Todo empezó cuando mi mamá y mi papá se separaron, mi madre quedó con necesidad de sexo, de que la atendieran…

Sólo les diré que tengo 17 años, soy hijo único y que mi primera vez fue con mi mamá.

Ya tenían 2 meses de separados, sin vivir en la misma casa. Y se empezó a notar la necesidad de una buena verga para mi mamá. Lo intuí porque mi mamá se quedaba en las noches viendo el canal porno y masturbandose, chupándose los dedos.

Cuando le vi la primera vez, ella no se dio cuenta, porque yo había entrado al baño de su cuarto a mear, y entró, no quise hacer ruido, esperaría o algo porque a ella no le gusta que yo entre a su cuarto sin que le diga, ahora entendería por qué…

Ella encendió el televisor y puso el canal porno que tenemos, que a veces yo también he visto, cuando me asomé sin hacer ruido, mi mamá estaba desnuda en la cama y masturbándose, al ver eso la verga se me puso dura como de acero y no pude evitar masturbarme ahí solito, tenía que hacer algo para que mi mamá no se sintiera así y también apagar el fuego de mi verga.

Hice mis planes… pensé en como “seducirla” como hijo y de ahí cojérmela.

Un día en la mañana me metí a bañar tenía todo planeado, ella me llamó a desayunar y yo salí en toalla del baño, me imaginé la escena que había visto unos días antes y la verga se me paró igual que esa noche. Así que mi madre vio el bulto bajo la toalla, cuando iba caminando hacia allá se hizo la que no vio, pasé por detras de ella para que sintiera esa verga que ella misma había puesto dura y me detuvo me la agarró por encima de la toalla y me la jaló, me empezó a besar, yo no lo podía creer que mi mamá anduviera tan necesitada de sexo que no necesitó nada más, le agarré las tetas y le saqué la playera que traía, anque mi mamá ya tiene sus cuarenta y tantos años no está nada mal porque siempre ha hecho ejercicio y se mantiene sana y en forma, con un culo y unas tetas que no cualquiera de su edad o más joven tiene, le empecé a mamar una, para ese entonces yo ya estaba sin toalla y ella tenía los pantalones hasta los tobillos, la desnude toda déndole besoso en todo el cuerpo, no sabía bien que hacer, todo lo hacía por instinto sólo me había fajado a chavas de mi edad, pero esta era una mujerona con experiencia.

Ya desnudos le metí un dedo en la panocha, la tiene tan rica, peluda y esa vez la tenía empapada en sus líquidos. Le metía y sacaba los dedos lo más rápido que podía, yo estaba muy excitado y trataba de no venirme para cojermela sabroso.

Le saqué los dedos y me calmé un poco, le dije que pusiera las manos sobre la mesa para que me quedara su culo frente a mi, y me agarré la verga y se la puse en el agujero del culo, primero le metí la cabeza, me decía:

“Métemela toda! toda!”

Yo no aguanté más y se la ensarté toda de una vez y se vino, los mecos le recorrían las piernas bien rico, ahí me estuve meneando un rato metiendo y sacando hasta que ya no aguanté, le tenía que meter mi verga peluda, por la panocha exquisita llena de pelos y que se nos enmarañaran

Se la saqué, sólo se escuchaban jadeos de parte de los dos, no aguanté y le dije:

-Quieres que te pinche puta?!

Me sorpredió lo que yo mismo había dicho, ella me contestó:

-Sí cojeme, párteme en dos!!!!
-Te voy a meter la verga, la vas a sentir caliente y dura.
-Sí métemela hasta el fondo, CÓJEME!

Hice lo que me pidió, se la metía y se la volvía a sacar toda, se la metía con todas mis fuerzas mientras le apretaba las tetas y le jalaba los pezones.

-Cójeme!!! ME ENCANTA LA VERGA DURA QUE TIENES HIJITO!!!
-Te voy a cojer como mi papá no pudo
-Siiiii metemela TODAAA!

Empecé a Metérsela por la panocha y por el culo alternando entre cada agujero, cuando había hecho eso 5 o 6 veces ella se volvió a venir, se la saqué, me senté en una silla y ella me la empezó a mamar.

-Te la voy a arrancar, hijito.
-MÁMAMELA, PUTA!!! CÓMETE TODA MI VERGA!!

Yo estaba demasiado excitado, me la chupo todo lo que pudo hasta que me vine y se tragó todo mi semen caliente.

Todavía la tenía yo bien parada y le dije que se sentara en mi verga para cojérmela sentada, obedeció y se sento, de espaldas a mi.

Empezó a subir y bajar como lo hacen las putas en los tubos, me estaba volviendo loco, después se puso frente a mi y me la cojí de frente así como estabamos sentados.

-Muévete puta bartata!!!
-Así papi?!! te gusta como me muevo?
-Sí muevete, sube y baja, te quiero bien mojada!!!

Estaba por venirme, le saqué la verga, la tiré en la mesa, me subí y me vine en sus hermosas y redondas tetas y ahí nos quedamos tirados en la mesa un rato reponiéndonos de lo sucedido.

Nos fuimos a bañar juntos.

Después de eso, mi madre y yo seguimos teniendo sexo muy seguido, cada uno para desahogarnos y sentir el placer máximo.

La que me quiera escribir, aquí les dejo mi correo.

Saludos y vergazos en la panocha para las nenas lindas.

mecho_rbd@hotmail.com

Busquedas entrantes: