Rachel Lehnardt, una mujer de 36 años residente de Georgia, se enfrenta a seis años de libertad condicional por permitir que su hija, menor de edad, y sus amigos, bebieran alcohol y fumaran marihuana en su casa, bajo su supervisión.

Durante la ‘pijamada’ Lehnardt también dejó a los adolescentes jugar ‘Twister’ desnudos y, según informó el Daily Mail, mantuvo relaciones sexuales con un joven de 18 años esa misma noche.

Pero eso no fue todo, pues les mostró su variedad de juguetes sexuales y sedujo al novio de su hija.

Por todo esto, las autoridades le dieron una sentencia de 12 de meses de libertad provisional por cada cargo (un total de seis por contribuir a la delincuencia de menores) y 600 dólares de multa.

Según el Sheriff Steve Morris, no hay pruebas que indiquen que las relaciones sexuales fueran no consentidas, por lo que no existe cargo de violación o delito sexual.

La mujer fue detenida en abril pasado y le fue retirada la custodia de sus hijos cuando los abuelos paternos de los estudiantes supieron de la celebración por un compañero de Alcohólicos Anónimos de la fémina.