Lucy, mi prima, es una niña de ojos verdes, delgada, como de 1.65 cm, muy guapa; desde siempre había demostrado interes en mí, pero vaya es mi prima, aunque a mi tambien me gustaba no pasaba por mi cabeza la posibilidad de estar con ella de otra forma que no fuera como primos.

El primer paso lo dio ella, cuando en una fiesta de fin de año a la que fuimos los primos, con unas copitas encima, ella trato de besarme, a lo que asumi que era por la bebida y no le dí importancia; como a los tres meses, fuimos de campamento al rancho de un tio, y ahí estuvimos jugueteando, y ya fue cuando empece a animarme a ver hasta donde estba dispuesta a llegar, ese dia jugueteamos bajo las sabanas, la abrazaba, le frotaba mi miembro que ya estaba rigido por sus nalguitas, y ella solo se reía, pero como estabn todos los primos cerca, esta noche hasta ahi quedo. en las vacaciones de semana santa, fuimos al puerto a estar de camping unos días, ese día todos tomaron demaciado por lo que mis primos se quedaron tirados de tomados, y en la caseta de vigilancia, estabamos ella y yo platicando, cuando empezo a agarrarme la tetilla, a lo que respondí que si seguía le haría lo mismo, y ella sigui por lo que le tome un pecho, y ella se resitia entre jugando y entre pidiendo que le tocara mas, asi le acaricie su pezón, que era oscurito grande, rigido, hermoso, era un momento divino como le reflejaba la luz de la luna en la playa en el pezon de mi prima, y empece a besarselo, a lamerlo lentamente, entonces le despoje del bikini, y besandola, sentía su monte de una mujer de 17 años, tan rico, ella gemía y yo le tapaba la boca para que no despertara a los demas, entonces me quite el bañador, y ya encima de ella deje que mi miembro resbalara al interior de su jugosa vagina, y desfogue toda mi exitación, todos los deseos contenidos desde el dia de fin de año, y la hice mia, y ella gemía con la boca cerrada, fue especial ver como su cuerpo se movía al compas de las olas, y la luna era nuestra unica testigo, solos ella y yo amandonos de forma prohibida para dos primos, hasta que al fín me vine, a chorros, a mares, la moje todo su cuerpo, la bese nuevamente toda, lamiendo mis propios liquidos, dandoselos en su boca con mis labios, esa noche fue especial, nos bañamos en el mar para limpiarnos y despues dormirnos, sin que nadie supiese nada. Hasta hoy cinco años despues, yo ya estoy casado, ella va en el último semestre de la universidad, y cuando nos vemos en reuniones familiares, siempre buscamos la mejor oportunidad para volvernos a mojar y recrear ese dia en la playa en que por primera vez fue mía… de ahpi para siempre.

Busquedas entrantes: