Agentes de Investigación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) detuvieron a siete jóvenes, cinco de ellos menores de edad, que abusaron sexualmente de una estudiante de bachillerato y distribuyeron el vídeo de la agresión.

A este tipo de abusos se les ha denominado como sexting y son fotos o vídeos sexuales que difunden los jóvenes, muchos de ellos menores de edad, a través de las redes sociales o que graban con cámaras o celulares y los muestran a sus amigos.

La procuraduría capitalina acusó a los detenidos por los presuntos delitos de violación multitudinaria y pornografía.

La fiscal central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, Juana Camila Bautista Rebollar, informó que un grupo de estudiantes de bachillerato realizó una fiesta en un domicilio ubicado en la colonia Gabriel Hernández, delegación Gustavo A. Madero.

En la fiesta realizada el 15 de abril pasado, la joven y sus amigas ingirieron bebidas alcohólicas. Al término de la reunión, Adán Chávez Rodríguez, de 24 años –uno de los inculpados— ofreció su casa para seguir la fiesta.

Ahí empezó la pesadilla para la joven quien, al llegar al otro domicilio, se quedó dormida y cuando se despertó estaba semidesnuda y acompañada por varios hombres.

Sin embargo, fue hasta el 27 de mayo que una de las amigas de la joven que estuvo con ella en la primera reunión le contó que en la escuela circulaba un video en el que aparecía con varios hombres que abusaban sexualmente de ella.

La víctima acudió entonces a presentar la denuncia ante la PGJDF, que inició la investigación para localizar el video y aprehender a los responsables.

Dos de los inculpados, que son mayores de edad, Chávez Rodríguez y Eduardo Leopoldo Popoca Vázquez, de 19 años, fueron presentados en las instalaciones de la Procuraduría capitalina y luego consignados ante el juez penal en turno del Reclusorio Oriente.

Los menores Enrique “N”, Arturo “N”, José Eduardo “N”, Uriel “N” y Miguel Angel “N”, fueron enviados a la Agencia 57, donde se resolverá su situación legal.

Bautista Rebollar explicó que el sexting surgió en Estados Unidos en 2005 entre los adolescentes que se fotografiaban o grababan realizando actos sexuales, utilizando principalmente sus teléfonos celulares.

Este tipo de actos se consideran una especie de bulliyng o acoso, pues conllevan la intención de agredir o humillar a una persona que no dio su consentimiento para ser grabada.

Las fotos o videos son difundidos en las escuelas o a través de las redes sociales. Según la funcionaria de la PGJDF, estas conductas son más frecuentes en países considerados del primer mundo, como Inglaterra, Nueva Zelanda o Estados Unidos.

No obstante ya se presenta también en el Distrito Federal, donde la dependencia acumula dos investigaciones similares.

Busquedas entrantes: