* El forense asegura que la chica perdió recientemente la virginidad, pero que no muestra signos de haber sido forzada sexualmente.
* El acusado niega haber tenido sexo ella, pero sí haber mantenido una conversación telefónica erótica.
* La familia de la víctima fue quien interpuso la denuncia.

La Corte de Túnez estudia el inusual caso de la “supuesta violación telefónica” de una joven de 20 años. La familia de la víctima fue quien interpuso la denuncia, según informa alarabiya.net.

El presunto violador niega haber tocado a la víctima, pero sí reconoce que durante una de las conversaciones eróticas que mantuvieron, la víctima profirió un grito y unas “gotitas de sangre se escaparon de ella”.


De acuerdo con las declaraciones del abogado de la víctima, Maha al-Metebaa, al periódico kuwaiti Al-Qabs, el informe del forense mostraba que la chica efectivamente había perdido la virginidad recientemente, pero que no había sufrido agresión sexual alguna.
20 minutos

Busquedas entrantes: