Las autoridades Colombianas intentan dar con el paradero de Álvaro Gámez Torres, líder de la congregación Evangélica Ministerio Apostólico Salem, quien es investigado por el abuso sexual de al menos 27 mujeres, la mayoría de ellas menores de edad, en el municipio de Pasto (Nariño).

La denuncia la hizo el argentino Héctor Navarro, presidente de la Red de Apoyo a Víctimas de Sectas, quien confirmó lo que desde hace días se sospechaba en la capital nariñense, y que desembocó en la huida de Gámez Torres bajo el argumento de que la guerrilla había infiltrado su iglesia y su casa.

Videos y fotografías, tomadas con cámaras ocultas puestas por el personal de la iglesia de Salem, serían las aberrantes pruebas en contra del falso “ungido por Dios”, como el pastor se autodenominaba.

El material audiovisual, en el que Gámez aparece teniendo relaciones sexuales simultáneas con dos adolescentes en el “cuarto de los niños” (como él lo nombró), fue entregado a las autoridades para su análisis y posibilitar la captura del líder de esta congregación, que cuenta con más de 4.000 seguidores en Pasto y 15.000 en el resto del país.

Busquedas entrantes: