Parte de la serie “Los amigos de mi hijo

Unos días después de aquello mi esposo había salido a tomar una cerveza con sus amigos, era jueves y yo estaba en casa con mi hijo Jorge que cada día estaba mas feliz, al parecer su relación con Sheila iba muy bien y ya eran “casi novios”, mi móvil comenzó a sonar, era Marcos.

“Que pasa puta, ¿te has olvidado de mi?”

“No es que…”

“Ni es que ni nada, me prometiste algo el otro día”

“Ahora no puede ser no puedo…”

“No me jodas, ¿donde esta tu marido?”

Pensé en mentir a Marcos, en decirle que mi esposo estaba allí en casa y que por eso no podía venir a follarme pero recordé lo que paso la única vez en que le había mentido así que le dije la verdad.

“Esta tomando algo con sus amigos”

“Genial, el capullo de tu hijo no esta conmigo así que tiene que estar por cojones en casa con su mama”

“Si, aquí esta pero…”

“En un rato estoy ahí”

No me dejo contestar a eso, ya había colgado, yo estaba aterrorizada, no sabia que hacer, no sabia lo que podía ocurrir, no quería que mi hijo descubriera todo aquello, seria un horror, le perdería para siempre a el y a su padre.

En menos de 15 minutos el telefonillo sonó, yo me levante, mi hijo estaba jugando a la consola.

“¿Si?”

“Ya sabes quien soy, abre”

Abrí a Marcos que desde luego tenía muchas ganas de humillarme follandome con mi hijo en casa y apenas había dejado tiempo ente nuestra conversación telefónica y su llegada a casa.

Antes de que llamara la puerta yo le abrí y Marcos entro en casa, no vio a Jorge en el salón así que me pregunto por el

“Esta en su cuarto jugando a la consola”

Entonces Marcos me beso, su lengua penetro en mi boca y me dio un largo beso del que solo me libero cuando escucho la voz de mi hijo

“MAMAAAAA, ¿QUIEN HA VENIDO?”

Por suerte mi hijo había gritado desde la habitación y no había visto lo que su amigo me estaba haciendo

“SOY YO CHAVAL” grito Marcos

Al momento mi hijo salio de la habitación y saludo a su amigo, se veía que mi hijo le tenía aprecio de verdad a Marcos

“Que pasa tío, ¿que haces aquí?”

“He venido a visitar a mi colega”

“Bien tío, vente a mi cuarto que estoy jugando a la consola”

“Vete tu que yo bebo un vaso de agua y voy para allá”

“Venga tío”

Cuando mi hijo volvió a su habitación Marcos me dio la mano y me llevo a la cocina

“Prepara algo porque no me voy a ir de aquí sin follarte”

“Pero como quieres que…”

“De momento me voy a llevar algo que no te va a hacer falta en unos momentos”

Marcos tiro del cinturón de la bata de verano que llevaba puesta y me la abrió, cuando lo hizo pudo ver que no llevaba sujetador pero si que llevaba bragas, se agacho y me las bajo, cuando me las saco por completo se las guardo en un bolsillo y salio de la cocina hacia la habitación de mi hijo.

Yo volví a abrocharme la bata que ahora era la única prenda que llevaba encima ya que debajo no tenia ni bragas ni sujetador, me fui al salón, podía escuchar como mi hijo y Marcos jugaban, yo no hacia mas que pensar en como podía salir de aquella situación, como conseguir poder estar con Marcos con mi hijo en casa, en que hora se me había ocurrido tamaña aberración.

Habían pasado 30 minutos desde la llegada de Marcos a casa y yo no tenia ni idea de cómo salir de aquella situación hasta que mi esposo me llamo y sin saberlo y para mi suerte y a la vez desgracia me dio la oportunidad que necesitaba.

“¿Dime cariño?”

“Maribel, no voy a ir para casa, me ha llamado el jefe y al parecer Eugenio se ha puesto malo y no va a poder ir a La Coruña a llevar un camión, me ha dicho que si podía ir yo y he aceptado, lo pagan bastante bien y es un viaje corto, mañana a la hora de la comida estoy en casa”

“Vale cariño, no te preocupes por nada, Jorge y yo nos quedamos en casa”

Y Marcos, pensé, que ha venido a follarse a tu mujer, pero claro eso no pude decirlo.

Cuando colgué me alegre por la noticia recibida, sabia que estaba mal pero era mi única oportunidad para salir de aquello una vez mas sin que mi hijo sufriera, me levante y fui al cuarto de mi hijo.

“Oye Marcos, ¿te apetecería quedarte a cenar y a dormir con Jorge esta noche?”

“¿De verdad mama?”

“Claro hijo, si Marcos quiere”

“Claro que quiero señora, me quedare a cenar y a dormir con mi buen amigo Jorge”

“Gracias mama, eres la mejor”

“Si, tienes una gran madre Jorge, muy simpática y abierta”

Lo de abierta el hijo de puta de Marcos lo decía con una sonrisa en los labios

“¿Y que vamos a cenar mama?”

“Lo que queráis”

“Sino es molestia, a mi me gustaría cenar salchichas, ¿a usted le gustan las salchichas?”

Eso último Marcos me lo pregunto mirándome y acariciándose el paquete

“Si, me gustan las salchichas, cenaremos salchichas y tortilla”

“Estupendo mama”

“Genial Maribel”

Prepare la cena y puse la mesa mientras mi hijo y Marcos seguían jugando a la consola en su habitación, cuando todo estuvo listo iba a ir a mi habitación a ponerme bragas, no quería estar cerca de Marcos durante la cena sin ellas pero antes de llegar me encontró en el pasillo a Marcos.

“¿Donde vas?”

“A mi dormitorio”

“¿A que?”

“Necesito una cosa”

“Dime que puta” me susurro al oído

“Unas bragas”

“De eso nada, vas a cenar sin bragas como a mi me gusta”

Me dio la vuelta y me dio un cachete en el culo sobre la bata

“VAMOS JORGE QUE YA ESTA LISTA LA CENA”

Nos sentamos en la mesa, yo trate de sentarme al lado contrario pero Marcos logro que mi hijo se sentara a un lado y el y yo al otro con la excusa de ayudarme a poner los platos de la cena.

Cuando nos sentamos mi hijo me pregunto

“¿Papa no viene a cenar?”

“No hijo, le ha salido un trabajo y vendrá mañana a la hora de comer”

“Joder, nunca esta en casa”

“No hables así Jorge, tu padre trabaja mucho para darte todos tus caprichos, además no te preocupes que hoy nos lo vamos a pasar bien nosotros” dijo Marcos que me miraba al comprender que la ausencia de mi esposo había propiciado todo y que era conmigo con quien se iba a divertir esa noche.

Durante la cena hablamos de tonterías, mi hijo nos hablo de Sheila, del equipo de fútbol, todo transcurrió con normalidad durante el primer plato pero cuando serví las salchichas nada mas sentarme pude notar como Marcos ponía su mano izquierda sobre mi muslo derecho y comenzaba a acariciarlo, yo comencé a ponerme nerviosa pero mantuve la compostura y seguí comiendo.

Pronto la mano de Marcos fue bajando hasta situarse en mi entrepierna y comenzar a acariciar mi pubis ausente de pelo, no dejaba de hablar con mi hijo en todo el rato hasta que metió uno de sus dedos dentro de mí haciéndome dar un respingo.

“¿Estas bien mama?”

“Si hijo, solo ha sido un escalofrió”

“Joder mama, ¿con el calor que hace tienes frió?”

“Es que la bata que lleva tu madre no abriga mucho” dijo Marcos a sabiendas que debajo de ella no llevaba nada.

Siempre que la cena se lo permitía Marcos hurgaba en mi coño con alguno de sus dedos, yo trataba en todo momento de mantener la compostura y cene rápido para levantarme a por el postre y poder librarme de los dedos de Marcos.

Cuando me senté con el postre la cosa no mejoro pero al menos no sentí sus dedos sobre mi, Marcos agarro mi mano derecha y la llevo hasta su polla que se encontraba debajo de la mesa, se la había sacado por encima del pantalón corto que llevaba y mi hijo no podía ver nada desde el otro lado, movió su mano con la mía sobre su polla para darme a entender que lo que buscaba era que yo le pajeara y cuando soltó mi mano yo continué moviendo su polla muy despacio y muerta de vergüenza por hacer eso delante de mi pobre hijo que no tenia ni idea de que su gran amigo estaba disfrutando de una paja echa por su madre.

Por suerte Marcos no quería correrse aun y volvió a coger mi mano y a dejarla sobre mi muslo, me acaricio el pubis sin meterme ningún dedo durante el resto de la cena.

Cuando terminamos mi hijo se fue a lavar y Marcos aprovecho para hablar conmigo

“He pensado que voy a ayudarte con el plan, que no te veo muy rápida, sino llega a ser por la casualidad de que a tu esposo le sale un curro no habrías pensado en nada, anda que si el cornudo supiera la de polla que le voy a meter hoy a su mujer seguro que no había aceptado el trabajo”

“¿Que vas a hacer?”

“Cuando venga tu hijo le vas a decir que como en su habitación solo hay una cama y como su padre no va a dormir hoy aquí es mejor que tu duermas en su habitación y el y yo en tu cuarto”

“Maldito seas”

Marcos me acerco hasta el y me metió un dedo en el coño con fuerza

“No vuelvas a hablarme así o te follo ahora mismo”

Solo me soltó cuando escucho abrirse la puerta del baño, cuando mi hijo entro en la cocina puse en marcha el plan de Marcos.

“Oye hijo he pensado que como tu padre no va a dormir hoy en casa seria una crueldad hacer dormir a Marcos en el sofá del salón con lo duro que es y en tu cuarto solo hay una cama así que yo puedo dormir en tu cuarto y ustedes en el mio”

“Si a Marcos no le molesta dormir conmigo” dijo el inocente de mi hijo

“Tranquilo Jorge, prometo respetarte esta noche”

“Jajaja que cachondo eres Marcos” (cachondo = gracioso en españa)

Si mi hijo supiera que ese amigo tan cachondo que tenia solo estaba esperando que se hiciera de noche para venir a follarse a su madre en su propia cama no le parecería tan buen amigo.

A eso de las 0:00 yo me fui a dormir, me despedí de mi hijo y de Marcos que seguían viendo la película en el salón y le di dos besos a cada uno, cuando se los di a Marcos el me susurro

“Duerme desnuda, así no tengo que perder tiempo”

No se como pude pero me quede dormida, lo supe cuando Marcos me despertó y al mirar el reloj de pared de la habitación de mi hijo pude ver que eran las 2:15 de la madrugada.

Marcos estaba desnudo frente a la cama de mi hijo, esta vez su polla aun estaba en reposo

“Joder con el idiota de tu hijo, pensaba que no se iba a dormir nunca, ya he visto el pestillo en la puerta, he cerrado para que nadie nos moleste esta noche”

Marcos agarro la sabana que cubría mi cuerpo y tiro fuertemente de ella echándola hacia atrás

“No vas a necesitar esto”

Mi cuerpo desnudo quedo expuesto nuevamente ante el amigo de mi hijo, mi cuerpo había sido visto por muchos hombres que no eran mi esposo en las ultimas semanas,

“Como me pones Maribel, mira, solo con mirarte esas tetas ya se me pone morcillona”

Era verdad, al mirar su pene pude ver que el monstruo comenzaba a despertar, Marcos se tumbo en la cama encima de mi, obviamente la cama de mi hijo era mas pequeña que una cama matrimonial y no estar pegados cuerpo con cuerpo era imposible.

Marcos me beso, ya estaba acostumbrada y deje que su lengua se entrelazara con la mía, cualquiera que nos hubiera visto en aquel momento habría pensado que se trataba de una madura y su joven amante desatando toda su pasión, evidentemente la cosa era muy distinta.

“Vamos a bajar a una de mis partes favoritas de ti”

El cuerpo de Marcos fue bajando mientras su lengua pasaba por mi barbilla, luego por mi cuello, mi pecho, hasta detenerse en mis pechos donde Marcos comenzó a chupar una de mis pezones provocando que este se pusiera duro al instante.

“Como me ponen estos pezones de puta que tienes”

Luego se lanzo a comerme las tetas sin más demora agarrando cada una de mis tetas y saboreando cada teta milímetro a milímetro, sabia que tenia todo el tiempo del mundo para gozar de mi cuerpo a su antojo.

“Te tenia que haber comido las tetas durante la cena delante de tu hijo”

Marcos siguió lamiendo mis tetas hasta que se harto, me las dejo completamente llenas de saliva y volvió a bajar, yo sabía perfectamente donde se dirigía.

Su lengua fue bajando por mi cintura, mi ombligo, mi cadera, cuando llego a mi pubis se detuvo, dejo sus manos en mis muslos y me pregunto.

“¿Te ha visto tu marido el tatuaje?”

“No, aun no”

“Joder, pues si que estabas necesitada de polla si tu marido aun no te ha visto el coño, bueno, el se lo pierde”

Cuando termino de hablar bajo su cabeza y enterró su cabeza en mi entrepierna, comenzó a lamer mi coño como si fuera un perro bebiendo de un tazón de agua, luego movía rápidamente su lengua para después moverla lentamente, cada vez mas despacio hasta dejarme su lengua dentro sin moverla, luego volvía a moverla rápidamente, yo tuve que ponerme la almohada de mi hijo en la cara para evitar que pudiera escuchar los gemidos que la lengua de su amigo me estaba arrancando.

Yo me contorsionaba al sentir la lengua de aquel cerdo dentro de mi cuerpo.

Cuando comenzó a dibujar letras con su lengua en mi clirotis al mismo tiempo que metía sus dedos dentro de mí no pude contenerme más y tuve un orgasmo que por suerte la almohada sobre mi cara ahogo el sonido.

“Esto si que es una buena cena, estaba como loco por comerte el coño desde que en la cena te he estado metiendo los dedos”

Cuando me recupere deje la almohada a un lado y le dije

“¿Como se te ha ocurrido que te masturbara en la cocina? ¿Y si nos pilla mi hijo?”

“A mi me la pela, nunca mejor dicho, que tu hijo nos pille, ese es tu problema”

Dio un par de lametones mas a mi clítoris que me hicieron estremecer al pensar que me iba a comer el coño nuevamente, se incorporo en la cama y se tumbo a mi lado

“Ahora trabaja tu”

“¿Qué prefieres?”

“¿De que?”

“Mano o boca”

“Jajajaja, creo que un 2×1”

Jamás en mi vida hubiera imaginado que algún día tendría a un amigo de mi hijo en su propia cama al que tuviera que preguntar si prefería que le hiciera una paja o una mamada, la vida es muy puta y da demasiadas vueltas, yo lo sabia bien.

Yo me incorpore, el se puso en el medio de la cama de mi hijo y yo entre sus piernas, cogi con mi mano su polla y comencé a menearla, pronto volvió a ponerse morcillota y después dura como una piedra, para entonces ya tenia que usar las dos manos si quería abarcar toda la polla de Marcos ya que con una mano me era imposible.

Pensé en mi hijo, en que se levantaba y entraba en su habitación descubriendo a su amigo desnudo sobre su cama y a su madre desnuda a sus pies haciéndole una paja monumental, pensé que así acabaría todo y por un segundo pensé que ojala mi hijo nos descubriera pero mi hijo no entro y esa idea pronto desapareció de mi mente.

Yo pronto redoble mi atención sobre Marcos y sobre su polla, mi mano derecha se movía sobre la dura polla del amigo de mi hijo mientras con la mano izquierda acariciaba y sostenía sus pelotas.

En ocasiones aumentaba el ritmo de la paja para después súbitamente detenerme e ir muy despacio

“Muy bien Maribel, te estas convirtiendo en una experta haciendo pajas”

Al tiempo que me decía eso Marcos cruzaba sus manos bajo su cabeza y me miraba disfrutando de la paja que le estaba haciendo en mi propia casa.

“Ahora chupamela un poco”

Yo mire el reloj, tan solo eran las 2:50, todavía quedaba mucha noche y estaba claro que Marcos lo sabia y lo iba a aprovechar.

Antes de metérmela en la boca me incline sobre Marcos y contemple la palpitante y completamente depilada polla que se mostraba ante mi, comencé a pasar mi lengua por todo aquel miembro que ya conocía tan bien de arriba abajo, deteniéndome en sus pelotas las cuales antes había estrujado y acariciado y ahora lamía y daba besos, los mismos labios que habían besado a mi hijo estaban ahora besando los huevos de su amigo.

No se por que pero quise sorprender a Marcos, me metí su polla en la boca y fui bajando poco a poco hasta que el mismo sintió como mi nariz tocaba su depilado pubis.

“Pero que coño…, te la has tragado entera”

Yo me saque la polla de la boca y le mire, un hilo de saliva iba de mi boca hasta la punta de su polla de 18 centímetros.

“¿Donde has aprendido eso putilla?”

Yo no tuve reparos en contárselo, a fin de cuentas Marcos hacia conmigo lo que quería así que era una tontería tener vergüenza de contarle algo.

“El otro día, cuando fui a casa de los hermanos a pagar la deuda de mi hijo, no tenia el dinero así que me ofrecieron pagarles con mis agujeros”

“Jajajaja, se me había olvidado ostias, y tu aceptaste, por eso tuve que llevarme a tu hijo y tu estabas desnuda en el coche”

“Si, así es, el caso es que mi obligaron a tragarme sus pollas hasta el final”

“Que cabrones los hermanos, así que lograron que te tragaras sus pollas y dime ¿Qué mas te hicieron?”

“De todo, me dieron por el coño, por el culo, me follaron al mismo tiempo como tu y tu amigo Charlie, incluso me follaron en la terraza delante de unos chavales, se corrieron en mi culo, en mi cara, en mi boca”

Evite contarle lo de que se habían corrido también en mi coño, a el no se lo había permitido nunca y pensé que si lo hacia podía enfadarse y correrse también el dentro de mi, aun así desde ese día ya nunca dejaba de tomar la píldora anticonceptiva.

“Vaya tela con los hermanos, vaya golfos que están hechos y ¿Qué paso con tu ropa?”

“Se la tiraron a los chicos y me hicieron salir desnuda de su casa solo con mi bolso y los zapatos y la cara llena de semen”

“Jajajaja que cabrones, pero eso demuestra que eres la puta que siempre te he dicho, buena idea lo de hacerte salir a la calle con la cara llena de lefa, menuda puta eres, yo no te obligue esta vez”

“No soy ninguna puta, fueron las circunstancias, mi hijo… ellos me forzaron…”

“Claro, claro Maribel, anda calla y sigue chupando santita”

Volví a inclinarme sobre el y comencé a realizarle una lenta y profunda mamada.

“Has aprendido mucho con los hermanos, ya lo creo”

Volvía a bajar hasta el fondo otra vez pero esta vez más lentamente

“Pufff, muy bien, así, hasta dentro del todo”

“Dime donde estamos Maribel”

“En la habita…”

“No, pero con la polla dentro de tu boca”

A Marcos le gustaba humillarme y jugar conmigo

“En la habiztacion de mi hijzo”

“Claro que si, muy bien Maribel y ¿Qué estas haciendo?”

“Comienzdoggte la pogggglla”

“¿La polla de quien te estas comiendo?”

“Del amgzo de mi hizjjo”

“Si eso eso, esa es la puta que eres, la que se come la polla del amigo de tu hijo en la habitación de tu hijo y con el a 5 metros de aquí”

“Y ahora súbete encima de mi que ahora vas a follarte al amigo de tu hijo en su propia cama”

Saque su polla de mi boca y me limpie las babas con el dorso de la mano, Marcos alargo sus manos hacia mi para atraerme hacia el y ponerme donde quería, abierta de piernas, sobre sus muslos y enfrente de el.

“Mira como la tengo, me va a reventar de pensar que te voy a follar con tu hijo aquí al lado”

Marcos agarro su polla, se la meneo un poco y la puso debajo de mi tras pasarla por mis labios vaginales, luego me dio las manos y me fue bajando con mis manos agarradas a las suyas poco a poco hasta que nuevamente su polla se iba abriendo camina lentamente pero segura dentro de mi.

Me bajo por completo hasta que me sentó sobre el y me soltó las manos y me agarro de las tetas

“Ya esta, te la he metido en tu casa con tu hijo aquí al lado, jajaja”

Bajo sus manos de mis tetas a mis caderas y comenzó a follarme a un ritmo pausado pero constante haciéndome gemir.

“Por favor, no hagas ruido, mi hijo esta aquí al lado”

“Eso depende de ti puta”

Durante unos minutos yo subía y bajaba cada vez mas rápido mientras Marcos no paraba de hacer comentarios.

“Me encanta ver como se mueven tus tetas cuando te follo”

“Mueve tu culo puta, muévelo rápido”

“Cabalga, cabalga mas rápido”

Su ritmo constante y rápido estaban a punto de hacerme orgasmear nuevamente, le pedí que me diera la almohada pero el se negó.

“Chupa esto, así no harás ruido”

El muy cabrón alargo su mano derecha y me metió los dedos en la boca, yo no tuve mas remedio que comenzar a chupar sus dedos para así tener la boca ocupada y evitar hacer ruido, era la misma mano que había usado con mi coño y podía sentir el olor de mi coño en ella.

Era humillante pero con ese ritmo brutal pronto comencé a escuchar el chapoteo que mis flujos hacían cada vez que la polla de Marcos me penetraba con un vigor propio de la juventud.

Yo estaba desbocada, las sensaciones de mi cuerpo no podía negarlas y me limite a cerrar los ojos pensando que no era Marcos sino mi esposo quien me follaba de esa increíble manera, luego se detuvo y comenzó a mover su cadera de forma circular haciendo que su polla girara dentro de mi, eso fue demasiado y me corri, por suerte Marcos se había dado cuenta y sacando sus manos de mi boca puso mi mano en ella para ahogar mis gritos.

“Como te estas corriendo golfa, luego dices que no haga ruido por tu hijo”

No había terminado de correrme cuando Marcos me dio la vuelta y me dejo tumbada sobre la cama boca abajo con mi cara sobre la almohada con el encima de mi apuntando nuevamente hacia mi coño listo para taladrarme salvajemente otra vez.

Se dejo caer de nuevo fuertemente incrustándome su polla de golpe y comenzando nuevamente a embestir.

“Muerde la almohada sino quieres que tu hijo nos oiga y vea como te rompo el coño”

“Mi hijo…”

Obedecí y puse mi cara en la almohada para ahogar mis jadeos.

Marcos me decía que dejara de pensar en mi hijo o en el cornudo de mi esposo y que pensara únicamente en mi coño y en lo que estaba gozando sintiendo su polla dentro de mi.

Me decía que se pasaría la vida follandome porque yo había nacido para follar, que nunca había visto ni conocido una tía tan guarra y cachonda como yo.

“No veas como te tiembla el culo cuando te la meto Maribel, lo extraño es que tu hijo no escuche como mis huevos chocan contra ti, es increíble lo dura que la tengo solo de saber que te estoy follando con tu hijo aquí al lado, estoy por ir a despertarle y decirle que venga para ver como te tengo aquí espatarrada en su cama dándote polla”

De no haber sido porque tenia mi cabeza enterrada en la almohada de mi hijo habría despertado a medio vecindario con mis gritos.

“Ya se que es el cumpleaños del capullo de tu hijo en 3 semanas, pues le tengo preparado un regalo cojonudo, le voy a dar un hermanito”

Sabiendo a lo que se estaba refiriendo gire mi cabeza y le pedí que no lo hiciera, pero esta vez de nada sirvió que le dijera que podía hacerlo en mi cara incluso en mi boca.

“Me voy a correr en tu coño Maribel y quiero que sepas que llevo 4 días sin follar, estaba esperando este momento para tener las pelotas bien llenas de amor”

“Noooooo”

En esa posición no podía hacer nada para evitar que Marcos me llenara las entrañas con su simiente.

“Ahhhhhhhhhhh!, ¡tomaaaaaaaa!, ¡tomaaaaaaaaaa!, ¡toma!”

Marcos aumentó la fuerza de sus embestidas y sentí como estaba empezando a depositar toda su leche hirviendo en mi coño,calientes e interminables chorros me llenaron por dentro, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, hasta nueve chorros pude sentir dentro de mi, estaba claro que Marcos no había mentido al decir que llevaba varios días sin descargar esperando ese momento.

“Siiíiiiiiiii, tómala toda para dentro”

Tras acabar de correrse dentro de mi dejo caer su cuerpo sobre mi, su polla seguía estando en mi interior depositando en mis entrañas hasta la ultima gota de semen que había en sus pelotas, Marcos me besaba la espalda y la nuca mientras me decía que todavía sentía como las ultimas gotas entraban en mi.

Me la desenfundo a los pocos minutos cuando su polla ya estaba casi totalmente fláccida y se tumbo junto a mi, la cama era pequeña y a duras penas cabíamos los dos.

“¿Por que, por que lo has hecho..?”

“Ya te lo he dicho, un hermano es mi regalo de cumpleaños para el idiota de tu hijo”

Mire el reloj y eran las 4:00 de la mañana, Marcos había pasado mas de una hora castigando mi coño, se levanto de la cama y salio un momento completamente desnudo, luego a los pocos segundos volvió a entrar.

“Jorgito sigue dormido así que en cuanto me recupere podemos seguir divirtiéndonos”

“Ya has tenido lo que querías”

“Si, pero no pensaras que voy a dejar pasar la oportunidad de darte por el culo en la cama de tu hijo ¿no?”

Yo ya no tenia fuerzas ni para decir nada mas cuando vi que Marcos llevaba en una mano un bote de nata, había ido a la cocina y estaba claro que quería seguir jugando.

Marcos se dedico a mirar las cosas de la habitación de mi hijo.

“Vaya mierda de discos tiene tu hijo y anda que los libros, mira que es infantil el muy capullo, ¿cuál es el disco favorito de tu hijo?”

“No se”

“Dime cual estas harta de escuchar, el que mas veces pone”

“El ultimo de Don Omar”

Marcos lo busco y lo encontró dejándolo al lado de la cama, luego vio un bate de baseball que tenia mi hijo en su habitación.

“¿Y ese bate?”

“Se lo regalo su padre hace dos años”

“¿Que te parece si te lo meto por el culo?”

“No, no… eso…”

“Tranquila Maribel, solo era una broma”

“¿Quieres que juguemos a algo en la consola?”

“No”

“Venga, si ganas tu me voy a dormir, si gano yo te doy por el culo, te estoy dando una oportunidad”

Yo jamás había jugado a la consola así que le dije

“No, no se jugar y acabarías dándome por el culo de todas maneras”

“Jajajaja, pues entonces nada, vamos haber que tiene en su ordenador tu hijito”

Marcos encendió el ordenador, mi hijo era tan confiado que ni siquiera tenia contraseña

Después de echar un vistazo vio que no había videos porno ni nada que le gustara

“Joder con tu hijo, mira que es pringado, no tiene ni un video porno”

“Bueno, al menos tiene MSN, vamos haber si hay alguien conectado”

“Coño, si esta el Rufo enchufado a estas horas, maldito gordo así esta de estar todo el puto día sentado”

Mi hijo antes no usaba el MSN, no tenia amigos con los que poder chatear así que no lo necesitaba, me había contado que lo había instalado hacia un mes, justo cuando empezó a conocer a Marcos y a hacer nuevos amigos.

Marcos chateaba con el tal Rufo y yo podía ver lo que decían:

“¿Que haces puto gordo?”

“Como que puto gordo, a que te machaco imbécil”

Marcos no se había percatado que estaba entrando al MSN desde el ordenador de mi hijo y con su cuenta así que el tal Rufus pensaba que mi hijo le estaba insultando.

“Que soy yo gilipollas, Marcos”

“¿Marcos? Y que coño haces en la casa del pringado”

“¿Tu que crees?, ¿no recuerdas lo que hice el otro día aquí cuando vinisteis a visitarme?”

“¿No jodas que te la has follado hoy?”

“Jajaja hace menos de 15 minutos me he corrido en su chochete vicioso”

“Y una polla”

“Que si tío, su esposo esta trabajando y me he quedado a dormir aquí pero hemos cambiado las habitaciones, yo y el pringado dormíamos en la habitación de sus padres y su madre en su cuarto, así que me he venido a su cuarto y le he dado polla a base de bien”

“No te creo tío, no estas tan loco”

“Espérate cabron”

Marcos conecto la web cam del ordenador de mi hijo, de nada sirvió que le suplicara que no lo hiciera, de hecho por hablar me hizo ponerme de pie detrás suya completamente desnuda como estaba haciendo el símbolo de la victoria con una mano mientras el lo hacia con la otra, justo en ese momento conecto la webcam y Rufus pudo vernos.

“Jajajajaja, menuda zorra tienes ahí tío, ya os veo, que cabron, pero se ve muy oscuro tío, dar la puta luz”

Marcos bajo del todo la persiana y dio la luz de la habitación para que Rufus pudiera vernos bien, Rufus había deducido por la conversación del Chat era el gordo al que Marcos me obligo a chuparle la polla en el salón de mi casa hacia unas semanas.

“Maribel, escríbele a mi amigo lo que hemos hecho desde la cena”

Sabia perfectamente lo que Marcos pretendía, al menos no era tan humillante como decirlo así que escribí en el teclado del ordenador

“Tu amigo me ha metido los dedos en el coño mientras cenábamos con mi hijo, le he hecho una paja, luego me ha comido el coño en la habitación de mi hijo, yo le he comido su polla, después le he follado encima suya y luego me ha follado desde atrás hasta correrse en mi coño”

“Jajajaja y ¿porque se ha corrido en tu coño?”

“Contéstale”

Volví a escribir

“Porque quiere darle un hermanito a mi hijo”

“Jajajajaja eres genial tío, un crack” escribió el gordo

“Bueno tío y ¿ya no vas a follartela mas por hoy?”

“Pensaba darla por el culo ahora”

“Joder tío, venga, antes de que me vaya a la piltra”

“Jajaja, puto gordo, te vas a esperar a las 5:00 por ansioso”

“Serás cabrón, esta bien, espero para ver como le follar el culo a la mama del capullo, pero pon el sonido para que pueda escuchar a esa perra gozar”

Marcos conecto también el sonido y así ya no tenia que escribir en el Chat para responder a Rufus, se volvió a levantar para seguir cotilleando el dormitorio de mi hijo y me pregunto para que quería mi hijo tantas gorras.

“Las colecciona”

“¿Cual es su favorita?”

Agarro la gorra roja y la dejo sobre el disco de música, luego agarro el bote de nata y me ordeno que me tumbara en la cama, ya eran las 5:00 así que dijo

“Gordo, comienza el espectáculo, puedes pajearte si quieres,jajaja”

Coloco la cámara web de tal forma que se viera bien la cama, luego se acerco a mi, agito el note de nata y me cubrió las tetas y el coño con ella.

“Ya tengo hambre otra vez”

“Comételo todo, jajaja” escribía Rufus en el Chat

Como tantas otras veces Marcos se lanzo a devorarme las tetas y el coño, nose cuanto tiempo estuvo disfrutando de mi pero cuando termino no quedaba ni rastro de nata, incluso me dio la vuelta y me cubrió de nada el trasero para después lamerme las nalgas y darme pequeños mordiscos e ellas.

“Eso es, cómele el culo” escribía Rufus

Cuando ya no quería comer mas nata coloco la cámara frente a la silla del ordenador y se sentó en ella.

“Ponte la gorra roja y trae el bote de nata”

“¿La gorra?, para que…”

“Porque quiero que me comas la polla con la gorra favorita de tu hijo puesta”

Me puse la gorra, no necesitaba instrucciones para la nata, agite el bote y llene su polla y sus cojones con ella, como el había hecho conmigo yo procedí a comerme toda la nata de su polla y sus pelotas, comenzando por la punta de su polla de donde podía comerme la nata con la punta de la lengua hasta otras partes donde tenia que poner en practica mis dotes de nueva experta en comer pollas.

“Vaya golosona, como le gusta la nata, que te haga una cubana con esas tetas tío” escribía Rufus

“Joder, es verdad, no había caído, mira que estoy despistado últimamente, aun no me has hecho una cubana y eso que tienes las tetas perfectas para ello”

El maldito Rufus le había dado la idea a su amigo Marcos igual que los gitanos se habían dado a los hermanos la idea de la cubana.

Yo seguía de rodillas frente a Marcos así que el solo tuvo que situar su polla entre mis tetas al tiempo que me ordenaba juntar mis tetas todo lo posible, cuando su polla estuvo entre mis pechos yo comencé un movimiento dándole un masaje de abajo a arriba a Marcos con mis pechos en su miembro.

“Unas tetas perfectas” escribía Rufus

Por mi canalillo asomaban unos 3 cm que mis tetas no lograban atrapar así que Marcos aprovecho eso para echarse en la punta de su polla otro poco de nata que yo tuve que limpiar a lametazos mientras seguía moviendo mis tetas alrededor de la polla de Marcos.

Cuando termine de comerme la nata ya eran las 5:30 de la mañana y desde que me había despertado Marcos habían pasado horas donde había sido abusada completamente, la habitación olía a sexo y aun me faltaba recibir la polla de Marcos en mi culo.

“Vamos tío, dala por el culo ya que tengo mucho sueño” escribió Rufus

“Ya has oído a mi colega, ponte en cuatro patas en la cama de tu hijo y no te quites la gorra que te voy a encular”

Yo obedecí.

Marcos volvió a cambiar de posición la cámara para que su amigo no perdiera ojo de la enculada a la que me iba a someter.

Después puso el disco de música muy bajito pero lo bastante para que solo se escuchara en la habitación donde estábamos.

“así cada vez que tu hijo ponga este disco te acordaras de cuando te la metí por el culo en su habitación, ¿a que soy un romántico?”

Marcos cogio el bate de baseball y el bote de nata y me lo dio todo.

“así estas a juego con la gorra y el bote de nata es para que lo chupes porque cuando te la meta por el culo seguro que gritas y despiertas a tu hijito”

Pensé en golpearle con el bate pero obviamente no lo hice, Marcos se subió a la cama de mi hijo que chirrió al sentir su peso y se coloco detrás de mi.

“Abre bien las piernas que voy para dentro”

Marcos comenzó a restregarse sobre mis nalgas pasando una y otra vez su polla por mi culo, golpeando con su dura estaca mis nalgas jugando y divirtiéndose conmigo.

Cuando estuvo satisfecho comenzó a presionar en mi culo empujando sus caderas hacia delante.

“Esta entrando bien, se nota que después de mi polla han pasado por aquí la de Charlie y la de los hermanos, al final tendrás el culo como la boca del metro de tanto usarlo”.

“Ya estoy casi dentro, que fácil ha sido esta vez y tu hijo durmiendo a pierna suelta mientras yo me follo el culo de su madre en su cama, hay que joderse con tu hijito”

“Joder como le entra, menudo culo tragón que tiene la madre del capullo este” escribía Rufus

“He conocido a muy pocas chicas a las que les entre mi polla hasta el fondo del culo, eres una autentica zorra de película” me decía Marcos mientras la música sonaba bajito en el dormitorio.

“Haz que se meta el bate en el coño Marcos” escribía Rufus

“Jajajaja mira que eres bruto tío, pero creo que tienes razón, además Maribel ya esta acostumbrada a la doble penetración”

“¿Queeeee?, estaras bromeando?, no pienso…”

“O te metes el bate en el coño o te llevo clavada en mi polla por el culo hasta tu dormitorio y le digo a tu hijo si quiere ayudarme a darle una doble penetración a su madre, lo que prefieras”

Me lleve despacio el bate a mis partes, sentí el frió tacto del aluminio en mi clítoris y fui haciendo presión muy despacio, era ancho, bastante ancho y me dolía pero logre introducir al menos unos 4 cm del bate dentro de mi.

“Un poco mas Maribel” escribió Rufus

Hice algo mas de fuerza y logre meterme 3 o 4 cm mas

“así esta bien, no vayas a destrozarte el coñito este tan rico que tienes pero déjalo ahí, no lo saques”.

Marcos levanto el pulgar hacia la cámara indicándole a Rufus que la situación era perfecta, allí estaba yo con la polla de Marcos enterrada en mi culo y un buen trozo de bate de baseball metido en mi coño y todo en la habitación de mi pobre hijo.

Luego llevo sus manos hacia mis tetas y las apretó al mismo tiempo que comenzó a moverse dentro de mi culo.

Tuve que llenarme la boca de nata para no gritar por la fuerte enculada a la que nuevamente me estaba sometiendo Marcos cuando de repente se detuvo dentro de mi culo al escuchar a mi hijo al otro lado de la puerta.

“¿Mama?”

Yo no respondí

“¿Mama?”

Repitió mi hijo al tiempo que trataba de abrir la puerta, por suerte el pestillo estaba puesto o habría visto a su madre a cuatro patas con su amigo dentro de mi culo, su bate en mi coño, su gorra favorita en mi cabeza y Rufus viéndolo todo por el ordenador

“Contesta” me susurro al oído Marcos

“Si hijo, que pasa” respondí yo sin sacarme el bate del coño y con Marcos aun con su polla clavada en mi culo y sus manazas estrujando mis tetas que ya estaban rojas por tanto apretón al que habían sido sometidas después de que Rufus se cansara de ver como se agitaban mientras Marcos me penetraba por el culo y le pidiera a su amigo que me las agarrara.

“Es que me he levantado y Marcos no esta”

“Improvisa” me susurro Marcos mientras comenzaba a salir de mi culo poco a poco

“Si cariño, me lo encontré antes cuando fui a beber agua a la cocina, me dijo que iba a salir a correr”

“Buena respuesta puta, vas aprendiendo” volvió a decirme Marcos al tiempo que volvía a enfundarme su polla lentamente, aquel cerdo no iba a sacarme la polla del culo, lo que quería era encularme con mi hijo al otro lado de la puerta.

“Joder, ¿a las 6:00 de la mañana?”

“No se cariño, cada cual tiene sus manías”

Pensé que mi hijo no conocía para nada a Marcos, podía no saber que le gustaba salir a correr a las 6:00 de la mañana, total, a Marcos le gustaba follarme por todos mis agujeros y mi hijo tampoco lo sabia.

“Jajaja esto se pone interesante, ya no voy a ir a clase, cuando termine el show me voy a dormir, jajaja” escribió Rufus

“Vaya culo Maribel, vaya culo, no dejes que tu hijo se vaya todavía, quiero que siga hablando contigo mientras te doy por el culo”

“Bueno mama pues me voy a ir duchando, cuando vuelva ya le veré”

“Espera cariño”

“¿Que pasa mama?

“¿Oyes la música?”

“No, ¿Qué música?”

“Es que he puesto ese disco de Don Omar que tanto te gusta, pero lo he puesto bajito para no molestaros a Marcos y a ti.”

Los acompasados golpes de cadera de Marcos hacían que la penetración fuera lo mas profunda posible y a mi me costaba mucho evitar los jadeos para que mi hijo no se diera cuenta de nada.

“Pues no la oigo mama, bueno me voy a duchar”

“Como se meta en el baño le digo que estoy aquí dentro dándote por el culo”

“Espera cariño, espera”

“Que tetones Maribel, que tetones” me susurraba desde atrás Marcos sin dejar de agarrarme de las tetas.

“Joder mama, ¿que pasa?”

“No has odio ruidos esta noche”

“¿Ruidos?, ¿que ruidos?”

Saque el bate de mi coño para meterme en la boca la parte mas estrecha y así evitar los gemidos mientras Marcos seguía dándome por el culo.

“No, yo no he oído nada, ¿que ruidos dices?”

Pues por ejemplo los ruidos que hacia tu madre mientras tu amigo Marcos la follaba, o los ruidos que las pelotas de tu amigo hacían al chocar contra mi pelvis, o los ruidos que hacia Marcos al correrse dentro de tu madre, o los ruidos que hacia yo al darme por el culo el cabron de tu amigo, lógicamente todo esto solo lo pensé, no lo dije.

“Yo creo que Marcos tampoco ha odio nada”

Que coño va a oír Marcos, si estaba aquí reventándome volví a pensar yo.

“Ya puedes dejar que se vaya, lo has hecho muy bien”

“Me voy ya a la ducha mami”

“Vale cariñooooooooooo”

No pude evitar un pequeño grito al sentir como Marcos me daba una fuerte cachetada en el culo.

“¿Estas bien Mama?”

“Si hijo, cuando salgas del baño me ducho yo, tu amigo no creo que tarde en correrse”

“Jajajajaja” escribió Rufus

El subconsciente me había traicionado

“¿Cómo dices mama?”

“Que tu amigo Marcos no tardara en venir de correr”

“Si, bueno, me ducho y salgo a desayunar que ya son las 6:30”

No podía creer el tiempo que Marcos llevaba martilleando mi culo, cuando escucho la puerta del baño cerrarse Marcos me dijo

“Genial, ha sido genial, jajaja, tenias razón, estoy a punto de correrme, lo voy a hacer en tu culo”

“Nooo, en su culo nooo cojones, córrete en su cara y que salga con toda la leche en su cara y la vea su hijo” escribió el hijo de puta de Rufus

“Jajajaja, tienes ideas geniales cabronazo”

Marcos escucho el agua de la ducha y me dijo que me pusiera la bata, el también se vistió, no sabia lo que pretendía, aun no se había corrido, puso la cámara mirando hacia la puerta, hacia el pasillo y puso el zoom

“Que haces tío, te corres en su cara o que” escribió Rufus

“Ahora lo veras pesado de mierda”

Marcos me saco de la mano hasta el pasillo y me puso frente a la puerta del baño donde se estaba duchando mi hijo.

“Ponte de rodillas”

Yo obedecí muerta de miedo pensando que mi hijo podía salir del baño y pillarnos allí.

Marcos se bajo un poco los pantalones, su polla seguía erecta, comenzó a meneársela muy rápidamente, pronto comenzó a poner caras de gusto.

“Me voy a correr en tu cara delante de tu hijo,jajaja”

Su cuerpo se tenso y varios chorros impactaron en mi cara, yo abrí la boca tratando de que toda mi cara no acabara completamente llena de semen delante de mi hijo, por suerte no fue tanta cantidad como la vez anterior pero aun así 4 chorros de semen espeso se estrellaron en mi cara de los cuales solo uno entro en mi boca.

“No te limpies la cara”

Marcos se subió el pantalón, me quito la gorra, entro en la habitación de mi hijo, dejo la gorra, coloco el bate, apago la música y subió la persiana abriendo la ventana para que se aireara y dejara de oler a sexo y sudor, apago el ordenador y volvió a salir justo cuando mi hijo salía del baño con su albornoz y yo ya me había levantado del suelo con la cara cubierta de semen que había tratado de extender por mi cara para disimularlo.

“Coño Marcos, ¿donde estabas?”

“He salido a correr un poco”

“Si, me lo ha dicho mi madre”

“Bueno mama, te vas a duchar ¿no?”

Antes de que yo respondiera Marcos se me adelanto

“No, me voy a duchar yo primero, tu madre me ha dicho que pase yo antes porque ella se ha echado una mascarilla en la cara y se tiene que secar antes”

“Pues extiéndetela bien mama, te has dejado algunos pegotes”

Yo estaba empezando a pensar que mi hijo era de verdad un pringado, su madre tenia la cara llena de semen y el pensaba que era una mascarilla de belleza.

Cuando Marcos salio del baño yo seguía con la cara llena de semen, cuando me duche y Sali del baño mi hijo y Marcos estaban a punto de salir de casa para ir al Instituto.

“Bueno mama, ya nos vamos”

“No le das un beso a tu madre” le dijo Marcos

“Si, es verdad”

Mi hijo se acerco y me dio dos besos, yo sabia que Marcos solo quería que mi hijo me besara para que tocara la cara donde el se había corrido hacia unos minutos.

“Bueno Maribel, ya nos vamos, muchas gracias por su hospitalidad, ya le he dicho a Jorge que usted me dijo ayer durante la cena que nos daba permiso para organizarle una fiesta de cumpleaños aquí en casa, así que ya nos veremos entonces”

Cuando Marcos cerro la puerta yo solo pude pensar en que planes tendría aquel mal nacido para la fiesta.

Busquedas entrantes: