Vivo sola en mi apartamento, y me gusta
andar desnuda, sintiendo mi cuerpo
libre, sin complicaciones, me parece muy excitante andar suelta, sintiendo el
roce de mis piernas,

Era sábado en la noche, sin nada que hacer, saque unas cervezas de la
nevera
y encendí la tele, estaban pasando una película erótica,
empecé a
acariciarme las tetas, y a apretar mis piernas, el roce de mis piernas con
mi choncha es totalmente excitante, mi chonchita perfectamente depilada, una
de mis manos sube y me meto un dedo a la boca, para humedecerlo y baja hasta
mi chonchita, empieza a abrirse camino, llega hasta mi hueco y me doy
cuenta que estoy mas mojada de lo que me imaginaba, con mis dedos empiezo a
distribuir esos jugos por toda mi chonchita, con mi otra mano me apretó
mis
tetas, las estrujo y cierro los ojos para dejarme llevar por lo que estoy
haciendo. Mi dedo sube hasta encontrar mi pepita, que está roja y gruesa,
excitada y esperando que yo misma satisfaga mis ganas. Me doy gusto un rato,
moviendo rápidamente mi dedo, me ayudo con un movimiento de cadera, y
trato
de besarme mis tetas, que están ya rojas, de los pellizcos y apretones
que
me proporciono.

Me levanto y voy directamente a la nevera,
saco un pepino, es de buen
tamaño, en su parte inicial es delgado, pero va aumentando su grosor.
Vuelvo
a mi cama, y en la tele el tipo la esta penetrando por el culo y por la
choncha la mujer tiene un consolador que ella misma lo mueve a su gusto.
Meto la parte delgada del pepino en mi boca, lo lamo, lo mamo, como si fuera
un gran pene, y mi mano esta ocupada, dándome gusto, metiendo dos dedos
en
mi choncha mojada y tibia, aprieto mis piernas, y la sensación de mi
mano en
mi choncha es indescriptible, luego bajo el pepino, abro muy bien las
piernas, para que mi choncha quede expuesta, empiezo a penetrarme con ese
buen pepino, que se que me va a hacer gozar, empiezo a meter despacio el
tronco, entra y sale, sin dificultad, y mi boca esta con mis dedos,
lamiéndolos y gozando, luego, paso mi mano por detrás de mi, para
que el
pepino penetre mejor, mis piernas están al máximo, y mis gemidos
se hacen
salvajes, hummmmmmmm siiiiiiiiiiii, que bien!!!!!!!!!, el pepino esta en la
mitad, y mi cuerpo me pide mas, me levanto sin sacarme el pepino de mi
cueva, coloco una almohada en el centro de la cama, y me paro sobre ella,
bajo, suavemente, sosteniendo el pepino para que no se salga de mi agujero,
que esta lleno, pero con gamas de más!!!!
Llego hasta la almohada, y entonces empiezo a bajar más y más
para que el
pepino entre, me duele, Ahhhhhhhhhhhhhh! Ya esta la parte mas gruesa dentro
de mi, y se está abriendo camino sin tapujos, empujo más y más,
si!!!!!!!!
Me siento totalmente llena, y lo dejo ahí por unos instantes para que
mi
choncha se acostumbre al nuevo tamaño del instrumento que me parte en
dos.
Luego, me acuesto nuevamente en la cama, y con mi mano, le doy movimientos
giratorios al pepino, eso me arranca muchos gemidos! De gozo de placer, el
movimiento cambia y empieza el mete y saca desenfrenado de mi mano, que hace
que me corra de una vez! Ahhhhhhhhhhhhhh! Siiiiiiiiiiii! Y lanzo un suspiro,
dejo a mi amigo ahí, por un rato, me gusta esa sensación, mis
jugos brotan
por entre mi entrepierna y el pepino sale solo, gracias a la lubricación
de
mi corrida. Lo tomo, y me lo llevo a la boca, donde lo limpio y no dejo una
sola gota, el sabor de mis jugos es fabuloso, y mi boca queda abierta como
deseando más!!!!!!

Busco entre los cajones, algo que me ayude
con esta tarea, y encuentro unas
velas, son largas y de buen grosor, no tan gruesas como mi primer amigo,
pero estas servirán!
Las tomo y las empiezo a besar, las lamo, las muevo en mi boca, suavemente,
una de mis manos lleva el líquido que todavía queda en mi choncha
hacia mi
agujero, voy dilatando poco a poco mi culo, porque quiero pasármela en
grande, logro meter la punta de mi dedo, empiezo a moverlo de un lado al
otro, y me vuelvo a excitar mucho, mis jugos ya están saliendo de nuevo,
bajan y ayudan a mi dedo, traigo una de las velas hacia mi rabo, empiezo a
meterla, lentamente, ya esta mojada, pero necesita mas ayuda, levanto mi
culo, me pongo en cuatro sobre la cama, y abro bien mis nalgas, para
facilitarle el paso a la vela, ella entra y luego la saco, entra hasta
cierto punto y sale, ah! Que gusto, es muy interesante sentir esa vela en mi
interior, cuando logro tener lo máximo en mi culo, y hacerme gozar todo
lo
que puedo, traigo la otra vela y me la clavo en mi choncha, que a esa hora
estaba chorreando mis jugos por mis piernas, el mete y saca de los dos
instrumentos me vuelven loca, Si!!!!!! Mis gemidos y gritos deben escucharse
en el otro apartamento, pero no me importa, estoy disfrutando tanto que no
me importa si todo el edificio se da cuenta, ah!!!!!!! Si, que rico, es
delicioso, ah!!!!!!!!!!!!!!!! Me estremezco y termino con otra corrida
mundial! Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!
Caigo a la cama, agotada, mis amigos salen de mis agujeros y me quedo
dormida descansando de tanto placer.

Busquedas entrantes: