Hola, les quiero contar mi experiencia personal. Soy casada y mi posición económica siempre ha sido muy holgada, en la ciudad en que vivo soy una dama respetable y admirada en mi círculo social. Soy la menor de cinco hermanas y cuando yo tenía 10 años, escuchaba a mis hermanas mayores con sus amigas hablar de cosillas que hacían con sus novios o amigos, obviamente ellas pensaban que yo no las oía. Me dio curiosidad por saber que se sentía estar con un hombre, pues lo que había escuchado es que nosotras somos las que decidimos con quien sí y con quien no, además las oía decir que los hombres mayores eran mejores. Al ser yo la más pequeña de la familia y mis hermanas tenían cada una de ellas su carro, el chofer de la casa me llevaba al colegio, con mis amigas o a fiestas. Tenía como 35 años y era muy guapo, y lo elegí para conocer eso que mis hermanas decías era muy rico.

Comencé con subirme la falda un poco para que el chofer me viera, pero ni me hizo caso. Después, me recostaba en su pierna de regreso a casa, pero me acariciaba el pelo muy paternalmente. Decidí llegar al extremo y un día me recosté en su pierna y pasé mi mano encima de su pene, la deja ahí y el no hizo nada y tampoco, solo la dejé ahí. Todo fue cuestión de tiempo, ya que seguí recostándome y poniendo mi mano, pero poco a poco inicie a acariciarle su miembro (por encima de su pantalón) y el se ponía muy nervioso pero no me quito mi mano. Un día que fue por mí a casa de una amiguita, era de noche y yo decidí que era ese el día para conocer, así que me recosté, puse mi mano lo acaricié e inicie a bajarle el cierre, el gimió y se movió muy rico, pero se dejó bajar el cierre, metí mi mano y sentí una cosa muy grande y muy caliente así como muy dura, me asusté, saque mi mano y me senté, el no dijo nada pero se veía que le gustaba. Días después, mis papas salieron de vacaciones con varios de mis hermanos y en un fin de semana me quede sola un día, pues la servidumbre salió y llegaban hasta la noche, estábamos el chofer y yo, me metí al cuarto de mis hermanas, saque su ropa, me la puse y le grite al chofer que subiera rápido. Al llegar el chofer a mi recamara, le dije que iba a una fiesta, que como me veía, me dijo que me veía muy bonita pero que mis papas no le habían dicho nada de la fiesta, entonces le dije que cerrara las ventanas para hacer oscuro el cuarto, a lo que el accedió rápidamente. Puse música y me puse a bailar según yo muy sexi, el Chofer se sentó en mi cama y noté en sus ojos el deseo, me abalancé sobre él quedando acostado y yo a su lado, lo abracé y nuevamente puse mi mano encima de su pene, le bajé el cierre, metí mi mano, sacando su miembro muy caliente, lo ví y pasaron por mi mente las expresiones de mis hermanas y sus amigas, y no entendía como ese trozo de carne pudiera volverlas locas. Se lo empecé a acariciar, el solo gemía, lo besé en el pecho, y sus manos empezaron a buscar mi cuerpo, sentí una sensación extraña al sentir sus manos tocarme. Me levanto la falda y me bajo mis calzones (de mi hermana) y me acarició mi parte, a lo que yo sentí ansias, me preguntó que si sabía lo que me iba a hacer, y le dije que sí, que ya antes había hecho eso (le mentí para no verme muy mensa). Me puso acostada boca arriba, abrió y levanto mi piernas, yo no entendía mucho, pero lleno de saliva mi parte, dejándola muy mojada, acerco su miembro (17Cms) y poco a poco me lo metió, me empezaba a doler cuando iba entrando, pero al hallar caminito su miembro, se dejo venir y me la metió hasta el fondo, yo sentí que me moría, me puse a llorar, pero él siguió metiendo y sacando, de repente como que se asustó y la saco, yo ví que estaba sangrando y pensé que me había lastimado, seguí llorando y él asustado se salió de mi recamara. Días Después platicando con las amigas de mis hermanas, me dijeron que era muy doloroso la primera vez y que se sangraba, me tranquilice. Con el chofer hubo un alejamiento, pero al saber yo que era normal, lo volví a buscar, pero me rechazó, insistí e insistí hasta que volví a acostarme en su pierna mientras le acariciaba su pene. Un día se lo volví a sacar y estaba decidida a chupársela (ya para ese momento mi información del sexo era mucha), pero solo pude llenarla de besos. Paro el coche y me dijo que estaba mal, que si mi Papá se enteraba lo iban a meter a la cárcel, a lo que yo le ofrecí un trato, que fuéramos buenos amigos, que ni yo le decía a su esposa, ni él a mi Papá. Accedió con muchas reservas, pero a partir de se día, cada vez que podía me iba con mis amigas que vivían más lejos para que el chofer fuera por mí lo más noche posible. De regreso invariablemente, yo lo masturbaba o le hacía sexo oral y me acariciaba todo el camino. Pasaron los años y conforme fui creciendo fui formando mi cuerpo de mujer, que afortunadamente es lindo. Las visitas a las casas de mis amigas cambiaron a antros y fiestas nocturnas, yo me arreglaba para ir a las fiestas, pero realmente me arreglaba para alagar a mi chofer. Muchas ocasiones al chofer le tocaba llevar a mis amigas a sus casas e incluso llegamos a llevar a mis novios. Claro que después de llevar a mi novio, yo atendía a mi chofer. Ya para mis 14 años yo había vivido todo lo que una mujer puede hacer acerca del sexo, todas las posiciones habidas y por haber, me besó mi cuerpo, me estremeció, me enseño a chupar bien, a pasármela toda por mi garganta, me penetró por atrás (por cierto, muy rico después de la tercera vez), me hizo la herradura (un dedo en mi vagina y otro en mi ano), a tomarme su sémen, y siempre fuimos muy felices, y ante la gente yo siempre fui una niña modelo, y actualmente (24 Años) llevo 2 años de casada y cuatro que mi chofer se fue a EEUU a trabajar. Nunca dijo nada (le tenía pánico a mi Papá) pero me hacía lo que quería, y yo tampoco dije nunca nada a nadie, ya que no quería que me etiquetaran de Ligera o prostituta. Mis amigas me dicen que muchos de nuestros amigos se quedaron con las ganas de estar conmigo perjudicarme, pero los detenía el que yo era muy seria y decente, je je je je.
Lo importante es que sepamos guardar los secretos que impacten en nuestras vidas, pero realmente hacerlo con una persona mayor es más interesante que con alguien de nuestra edad. Los mayores piensan en mi y mis necesidades. Tenía que contarle a alguien mi experiencia. Posiblemente más adelante escriba algo de las experiencias que tuve a lo largo de 11 años de amante de mi chofer. Actualmente estoy casada y aun cuando era novia de mi actual esposo, mi chofer me atendió hasta un año antes de casarme que decidió irse a los EEUU, y desde entonces no he sabido nada de él.

Busquedas entrantes: