Tengo desde hace cuatro años
una perrita poodle llamada Linda a la cual decidi aparearla recientemente,
unos meses antes de terminar el año , el 18 de noviembre de 1999
exactamente, mi perra dió a luz a 4 hermosos cachorritos,

cachorritas
debo corregir, porque todas nacieron hembras, en mi vigilancia constante
de las crias, día a día al ver la forma en que tan avidamente
mamaban las tetas de su madre se fueron despertando en mi raros deseos
y sensaciones y aunque trataba de ocultarlas de mi misma era innegable
que al observar a las cachorritas mamando, lo que sucedia muy a menudo,
me producian una extraña sensación de deseo y exitación,
queria experimentar esa forma perfecta que tienen los cachorros de succionar
directamente en mis pechos, pues una tarde despues de salir de la ducha
, acto ceremonioso que dedico totalmente a experimentar con el jabón
en despertar y redescubrir en mi cuerpo las zonas de más placer,
fui a revisar a mis cachorritas y al verlas desesperadas mamando de su
madre , cerre la puerta del cuarto donde las tenia (dentro de mi propia
casa) y tomé a una de ellas acunandola en mis brazos y poniendo
mi pezon desnudo directamente en su hocico, inmediatamente se prendo de
mi seno de forma sensacional, me estremecí de pies a cabeza sintiendo
la calidez de su lengua y esa forma apretada y al vacio conque succionan
los perritos pequeños, una mamada perfecta diria yo, pues el caso
es que tan deleitante estaba aquella mamada que debajo de mi bata de baño
comencé a acariciarme mi entrepierna , !BINGO! se me ocurrió
una idea, tomé a otra de las cachorritas y la puse entre mis piernas
abiertas para disfrutar tambien de tan deliciosa mamada allí donde
radica la gloria de mi placer, pues la cachorrita no reconocio mi clitoris
como un pezón y no mamo de mí, pues me dedique a disfrutar
de la intensa sensación de placer de aquella que mamaba mi pecho
y con mis dedos en mi coño alcance al unisono del estimulo de mi
pezón un orgasmo increiblemente intenso, luego de relajarme un poco
y de que cesaron mis espasmos, coloque a la aún hambrienta cachorra
junto a su madre y sali de la habitación.

Pocos días despues, me atreveria
a decir que poco más de una semana estaba yo en mi cama desnuda
y pensando en cierto amigo mio a quien tengo unas ganas increibles de cogerle,
me apremiaron las ganas y con mi imagen reflejada en el gran espejo que
tengo comence a acariciar mis muslos y mis senos, los apretaba fuertemente
mientras acariciaba mis piernas sin llegar a tocar mi coñito, ya
cuando me habia torturado bastante a mi misma tanto con la idea de quien
acariciaba mis muslos no era yo misma sino aquel que despierta mis más
bajos instintos, acaricié mi clitoris con el dedo pulgar mientras
el indice, medio y anular se insertaban vigorosamente dentro de mi ya muy
humeda rajita, el sentir la pastosidad de mi interior y como mis dedos
deslizaban sin dificultad alguna dentro de mi , me aceleré al maximo
y arquendo mis caderas con jadeos que casi eran gritos me corri como loca
en lo que fue el inicio de cuatro orgasmos fabulosos en menos de 30 minutos,
luego de calmar mi agitada respiración, sin bañarme y con
toda mi entrepierna impregnada de mis corridas, me puse un vestidito ligero,
obviado como es costumbre en mi, la ropa interior y me dirigi al cuarto
donde tengo a la madre con sus crias, la madre no estaba con ellas asi
que comence a acariciarlas y a consentirlas como suele uno normalmente
hacer con los animales pequeños, me imagino que fue el olor de mi
cuerpo de hembra que ha obtenido placer, ese olor natural , lascivo, intenso
y animal lo que atrajo a las cachorras que al sentarme en el piso directamente
frente a ellas se acercaron rapidamente a mis piernas abiertas y sin esperarlo
quede sorprendida cuando comenzaron a lamer los aún humedos residuos
de mi coño, no cabia en mi de la exitación, por lo bizarro
de la situación y por que no lo habia planificado asi como en la
vez anterior, al principio solo eran lamidas limpiando y sorbiendo mis
jugos, luego tan exitada estaba yo que mi clitoris crecio de una forma
inusual parecia una pequeña pija, o en este caso y para efectos
de asociación una tetilla de perra, una de mis cachorras lo descrubió
y se prendo de el sin soltarlo para nada, fue como un pase de corriente
desde mi clitoris hasta el resto de mi piel, uuuuff aun ahora siento que
mi coñito se esta poniendo muy gordo al recordar la sensación
de su caliente lengua y la presión de esa succión perfecta
sobre mi pepita. Creí desfallecer del intensisimo placer que estaba
experimentando , cuando otra de las cachorras tomo uno de mis humedos y
ahora muy gordos labios y comenzo tambien a mamarlo al istante me corri
como nunca lo habia hecho dos perfectas bocas con una mamada perfecta directa
y solamente para mi sin compartir ese placer con más nadie que no
fuese yo misma, en ese momento una tercera cachorra se percato que que
mi coño manaba intensamente y lamia golosamente los liquidos del
medio de mi concha y avida de más metia su pequeña pero firme
lengua cada vez mas dentro de mi concha, como las cachorras se peleaban
por las unicas tetilla ( o al menos lo parecian en ese momento) mi clitoris
y labios no quedaron al aire ni por un minuto siquiera, pasaba de lengua
en lengua y de mamada en mamada, me tendí de espaldas al piso acariciando
un pecho con mi mano y en el otro pecho a la cachorra que por lo estrecho
de mis piernas que aunque estaban totalmente abiertas, no podia dar cabida
a las cuatro al mismo tiempo, pues esta cachorra se dedico en exclusiva
a mi pezon libre, cuando alcance un segundo orgasmo con las cuatro supermamadoras
dedicandose a darme placer, y casi de inmediato y aún entre los
espasmos convulsivos y un ligero sudor que perlaba mi entreseno , las cachorritas
seguian intentando obtener más leche de mi cuerpo, por lo que no
soltaban mi concha para nada, alcance otro y luego otro orgasmo casi continuo
llegaba a limites muy intensos de placer e inmediatamente exploté
de nuevo, sin decirles mentira fueron como cuatro o cinco orgasmos deliciosos
los que me proporcionaron mis tiernas cachorritas, y aún cuando
intentaba calmar mis jadeos y mi muy agitada respiración, ellas
seguian intentando lamer los jugos que quedaban en mis labios y en el medio
de mi agujero, una de ellas metio su hocico bastante adentro de la entrada
de mi vagina alli creí desfallecer de placer porque otra de ellas
atacó de nuevo mi pepita y me hizo correrme de una forma, que creí
por un instante iva a desmallarme, ya exausta y feliz deje entrar a la
madre para que las alimentase, despues de haberlas disfrutado a plenitud
a las cuatro, y de una forma que no creo haber experimentado antes. Asi
que amigos mis disculpas a los amantes de los animales, y les cuento algo
más , supuestamente llevaria a Linda ( la madre de las cachorras)
a esterilizar despues del destete, les aclaro que no lo hare, desde ahora
sacare nuevas camadas de mamadores, !ooopsss! ,perdon quise decir de cachorritos,
y ahora les dejo, no voy con mis cachorras, lamentablemente ya le han salido
los dientecitos, bastante filosos por cierto, me voy a mi cama a soñar
con mi amigo y con mis cachorras en un solo acto, juntos y disfrutando
al maximo de lo que puedo hacer con mis dedos y algunos juguetes, porque
no….

Busquedas entrantes: