo saco 2 a la pequeña.
Vivimos en un barrio medio de Madrid. Mi juventud ha sido normal, estudios,
amigos, quizas he salido poco y no he visto demasiado mundo, pero esa es
otra historia. Hasta que le conoci a él, los chicos me habian interesado
más bien poco y del sexo sabia lo justo lo que lees por ahí
y lo que te cuentan, es decir poco y mal.

Mi cuerpo si que lo habia descubierto
ya, como creo que pasa a todas las adolescentes. De manera casual poco
a poco vas sintiendo curiosidad por tus partes intimas, en la ducha y sobre
todo en la cama. Casi como por casualidad me empeze a acariciar y viendo
lo bien que estaba eso, seguia y seguia, hasta que tuve mi primer orgasmo.
Esto seria aproximadamente a los 14 años y fue un poco fuerte porque
yo dormia con mi hermana pequeña y la primera vez pegue un buen
grito y me hermana se desperto.

Sin embargo tampoco me tocaba a
menudo, a lo mejor en una dia lo hacia un par de veces, como que pasaban
semanas y no lo hacia. Poco a poco fui descubriendo mi cuerpo, las parte
de él que más placer se producian, como acelerar el orgasmo,
como retrasarlo. La verdad es que a veces me pasaba horas acariciandome,
pero es casi más por conocer hasta donde podia llegar que por el
placer en si mismo. Sin embargo solo me tocaba mis partes, es decir los
labios, el clitoris, la entrada de la vagina, pero nunca llegue a meterme
un dedo ni nada por el estilo, eso era demasiado.

En estas circunstancias fue cuando
le conoci a EL. Recuerdo perfectamente cuando le conoci. Fue en la estacion
de Cercanias de Renfe. Yo venia de comprarme ropa del centro y me encontre
a mi hermana y su novio sentados en una banco de la Renfe. Cuando me dio
un beso en la mejilla, senti un escalofrio por todo el cuerpo. Estuvimos
hablando un poco, me parecio simpatico y guapo, pero yo habia sentido algo
más. No se que era en ese momento, pero esa noche en la cama, pensando
en él me excite mucho, me moje las braguitas enteras y por primera
vez me toque pensando en él.

A partir de entonces le veia más,
en la Renfe, en el portal de mi casa, por el barrio, siempre con mi hermana.
Mi pasión, mi obsesión con él seguia creciendo. No
sabia porque, pero me sentia atraida hacia él, pero ademas en el
sentido más sexual de la atracción. Me masturbaba a diario
pensando en él, en las cosas que podia hacerme. De masturbarme ocasionalmente,
pase a hasta 2, 3 y más veces al dia. Sentia un deseo, casi una
obsesion. Tampoco fue una cosa de la noche a la mañana, poco a poco,
como cada vez le veia más fue creciendo mi pasion, era algo progresivo
pero clarisimo. Por EL de ser una chica con una actividad sexual normal,
pase a convertirme en una obsesa, solo pensaba en estar sola y tocarme
y a veces no podia ni esperar.

Llego a ocurrirme de estar en el
Metro y entrarme una calentura tremenda y tener que irme a un vagon vacio
y alli bajarme un poquito la cremallera del pantalon meterme los dedos
por dentro de las bragas y acariciarme el botoncito del clitoris hasta
correrme. No tardaba mucho solia esperar hasta estar totalmente humeda
y entonces cuando me tocaba en 1 minuto ya me habia ido. Esto me paso varias
veces, pero tambien por ejemplo me paso en tiendas de ropa en los probadores
cuando me metia y me desnudaba me entraban ganas de tocarme y asi lo hacia,
incluso con mar ganas debido al morbo de pensar que afuera habia gente
si enterarse de lo que hacia. Mi problema es que cuando me estoy tocando
jadeo y grito mucho, por lo que en estas circunstancia tenia que controlarme
o incluso como en los probadores meterme algo de ropa en la boca para que
no se me oyera.

En esta epoca tambien me masturbe
en los servicios de mi universidad, porque lo que me pasaba es que en esas
clases aburrida se me iba la cabeza y solo pensaba en EL y en el sexo y
me entraban unas ganas de tocarme locas y esperaba hasta el descanso para
irme a los servicios bajarme los pantalones y la bragas y de pie tocarme
salvajemente. Igual lo hice en servicios de bares, pub y discotecas, aunque
en la universidad me paso mucho. Otro obsesion que me dio es que como me
ponia empapada en cualquier parte tenia la idea de que como yo suelto mucho
flujo huele muy fuerte a mujer y pensaba que la gente se iba a dar cuenta
de lo que me pasaba. Y cierta razon tenia, porque por ejemplo, una vez
me calente mucho en la Renfe y la chica que estaba enfrente mio me miro
justo cuando empece a desprender ese olor a mujer excitada tan caracteristico.
Incluso intui una sonrisa de complicidad en su cara. Esto me paso varias
veces, casi siempre con mujeres que estan más acostumbradas a ese
olor pero incluso con algun hombre, lo cual me daba más verguenza.

Mientras tanto seguia viendo a EL
bastante, lo cual me gustaba porque mantenia viva en mi esa pasion. Sin
embargo, la obsesion de los primeros meses paso, pero seguia masturbandome
a diario y haciendolo pensando en él.

Busquedas entrantes: