Una tarde del mes de Febrero del año 2007 con alcance de Internet. Decidí entrar a una sala de Chat, de esas para adultos, donde navegan cientos de personas.

Ahí coincidí con una persona de mi misma ciudad, seguí los pasos para darlo de alta a mi lista de mensajería instantánea, entonces surgió una conversación como cualquiera, nada en particular y hasta puedo decir que aburrida, como suelen darse en ese tipo de salas de Chat donde por sus características no puedes encontrar una amistad o menos algo de romance por Su estilo solo encuentras conversaciones morbosas pero la mía en particular no tenia nada que lograra entretenerme y a si nos hicimos las preguntas de rutina:

Karen dice:
¿Como te llamas?

Juan José:
Me llamo Eduardo,

Juan José dice: tengo 30 años de edad y soy Casado
Me dedico a las Ventas

Juan José dice: ¿y tu?

Karen dice: mi nombre es Karen, tengo 30 años soy soltera soy capturita de datos de Guadalajara como ¿tu verdad?

Juan José dice: a si es preciosa soy de Guadalajara

Preguntas necesarias para saber quien esta del otro lado del monitor expuesta Claro! A que no siempre te dicen verdades sobre su identidad pero en realidad no fue importante si lo que me decía en el momento era verdad o mentira. Total solo se trataba de matar el tiempo.
En especial si me llamo la atención algo de lo que me dijo, que es casado, ya que en ese medio todos los hombres son solteros, divorciados o separados.
Con los minutos ya transcurridos en la conversación lo que provoco fue aburrirme por completo.
Decidí bloquearlo de mi lista de mensajería, pero sin eliminarlo quizás porque lo olvide. Y para que no ocupara espacio en mi lista. Sentí que era como la mayoría que navegan en ese tipo de Chat cachondos,
Yo constantemente hago uso de la mensajería instantánea, por cuestiones de trabajo y algunas beses, buscar coincidir con algún contacto, pasaron varias días cuando volví a verlo en línea, decidí admitirlo a mi lista de manera que me viera conectada, y de varias conversaciones en adelante, hablábamos sobre sexo utilizando en los escritos palabras obscenas o vulgares, donde extrañamente siempre me provocaba excitación y digo extraño porque en conversaciones con otros contactos, también hablaba de sexo y no provocaban lo que Eduardo.
Llegar a excitarme tan fuerte, haciendo el y yo la charla de lo que nos gustaba y no de sexo, no siempre encuentras a las personas que de la confianza de decir esas cosas y menos en persona.
Y también es verdad que nunca sentí deseo ni busque la posibilidad de conocerle en persona quizás por la manera de intercambiar conversaciones íntimas.
Y un día hice la observación de que Eduardo a la fecha nunca me había mandado una fotografía de el
Y de lo contrario a mi, el ya tenia aproximadamente 3 fotografías de mi rostro, empezó a insistirme en que le mandara fotografías desnuda, al ver que yo no tenia ni una sola foto de el empecé a desconfiar hasta de su nombre, porque decía llamarse Eduardo y el nombre que aparecía en su cuenta electrónica era Juan José, y decidí negarle las fotografías, que insistentemente me pedía, hasta ver a un que fuera una de el, pues también empecé a sentir curiosidad por ver a la persona que tanto me excitaba sin espera de que fuera guapo o feo.
En uno de esos días donde coincidimos utilizo una webcam para que yo pudiera conocerlo, condicionado a cambio de eso tendría mis fotografías desnuda que tanto me pedía, y a trabes de la pantalla vi. A un chico común nada en particular y así comencé a mandarle algunas fotografías, eso hizo que Eduardo me pidiera conocernos en persona y de llevar a la realidad algo de lo que muchas beses fantaseamos en el mensajero. Confieso que no era algo que yo anhelara, siempre pensé que no pasaría de simples conversaciones…

Juan José dice:
Karen mi amor me gustas mucho deseo tocarte son muy grandes tus senos y riquísimos como tu Vagina me encantas y deseo cojerte me pones muy caliente y con la verga parada al ver tus fotografías

Karen dice:
¿De verdad te gusto Eduardo?

Juan José dice:
Si, me encantas déjame conocerte por favor dime ¿donde nos podemos ver?

Y después de tanto insistir planeamos el día lugar y hora y así llego la fecha de la cita a ciegas, sin imaginar lo que esa mañana pasaría.
El lugar de la cita fue mi casa Yo lo esperaba muy tranquila y sola, llego la hora de la visita y tenia la puerta de la calle entre abierta a un lado de la casa aproximadamente a 6 metros de donde yo estaba mirando vi. Que se estaciono un auto blanco y bajaba de el un chico muy guapo… y en ese momento pensaba, ese chico es muy guapo No es quien yo espero, porque a través de la webcam donde lo vi. No me pareció que fuera tan guapo.
Pasaron unos segundos cuando recibí una llamada en mi celular, era Eduardo diciéndome que se había estacionado afuera de mi casa y que pensándolo bien se estacionaria en la esquina de la calle…
Pensé ¡¡entonces era quien vi. Hace unos segundos!!
Le respondí ven te estoy esperando en la entrada de mi casa, pasaron otros segundos cuando entro a la casa.
La puerta estaba abierta me miro directo a los ojos y me sonrió.
en persona era totalmente diferente, para mi gusto físicamente muy agradable y con una sonrisa muy bonita, a un que ya lo había visto desde la webcam en persona era muy guapo, le pedí tomara asiento y me dijo estar muy nervioso por la cita a ciegas y entonces comprendí que en realidad era pena o vergüenza por las conversaciones obscenas que habíamos tenido porque yo si sentía pena de tenerlo frente a mi, también porque ya me conocía sin ropa, pero los nervios terminaban cuando se acerco y sin decir nada, me beso entrelazando su lengua de la mía y chupaba y mordisqueaba mis labios, su boca me sabia dulce.
mejor a un el beso se prolongaba hasta sentir sus manos tocándome mis grandes senos por encima de la blusa y con la misma intensidad seguía besándome y buscaba tocarme sin sostén ni blusa mis senos hasta lograr tocarlas sin blusa ni sostén vi. como las llevaba a su boca lamiendo mis pezones jugueteando su lengua en ellos, yo sentí como me humedecía y por un instante frene ese gran momento de excitación, recordando 3 puntos importantes.

1) estaba frente chico que veía por primera ves
2) estaba en mi casa expuesta a que en cualquier momento llegara alguien
3) dijo claramente ser casado

Además de recordarlo se lo dije.
dando a entender que no podíamos seguir, pero con ver sus ojos sabia que como yo estaba ardiendo en deseo y con voz entre cortada y agitada, me pidió continuar accedí pues lo deseaba igual o mas que el.
Se levanto del sillón donde estábamos sentados, se inclina frente a mí y hace por un lado mi calzón y esa sensación de su lengua húmeda deslizándose a través de mi clítoris el sexo oral probablemente resulte en más orgasmos que cualquier otra práctica sexual en mí….
Instantes mire al techo y cerraba los ojos pues esa sensación de sentir su lengua era riquísima al mismo tiempo de las contracciones involuntarias sabia que era un orgasmo.
vi. como Eduardo ponía su pene al desnudo me encanto la forma de su miembro era afeitado de buen tamaño color y sabor, me pidió lo probara, dándole unas chupadas, pero yo mas que chuparlo quería sentirlo dentro de mi, me recostó boca arriba en el sillón abrió mis piernas entrando y saliendo con movimientos y sucedió el clímax en los 2, lo que viví en 15 o 20 minutos dejo una experiencia plena que nunca imagine vivir

Busquedas entrantes: