La ciencia lo mide todo, también lo que tiene que ver con la práctica del sexo. Y resulta que el momento de la penetración en una relación sexual debe durar entre 3 y 13 minutos para que sea adecuada y satisfactoria. Lo demás son mitos, estereotipos y películas porno, pero no la realidad.

Los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani, de la Universidad Estatal de Pensilvania (EE UU), efectuaron una encuesta a 50 miembros de la Sociedad para la Terapia y la Investigación Sexual (SSTAR), que incluye a psicólogos, médicos, trabajadores sociales, terapeutas matrimoniales y de familia y a enfermeras, que han tratado en conjunto a miles de pacientes durante varias décadas.

Treinta y cuatro miembros de la SSTAR, es decir el 68% del grupo encuestado, clasificaron las distintas cantidades de tiempo empleadas por las parejas para sus relaciones sexuales, desde la penetración hasta la eyaculación, en cuatro categorías: adecuado, deseable, demasiado corto y demasiado largo.

Los terapeutas sexuales definieron los lapsos promedio de duración de la penetración de la siguiente manera: “adecuado” (de 3 a 7 minutos); “deseable” (de 7 a 13 minutos); ”demasiado corto” (de 1 a 2 minutos) y “demasiado largo” (de 10 a 30 minutos). “La interpretación que hacen una mujer o un hombre acerca de su propio funcionamiento sexual y del de su pareja se basa en una serie de creencias personales desarrolladas, en parte, a raíz de los mensajes que reciben de la sociedad, tanto formales como informales”, dicen los investigadores de la Penn State.

alina-spanish-heat-x-art-45

“Desafortunadamente, la cultura popular de hoy en día ha reforzado ciertos estereotipos sobre la actividad sexual y muchos hombres y mujeres parecen creer en ciertas fantasías que no se corresponden con la realidad”, afirman Corty y Guardiani en su estudio. Algunas investigaciones anteriores han encontrado que un gran porcentaje de hombres y mujeres afirman querer que su actividad sexual dure 30 minutos o más.

“Esta idea parece una situación propicia para la decepción y el descontento, y con este estudio esperamos disipar dichas fantasías y alentar a hombres y mujeres con datos realistas sobre lo que es un acto sexual aceptable, evitando así que experimenten decepciones y disfunciones sexuales”, señala el autor principal, Eric Corty, profesor asociado de Psicología.

Para Corty y Guardiani, esta encuesta puede tener aplicaciones en el tratamiento de las personas con problemas sexuales, ya que “si un paciente está preocupado acerca de cuánto tiempo debe durar el coito, estos datos pueden ayudarle a eliminar su preocupación acerca de que pueda sufrir un trastorno físico y permitir que sea tratado inicialmente mediante el asesoramiento psicológico, en vez de con la medicina”.

Busquedas entrantes: