Era viernes y esperaba ansiosa poder salir temprano para llegar a mi departamento
y relajarme del trabajo. Habia sido una semana horrible, mi jefe me habia pedido
que revisara unos archiveros para encontrar unas facturas y este trabajo me
parecia tedioso. Ese día justo al dar las cuatro de la tarde mi jefe me llamó a su despacho
y me encargó que revisara todos los archivos electrónicos de la compañia pues
les harian una auditoria y tenian que tener todo en orden. Por lo tanto tuve que
quedarme horas extras sola en la oficina. Javier el ultimo en salir me dejo la
llave y me dijo que cerrara bien las puertas para mayor seguridad. La oficina estaba
en el segundo piso y mi cubiculo constaba de una computadora y una silla de oficina
con respaldo ajustable. Me quede sola en la oficina mirando la pantalla de la
computadora. Pensaba todo el trabajo que me esperaba, asi que comenzé a trabajar
de inmediato. Siempre que hago un trabajo acostumbro a conectarme en el messenger
para chatear con mis cyber amigos y en aquella ocasión hize lo mismo y puse algo
de música para relajarme un poco y no sentirme tan sola.

La computadora tenia
una camara web integrada y siempre la prendia enfocandola a mi rostro para
chatear.Puse algo de música pop y me acomoé en la silla. Estuve tecleando, buscando
archivos hasta que un mensaje en el messenger apareció de pronto, era un desconocido
llamado rapperboy78 que intentaba agregarse a la lista de mis contactos. Comenzamos
con las clásicas preguntas sobre mi nombre, mi edad, mis pasatiempos y después
la platica se centro en el tema del sexo. Casi todos todos los hombres terminan
hablando de sexo po lo que no me extrañó la platica. Seguía realizando mi trabajo
y chateando con este misterioso cyber personaje. Me pregunto si tenia novio y si
habia tenido alguna vez cybersexo, yo había oido hablar de gente que tenia relaciones
por internet pero nunca me imagine que terminaria haciendolo con un individuo que
estaba a kilómetros de distancia de donde yo me encontraba. El me preguntó si me
gustaria experimentar una relación sexual a distancia y le respondi que si más
por curiosidad que por deseo en ese momento. Empezó a describirme todo como
si estuviera a mi lado y leyendo todo esto empezé a sentir un calor que me recorria
todo el cuerpo, no me habia dado cuenta que me estaba excitando con la platica
del desconocido. Mis piernas se sentian tibias, llevaba una falda negra corta y una
blusa del mismo color, encima una chaqueta verde y mi tanga se empezaba a humedecer.
Para excitarlo más enfoque la camara de manera que pudiera ver mis piernas. Yo podia
ver que el se desnudó sin que yo se lo pidiera y ahora podía ver como se agarraba
su miembro y se masturbaba. Era un pene enorme y al estarlo viendo me calente más,
lentamente subia mi falda dejandolo ver la totalidad de mis piernas y después me
quite la blusa quedando solamente en brasiere. En esos momentos ya no me daba miedo
de que alguien pudiera llegar de repente, ademas si sucediera podria oir y tener
tiempo de volverme a vestir. Mi cyber pareja me pidió que me masturbara para el,
asi que no lo hize esperar y enfoque la camara para que pudiera ver como me quitaba
la falda, me coloque dandole la espalda y me agache sin doblar las rodillas lentamente
a propósito quitandome la falda para darle una buena vista de mi diminuta tanga.
El tipo me dijo que ya no aguantaba más y que necesitaba verme tener un orgasmo,
entonces me sente de nuevo colocando los pies arriba del escritorio de la computadora
y doblando un poco mis piernas para poder darle una vista de mi vagina. Hize a un
lado mi tanga y con mi otra mano empeze a mover lentamente el dedo indice por
encima de mi clítoris. Cada vez más rápido, y el tambien sacudia su miembro más
rápido llevando un ritmo más lento que yo para no venirse. Incliné mi cabeza hacia
atrás y continué masturbandome, a veces metiendo un poco mi dedo, hasta que senti
que me iba a correr, meti todo el dedo indice dentro de mi y explote en un orgasmo
que me hizo sacudirme violentamente y casi me caigo de la silla. Después al voltear a
la pantalla vi como su miembro estaba escurriendo de semen y se hacia poco a poco
flácido. Estuve unos minutos sentada con las piernas abiertas y mis pies sobre
el escritorio de la computadora reponiendome de mi orgasmo. Rapidamente me vesti,
apague la camara y agradeci a mi cyber amante, lo agregue a la lista de mis contactos
y segui haciendo mi trabajo. Segui platicando con él hasta que termine mi trabajo.
Al otro día todos me miraban ,no podian creer que después de tanto trabajo
se me veia una cara de satisfacción He seguido teniendo cyber encuentros con él,
ahora ya es costumbre que todos los viernes se me atrase el trabajo y me quede
a terminarlo.

Busquedas entrantes: