Un evento que fue organizado en México por la regidora, María del Roble, del Partido del Trabajo, desató un escándalo en el “Pueblo Mágico” de Parras de la Fuente, Coahuila, pues de ser un show sólo para mujeres se convirtió en una fiesta de “sexo en vivo” donde una de las asistentes al evento tuvo sexo arriba del escenario con un stripper.