Cuando una chica tiene 17 años es normal que este pensando la mayor parte
del tiempo en sexo …

Esto era lo que me ocurría a mis 17 años. El sexo era todo le que tenia en
la cabeza, y por suerte además de pensar en sexo , tenia bastante sexo .
Nunca me faltaba un chico para satisfacer mis deseos …

Una tarde de verano estaba sola en casa tomando sol , completamente desnuda
( quien no odia las marcas de sol en la piel ? ) tirada sobre el césped en
el patio. Sorpresivamente sentí la puerta cerrarse , mis padres no llegaban
hasta la noche , me incorpore y vi a Raúl , el socio de mi padre , salir al
patio .

Cuando me vio desnuda ,visiblemente turbado , se disculpo y se dio la
vuelta entrando a la casa áDesde adentro me dijo que mi padre lo había
mandado a buscarme , porque faltaba una empleada en el negocio y
necesitaban mi ayuda.

Yo nunca había tenido sexo con hombres mayores ( Raúl tenia 48 ) y la idea
realmente me desagradaba .Pero el tenia algo especial que me exitaba , su
aroma, su cuerpo atlético y un gran bulto entre las piernas que no se
preocupaba en ocultar. Yo me levante y desnuda como estaba me acerque a el
, que me miraba por el reflejo del vidrio de la puerta. [Image]

Cuando estuve lo suficientemente cerca , frene y comencé a acariciarme de
una manera muy sensual , primero los pechos , luego mi entrepierna ,
metiendo los dedos en mi vagina y chupándolos . El no se pudo contener mas
y se dio la vuelta , agachándose y chupando mi vagina , hasta dejarla bien
lubricada . Después se tiro de espaldas en el césped y se bajo los
pantalones , mostrándome su erecto pene , yo no necesitaba que me lo
pidiera , me tire sobre el chupándolo todo , metiéndolo hasta mi garganta ,
mientras con sus dedos el me estimulaba el clítoris …

Entonces yo tomando el control de la situación , me senté arriba de el y
agarrando su pene lo pase por toda la raja de mi vagina , y luego
suavemente introduje solo su glande dentro mío moviéndome lentamente ,
metiendo y sacando la parte mas sensible de su pedazo en mi agujerito ,
mientras el me lamía los pechos .

El no aguanto mas y tomándome de la cintura , me metió todo su pene adentro
. El grito de placer que di fue tal que me dijo : mejor sigamos adentro ,
alguien nos puede ver. Así que luego de algunas estocadas en las que me
metió su pene hasta los huevos , entramos a la casa . Una vez adentro , me
acomode en una silla , ofreciéndole todo mi trasero para que me haga gozar.
Metí un dedo en mi vagina y una vez lubricado por mis jugos , lentamente lo
metió en mi ano .

Nunca me habían metido algo en ese agujerito , por lo que me dolía , pero
cuando el metió u pene de nuevo en mi vagina el placer que sentí fue tal
que luego de algunas estocadas alcance en medio de gritos de placer un
brutal orgasmo . El saco su dedo de mi ano y acelero el ritmo de su
penetración . Hasta que acabo llenando mi vagina con su semen . Luego de
limpiar ácuidadosamente su pene con mi lengua , nos vestimos y fuimos al
negocio .

Una vez allí mi padre nos informo que la vendedora había llegado , por lo
que no era necesaria mi presencia , Raúl se ofreció a llevarme a casa , a
lo que accedí gustosa . Obviamente en el camino paramos en un hotel , donde
Raúl me confeso que fantaseaba conmigo desde que era chica . Esa tarde ,
áese hotel tuve mi primera relación anal .

Luego de ese día quedamos de acuerdo en que no lo haríamos mas , cada uno
había cumplido con sus fantasías y si mis padres se enteraran seria un
desastre.

Raúl tenia un hijo llamado José que vivía con su madre en una cuidad a 500
km. de distancia. Ellos se habían divorciado cuando José tenia 12 años ( yo
tenia 10 ) y desde ese momento no nos vimos mas.

Eramos buenos amigos , íbamos al mismo colegio y pasábamos mucho tiempo
juntos. Pero desde que se fue no nos veíamos, al principio nos escribíamos,
pero pronto dejamos de hacerlo y perdimos el contacto.

José vendría ese año a vivir con su padre porque quería estudiar una
carrera que se dictaba en la universidad local. Una tarde fui al negocio de
mi padre y Raúl me pidió que lo acompañe a buscar a su hijo al aeropuerto.
Cuando llegamos nos enteramos que el vuelo se había retrasado 2 horas y
tendríamos que esperar.

Nos sentamos y charlamos un buen rato hasta que la charla se derivo al tema
sexo me contó sus experiencias de la juventud y su debut sexual con una
empleada de su casa. Esto me puso muy caliente y como faltaba un buen rato
para que llegue el avión le pedí que olvidáramos la promesa que habíamos
echo y que vayamos al auto a divertirnos.

Sorpresivamente el se negó rotundamente, esto me enfureció y me puso mas
caliente aun, ¿ como podía ser que un hombre se negara a esta propuesta ?
¿Estaba perdiendo mis encantos ? Cuando llego su hijo me propuse seducirlo
frente a las narices de Raúl. Además el chico estaba muy bueno. Desde que
bajo del avión comece a portarme de manera muy provocativa con el, nos
sentamos los dos en el asiento trasero del auto y mientras le acariciaba el
pelo, lo dejaba espiar mis pechos por el escote de la camisa desabrochado a
propósito. Al llegar a casa le dije a José : – Llámame así una noche de
estas seguimos charlando.

Y apoyando mi mano en su muslo le di un húmedo beso casi en la boca. Estaba
tan caliente que me puse a ver un vídeo que había grabado hace un tiempo,
era de la primera vez en que me acosté con una mujer, hicimos un tremendo
trío con mi primo y su novia, una noche de año nuevo. Me masturbe como loca
, metiéndome casi toda la mano en mi cosita, y después de un orgasmo
brutal, me bañe depilándome toda mi conchita, dejándola lista para ser
chupada. Eso era lo que quería. Al otro día me llamo José, quería ir a
bailar, quedamos para el sábado en la noche, lo llevaría a conocer la noche
de la ciudad. Salí a comprar un vestido nuevo , quería estar super sexy,
calentarlo tanto que le duelan los huevos y que solo piense en penetrarme.

Compre un vestido muy corto de lycra negro, y me puse unas medias negras
con una puntilla que me llegaban hasta el muslo dejando una pequeña parte
de mi pierna sin cubrir. Esa noche lo lleve al lugar mas obscuro que
conocía, bailamos toda la noche y fuimos a sentarnos, allí tomamos una
copas y charlamos un rato, como vi que no se decidía , me senté sobre sus
piernas y lo bese apasionadamente, dejando ver toda mi calentura. Le agarre
su mano y la deslice por mi muslo hasta que sintió la suave piel de mi
vagina.

Por fin dijo: vamos a casa? Durante todo el trayecto no lo deje tocarme, le
decía muy suavemente todo lo que quería que haga , necesitaba una noche de
sexo salvaje, estaba mas caliente que nunca. Se acostó en la cama de
espaldas y me senté sobre su pene , que luchaba por salir de su pantalón,
baje las mangas de mi vestido dejando mis pechos al aire, los acaricie
lentamente mientras lo miraba a los ojos. Presa de una excitación
incontenible, trato de agarrar mis tetas, yo tome sus manos sin permitir
tocarme y apoyándolas sobre la cama acerque mis pechos a su boca para que
los chupe. Los movía alternando uno y otro, pasándolos por su cara.

Solté sus manos y baje hasta su cinturón, mientras lo sacaba el hacia lo
propio con su camisa, una vez desabrochado baje sus pantalones hasta las
rodillas y metí todo su caliente pedazo en mi boca. Lo chupe
frenéticamente, recorriéndolo todo con mi lengua, hasta que en medio de
espasmos me lleno la boca de su semen. Me di vuelta y acerque mi húmeda
vagina en su cara, formamos un 69 ya que mientras el la recorría con su
lengua mis esfuerzos ( y mi lenguita ) estaban puestos en su pene al que
estimule hasta que estuvo nuevamente duro.

Lo necesitaba adentro mío, pero me gustaba como su lengua entraba y salía
de mi conchita, mientras movía lentamente un dedo en mi ano. Así alcance mi
primer orgasmo, luego del cual me puse sobre su pene erecto y de un envión
me lo metí hasta el fondo. Así lo cabalgue durante varios minutos, variando
el ritmo y haciendo pausas, no quería que acabe todavía. De pronto sentí un
ruido detrás mío y al darme vuelta vi a Raúl, seguramente atraído por mis
gritos, completamente desnudo parado al borde de la cama masturbándose,
inmediatamente me agarro del pelo y parándose delante mío metió su
instrumento en mi boca.

Luego de un rato lo saco y colocándose atrás empezó a chupar mi cola
recorriéndola toda , hasta que al fin se detuvo en mi ano, metía un dedo y
seguía chupando. Mi excitación era casi animal, y aunque esa era la primera
vez con dos hombres, quería que fuera lo máximo, así que le pedí a Raúl que
me la metiera por la cola, cosa que haría de todos modos. Metió solo su
glande en mi cerrado agugerito y lo dejo así sin moverse, mientras
cabalgaba a su hijo que en cualquier momento acabaría. _Por favor métemela
ya !, dale , esta caliente y dura, metela toda! ááestaba como loca ,
necesitaba ese pedazo adentro mío. Y de lentamente me la metió toda , los
dos penes en mi interior a la vez me provocaron un salvaje orgasmo que hizo
que José acabara dentro mío llenándome de leche. Raúl me agarro las tetas
con fuerza y me dio vuelta quedando de espaldas y yo arriba de el con su
pene en mi cola. José, acerco el suyo a mi boca y yo limpie los restos de
semen que quedaban en su palpitante miembro.

Las manos de Raúl apretaban mis tetas y cuando José empezó a acariciar con
un solo movimiento mi conchita y los huevos de su padre, acabamos los dos
en un orgasmo como nunca había sentido, sintiendo su caliente esencia en mi
cola bien adentro. Raúl se fue y quedamos solos José y yo tirados en la
cama, acariciándonos.

Nunca mas lo repetimos, Raúl se dedica ahora a los negocios y me tengo que
conformar con su hijo, que no lo hace nada mal por cierto. A mis 17 años
puedo decir que tengo una vida sexual plena, solo me falta concretar una
fantasía y si José le sigue contando a mi hermano menor como me culea creo
que pronto la concretare.

Busquedas entrantes: