El otro dia les habia contado como mi criada Natalia me vio mientras yo me masturbaba, pues ella se convirtio en mi obsesion y habia decidido que seria mia.

Tenia bien estudiado ya a Natalia, sabia sus movimientos y horarios a la perfeccion, sabia que los fines de semana salia por lo que yo subia a su cuarto y urgaba en sus cajones, las criadas tambien les gusta tener ropa interior bonita, la vecina que vende Avon por catalogo le vende cosas interesantes que seguramente se verian bien en ella, aunque no se bien si las usa siempre o cuando se las ponga.

Decidi empezar a hacerme notar, si bien cuando me vio aquel dia ella se empezo a fijar en mi, decidi provocarla mas, asi que ahora siempre salia de la ducha con toalla y algo exitado para que se notara mas mi bulto, vestirme y secarme con la puerta de mi cuarto abierta etc, si sabia que aspiraria la sala me metia a bañar y pasaba frente a ella, una vez deja imagenes porno en mi computadora cuando sabia que sacudiria, dejaba que el protector de pantalla activo y cuando ella sacudiera mi escritorio ella veria la imagen de una chica siendo penetrada. Y las cosas iban subiendo de tono, una vez fingi estar dormido pero con las sabanas a un lado mio y yo desnudo, se que me vio y eso me exitaba.

Una de las cosas que habia notado es que cuando la casa estaba sola ella veia la television de la sala, porque cuando yo regresaba el canal no estaba en donde lo habia dejado, asi que eso me dio una idea, dejaria puesto una pelicula porno en el dvd, apagaria la tele tomaria el coche y saldria, asi cuando ella prendiera la tele veria la pelicula porno que segun yo le excito cuando me espio.

Ese dia mi madre regresaria tarde asi que tenia tiempo, tome el coche, Natalia cerro el garage y me fui, di un par de vueltas a la colonia y regrese, estacione el coche cerca de la casa para no ser visto u oido, camine hacia la casa y lo mas sigilosamente posible entre, busque por la planta baja a Natalia y no estaba, ¿seria posible que mi plan hubiera dado resultado? me acerque a las escaleras y escuchaba algo pero la tele tenia un volumen muy bajo, me imagino que ella le bajo, subi las escaleras muy lentamente, desde el descanso de la escalera se alcanzaba a ver la tele a lo lejos, la peli porno estaba puesta, subi un poco mas y vi a mi criada sentada en la sala viendola, el plan iba bien pero debia de esperar un poco mas, la paciencia no es lo mio pero en esta ocacion espere y espere.

Eso se hacia eterno hasta que paso, Natalia empezo a acariciarse, empezo por acariciar los muslos por arriba de sus pants, acariciaba su pancita, subio un poco su blusa y la acaricio directamente, subio a sus senos y los rosaba con sus manos, la cosa estaba muy lenta pero iba por buen camino, yo ya estaba muy caliente de verla y mas de imaginar lo que podria pasar.

Poco poco Natalia incremento sus caricias, frotaba sus manos entre sus piernas, masajeaba su vagina por arriba de su ropa, hasta que porfin decidio meter su mano dentro de su ropa intima, sus piernas ya estaba bien abiertas, sus ojos se entrecerraban pero sin perder atencion a la pelicula. Tenia que actuar, pero decidi esperar un poco mas, y afortunadamente paso, bajo sus pants con todo y bragas mas abajo de sus rodillas, despues descubrio sus pechos al levantarse su blusa hasta el cuello, nunca la habia visto desnuda, su cuerpo firme, moreno, entre niña y mujer, espectacular.

Ella metia su dedo y empezaba a soltar pequeños gemidos, y ahi fue cuando subi las escaleras y llegue a ella, Natalia se espanto, intento subir sus pants inmediatamente e intento pararse, pero yo le dije “no, no te preocupes, siguela viendo” ella seguia muy asustada, terminaba de subirse sus pants y acomodar sus pechos en su sosten, me sente en el sillon y le dije “ven sientate, viene la mejor parte”, ella solo pudo decir,

– “perdon, la tele asi estaba”
– “no, si yo la deje apagada, como crees que la voy a dejar asi” “andale ven sientate”

no se movia, solo veia hacia otro lado, la cosa no iba como yo pense, asi que decidi ir por todo, le tome de la mano y la sente en el sillon, ella seguia muda, pero se quedo ahi, e hice como que seguia viendo la tele, pasaron 5 minutos, los mas largos de mi vida, no sabia que hacer, que decir, el plan ya no se parecia nada a lo que yo supuse, no sabia si tocarla, si preguntarle si le gustaba la pelicula o que, pero era un punto de no retorno, a lo que le pregunte,

– “te gusta la pelicula?”
– “no” respondio timidamente
– “el otro dia me viste mientras la veia verdad? no sabia que estabas en casa”

no respondio

– “como pense que no habia nadie me masturbe mientras la veia”
– “porque no sigues masturbandote? no quize interrumpirte”

mas silencio

– “te molestaria si yo me masturbo?”
– “no, no se, mejor me voy”

me baje el pantalon y mis boxers, y mi pene brinco al salir de su prision, ella volteo su cara para el lado contrario, y le dije, “quedate porfavor, que no me gusta hacerlo solo”

yo empece a masturbarme, a acariciar mi pene de arriba a abajo, ella inmovil por un momento hasta que regreso su mirada al cuarto, veia la pelicula y de reojo me veia a mi.

Aunque la cosa iba mejor, no se veia claro que pasaria lo que yo queria, asi que di otro paso, estire mi mano y le tome la suya para tranquilisarla, se la acaricie por un rato para despues acariciar sus piernas, sus muslos firmes y su entrepierna eran mios, ella muda pero mas tranquila, le tome su mano y la puse en mis muslos, a lo que ella imito a mi mano y acaricio mis piernas, voltee a verla y le dije “si quieres tocalo, si ya vi que no le quitas la vista de encima”, no lo hizo, mi mano ya estaba entre sus piernas, masturbandola, aun se sentia su humedad.

Le baje sus pants a sus tobillos, acariciaba solo con mis yemas su entrepierna, su ropa interior coqueta la traia puesta y empece a acariciar su vagina por encima de ella, y despues sucedio, su mano estaba en mi pene, apenas y la sentia, solo la rosaba, decidi esperar un rato asi, acariciandola sobre su ropa interior, para no presionar las cosas, su humedad aumentaba, mis labios buscaban sus pechos, los saque de su sosten y empece a chuparlos, concentrandome en sus pezones, su mano estaba inmovil, por lo que le dije “acariciame Natalia, no te detengas” ella empezo ahora con mas firmeza.

Le baje su ropa interior, sus vellos aun eran escasos, no asi su humedad, mis dedos producian un sonido al acariciar sus labios vaginales empapados, masajie su clitoris en pequeños circulos ejerciendo presion, y poco a poco aumente la presion y la velocidad, despues hice algo que no tenia planeado por tonto que parezca, la bese. Si, la bese en la boca apasionadamente y ella respondio con la misma pasion, nuestras lenguas pronto se encontraron y se hicieron el amor, me pare la tome de la mano y la lleve a mi recamara, nos tumbamos en mi cama y seguimos con los besos y nuestros cuerpos se buscaban, nuestras piensas se entrelasaron y nuestros muslos se frotaban, termine de desnudarla y me desnude yo, le dije al oido que le haria el amor, ella estaba muy exitada y cuando oyo esas palabras se puso extraña, mientras sacaba un condon de mi buro note que dudaba, le pregunte, “que pasa?”, ella me respondio “no, es que mejor no seguimos”

– “porque no? que pasa? no se te antoja?”
– “nunca lo he hecho” “soy virgen”
– “no te preocupes, sere super cuidadoso”
– “no, me va a doler” “me vas a embarazar” me dijo dudando pero aun muy excitada
– “no, lo hare con cuidado, y con el condon no te embarazas”
– “si me duele vamos a parar”
– “si, no te preocupes bebe”

Me puse el condon y empece a dedearla, metia y sacaba mi dedo dentro de ella para prepararla, explorandola por dentro, acariciando sus paredes, primero fue un dedo, y despues fueron dos, me imagino que ella lo hacia cuando se masturbaba porque no percibia mayor dolor de ella. Me coloque entre sus piernas en posicion de misionero, tome el pene con mi mano y coloque la cabeza en su entrada y empece a empujarlo… mientras entraba ella sintio dolor pero nunca me pidio que parara, y asi entro la mitad y empece a moverme, y la bese para tranquilisarla y facilitar la penetracion, me movia lentamente dentro de ella cada vez empujando un poco mas hasta que en una embestida logre penetrarla bien adentro, ante el dolor la tranquilice diciendole que el dolor ya habia pasado, y segui penetrandola y ella empezo a gozar. Se sentia tan bien estar dentro de ella, mi fantasia se habia cumplido, era una nena apretadita por primera vez penetrada, tan solo de recordar sus gemidos me excito de nuevo, a los pocos minutos ella tuvo su orgasmo, pero yo aun tenia pila, le pedi que se volteara, ella no sabia que hacer, pero con mi ayuda pude ponerla en 4 y ahi prosegui con mi penetracion, Natalia se dejaba mover a mi antojo hasta que termine dentro de ella casi al unisono.

Por fin, me habia cojido a Natalia!, nos quedamos en mi cama un rato mas acariciando nuestros cuerpos y recuperandonos. Despues ella se levanto y se vistio y se subio a su cuarto a bañarse.

Nuestra relacion es extraña, casi no hablamos, a partir de esa fecha lo hemos hecho varias veces, ella es incondicional, hasta ahora nunca me ha dicho que no, no importa donde este, si yo estoy caliente voy por ella y la hago mia, lo hemos hecho en la cocina, en el baño, en el cuarto de lavado, es muy obediente e intento enseñarle cosas, ha mejorado mucho en el sexo oral, en las noches cuando ando caliente subo a su cuarto, la despierto y la hago mia, ella por su timides no suele tomar la iniciativa solo una vez ella se metio al baño mientras me bañaba y lo hicimos.

Mientras no tenga novia y cuando tenga ganas de jalarmela mejor me cojo a mi sirvienta.

relato exclusivo

Busquedas entrantes: