Saludos cordiales, a todos los lectores quiero contarles algo que pasó hace un par de años con una amiga que conocí en un comedor que queda a unos pasos de mi oficina. Para empezar quiero decirles que se llama Consuelo, es de estatura de unos 1.65mts. Un poco delgada, unos pechitos muy bonitos, un culito algo paradito y una cinturita de avispa, aunque ahora ya no mucho.

Un día como todos, llegué al comedor, me senté y empecé a comer, ya cuando estaba casi por terminar, llegó ella y se sentó a la mesa donde yo estaba y empezamos a platicar de cómo nos había ido en el transcurso de la mañana, ella me dijo que un poco pesado y que en la tarde le esperaba mucho más pesado, yo le dije que lástima que no pueda hacerle un masaje después de que salga de trabajar para que se relaje de la tarde fatigosa que va a tener, ella con una sonrisa picaresca me dijo, a mí también me gustaría que alguien como usted me hiciera ese masaje para relajarme, entonces le contesté que estaba a sus órdenes para hacérselo, me dijo, bueno si usted está a mis órdenes no esperemos más, ¿por que no nos vemos a la salida?, yo lo espero por el parque para llevarlo a un lugar que me lo pueda hacer, está bien le dije, entonces quedamos a las 5:30 pm.

Se dieron las 5:25 y yo salí de mi oficina al punto donde habíamos quedado de reunirnos, cuando llegué ella ya se encontraba ahí, tomamos el autobus (por que ese tiempo no tenía carro todavía) y nos dirigimos a donde nos íbamos hacer el masaje, durante el camino yo iba imaginándome como se lo haría, como la pondría, bueno ustedes se podrán imaginar también en lo que iba pensando, cuando llegamos al motel alquilamos el cuarto y les digo iba bastante nervioso por que era la primera vez que lo hacía con una mujer que no fuera mi esposa, o sea era la primera vez que le era infiel a mi mujer, llegamos al cuarto y empezamos a besarnos apasionadamente…

Ella metía su lengua en mi boca tratando de explorarla a lo cual yo le respondí con lo mismo y así estuvimos un buen rato entre besuqueos y manoseos, luego fuimos quitándonos la ropa lentamente empecé desabotonando su blusa besaba su cuello y luego fui bajando hasta sus pechos, le quité el sostén para poder comérmelos con mucha más libertad, sus pezones estaban duros de lo excitada que estaba, con mis manos apretaba sus pechos y se los chupaba, que delicia lo que tenía enfrente de mi, luego ella me levantó la cabeza y empezó a desabotonarme la camisa y comenzó a besarme el cuello bajando hasta mis tetitas que ahí se entretuvo un rato…

Nos paramos y seguimos besándonos y manoseándonos, después bajé la cremallera de su falda y se la empecé a bajar lentamente, ante mis ojos quedó solo con un bikini color blanco que estaba ya mojado por los líquidos que fluían de su vagina, empecé acariciarle sus nalgas, metí mis manos por debajo de su bikini y pude sentir lo suave de sus piel mientras seguía chupándole los pechos, le bajé completamente su bikini y pude observar su sexo, ¡que rico! Era algo impresionante, lo tenía algo depilado, comencé por besarle alrededor de su sexo mientras ella se retorcía de la emoción y de lo excitada que estaba, pasaba mi lengua por su vientre hasta llegar hasta sus pechos y viceversa.

En eso estaba cuando ella me empezó a desabrochar mi pantalón, me tumbó en la cama y me quitó mi pantalón, solo quedé en bóxer y ella me dijo, hoy me voy a desquitar lo que tú me has estado haciendo y hace días que quería tenerte así, disponible para mi, para devorarte todito, quitó por completo mi bóxer y cuando lo estaba bajando saltó mi pene bien erecto, bien duro, que hasta me dolía de lo parado que lo tenía, ella cuando lo vio me dijo, que rica esa tranca que te manejas papi…

Me besaba el cuello y mi pecho, me pasaba la lengua por mi abdomen mientras con su mano acariciaba mi pene, luego vino lo que nunca me habían hecho, tomó mi pene con su mano y sacó su lengua y comenzó a pasarla en mi glande, que sensación más rica la que sentía, lamió mi pene y bajó hasta mis testículos y los chupó, así subía y bajaba con su lengua, luego paró, me miró y me dijo, cuanto tiempo he deseado comerme esta tranca y le dije, hoy es tu oportunidad cométela toda…

Se la metió a la boca y comenzó a darme una mamada que sentía que llegaba a las nubes de lo rico que me lo hacía, se lo metía lo sacaba, se lo tragaba todo, lo sacaba y con su lengua la pasaba en la punta de mi pene y luego volvía a metérselo todo, así estuvo un buen rato mientras yo acariciaba su vulva jugaba con ella, con su clítoris, empecé metiéndole un dedo luego dos y después tres y ambos gemíamos de lo rico que lo estábamos pasando, luego ella me dijo, quiero que me la metas, quiero sentir tu tranca en dentro de mi…

Me tumbó en la cama boca arriba y ella se subió y se metió mi pene y empezó a moverse despacio de modo que le penetrara hasta el fondo, cuando sintió que le había entrado todo comenzó a cabalgarme y hacer su cuerpo hacia atrás para sentir más placer, daba gemidos que pensé que la pareja que estaba en el otro cuarto podían oír, pero no le di importancia y seguí con el ritmo que ella llevaba, luego se recostó en mi pecho y me dijo, papi que rico, que rica tu tranca…

Luego la puse en cuatro patas y frente a mi quedó un panorama exquisito, su culito bien rico y una tremenda vulva que hizo que mi pene se pusiera a mil, la tomé de las caderas y dirigí mi pene hacia su vulva y se la metí despacio hasta sentir que se la había metido toda y así en ese mete y saca estaba cuando me dijo, dale con todo mi amor, que hoy soy toda tuya, hacé conmigo lo que quieras, aceleré mi ritmo y se la metía con todo y ella daba unos gemidos de placer, hummm, Ummm, no pares papi, dame más, más, la quiero toda hasta dentro, dame con más fuerza y así estuvimos un buen rato, luego me dijo quiere que estés encima de mi…

Me acosté encima de ella y se la metía despacio y la sacaba y acariciaba su clítoris con la punta de mi pene luego le subí las piernas en mis hombros y comenzamos otra vez y la penetraba con fuerza y ella solo gemía, uhmm, aaahhh, assiiiii, que rico papi, que rica tenés esa tranca, ummmm, que rico me la metés y así estuvimos un rato, la saqué y me separé un poco, siempre con sus piernas en mis hombros y pude ver sus dos agujeros, que locura, dirigí mi pene a su ano y traté de metérselo pero ella me detuvo y me preguntó, ¿quieres darme por ahí?, le dije que si, que me tenía muy caliente y que deseaba su culito, entonces me dijo, despacito métemela…

Comencé y se la iba metiendo despacito ya que con los jugos de su vagina había humedecido la entrada de su ano y no hubo que lubricarlo, se le metía despacito mientras ella cerraba sus ojos y gemía, se le introduje toda y comencé el vaivén lentamente luego un poco más rápido y ella solo pujaba, mordía sus labios y con sus manos tomaba mis muslos para hacer más presión en cada penetrada que le hacía, nuestros cuerpos se derretían de lo caliente que estábamos a pesar que teníamos el aire acondicionado puesto, luego la puse en cuatro patas y se la metí por el culito nuevamente ella se movía de una manera inexplicable, así estuvimos un rato cuando sentí que me venia y le dije me vengo y me dijo quiero que termines en mi culo, quiero tu semen dentro de mi, terminé en su culito…

Ella se tiró en cama y yo con mi pene adentro todavía encima de ella expulsando todo mi semen en su culito, cuando sintió que mi pene estaba perdiendo erección me dijo, levantante, y me hice a un lado de ella boca arriba, ella se dio la vuelta, agarró mi pene y empezó a mamármelo hasta dejar sin una gota de semen mi pene, lo lamía y se lo metía a la boca que hizo que mi pene volviera a la vida nuevamente y me dio una chupada de maravilla hasta que me hizo terminar, pero esta vez terminé en su boca y ella tragó todo mi semen y chupó mi pene hasta dejarlo limpito, luego nos besamos y nos cambiamos y nos dijimos el uno al otro, espero que no sea la primera y la última que lo hacemos.

Nos fuimos a tomar el autobús ella tomó el que va para su casa y yo el mío, y así hemos estado hasta ahora viéndonos de vez en cuando, solo que ahora yo la paso recogiendo donde me dice ya que ya tengo mi carrito.

Lo que ha pasado en los otros encuentro se los cuento después, espero les guste y que voten por mi relato ya que es la primera vez que cuento esto…

Autor: El chino