Un convivio de mediodía para “desestresarse”, en el que hubo ceviche y “refrescos”, fue el comienzo del escándalo ocurrido en el Centro de Salud de Progreso, donde ocho trabajadores participaron en una “orgía” en el interior de un consultorio del hospital.

La “orgía” tuvo lugar entre las 12 y 1 de la tarde en el consultorio número 5 del Centro de Salud, que se encuentra en la entrada Sur del hospital.
De acuerdo con fuentes del Centro de Salud, dicho consultorio estaba a cargo ese día del Dr. Angel Pérez Espadas. Los hechos, como informamos, habrían ocurrido el mes pasado en una fecha aún no determinada, pero los empleados fueron cesados el 6 de mayo pasado. Todos los empleados son del turno matutino.

EL JUEGO DE LA BOTELLA
De acuerdo con lo que se observa en los vídeos y las versiones que circulan en el mismo Centro de Salud, los trabajadores que ahora se encuentran “suspendidos” de sus puestos y bajo investigación con miras a perder su trabajo, el convivio estaba “tranquilo”, pero todo el “destrampe” inició con el famoso juego de la botella.
Los trabajadores disfrutaron del ceviche y sus bebidas (algunas versiones no confirmadas indican que había cervezas de por medio las cuales no se ven en las imágenes), pero en determinado momento, luego de la comida, comenzaron a jugar “a la botella”, que consiste en girar el envase y poner “castigos” a quienes son apuntados por el cuello de la botella.

BESOS DE “CASTIGO”, TOQUETEOS Y SEXO ORAL
Según se puede observar en los vídeos que grabaron los involucrados, los ocho empleados se pusieron a jugar la botella y los primeros castigos fueron besos, algunas preguntas, pero todo fue subiendo de tono para pasar a los toqueteos de sus partes íntimas, terminando hasta en sexo oral entre los participantes. Mujeres realizaron sexo oral a hombres, y mujeres se besaron y chuparon sus senos entre sí.
Incluso, en al menos uno de los vídeos que estaban disponibles en internet (pues ya fueron eliminados) y que fueron entregados a las autoridades de la Secretaría de Salud, se podía ver a una de las trabajadores chupando los senos de otra y una mujer realizando sexo oral a un hombre. De éstas escenas también hay fotografías. De ahí es importante señalar que algunas de las participantes son lesbianas declaradas, pues fueron ellas quienes motivaron el “juego sexual” en la reunión. Seis de los implicados son trabajadores de contrato.

LOS CELOS HICIERON PÚBLICO EL CASO
De acuerdo con la información, nadie se había enterado de la “orgía”, los días pasaron sin que nadie supiera ni sospechara nada. Todo transcurría de manera normal y hasta ese momento sólo era una “travesura entre colegas”.
Sin embargo, la pareja de una de las mujeres que participó en la “fiesta”, descubrió las fotos y vídeos comprometedores en el teléfono celular de su compañera de amores y en un arranque de celos, ésta entregó las fotos y vídeos al Dr. Sergio Bates Angulo, Director del Centro de Salud.
El Dr. Bates realizó una rápida investigación, pero por la gravedad del caso, dio parte a sus superiores de la SSY, a cargo del Dr. Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, quien poco después ordenó el cese de los implicados.

Los involucrados, quienes según la versión oficial fueron “suspendidos” y se encuentran bajo investigación, son los siguientes (PROPORCIONAMOS LAS SIGLAS DE SUS NOMBRES, DEBIDO A QUE OFICIALMENTE ESTÁN BAJO INVESTIGACIÓN):

1.- La enfermera J.G.L.V.
2.- Enfermero E.R.E.E..
3.- Enfermero D.G.B.A.
4.- Enfermero J.O.M.
5.- Pasante de Enfermería R.U.S.
6.- Pasante de Enfermería S.C.O.
7.- El médico A.P.E.
8.- y la intendente R.Z.P.

Busquedas entrantes: