Antes de leer este relato te recomendamos leer primero este La amiga de mi mama se quedo a dormir

… cuando vimos el letrero en el refrigerador yo me quede helado, voltee a ver a mi mama y ella tambien estaba seria, aunque pronto cambio su cara y me dijo “no te preocupes, ella es de confianza” eso me tranquilizo un poco.

Ella hizo el desayuno, yo aun no sabia como hablarle, así que desayune en silencio, hasta que ella me pregunto:

– te la pasaste bien?
– titubee, pero le respondí que SI
– mejor que con Olga?
– yo le sonreí y le dije que SI
– seguro?
– si claro, solo que al principio estaba nervioso
– si lo note
– y tu? te la pasaste bien?
– pues si, aunque yo hice todo el trabajo

me quede callado, estaba apenado, era cierto, ella fue quien me hizo el amor a mi y yo solo me deje.

terminamos de desayunar, recogí mi plato, no sabia que seria de ese día después de lo que había pasado, si era solo por esa vez, o que, cuando yo salia de la cocina ella me dijo “métete a bañar” que no es extraño que me lo diga, así que no le di mucha importancia, me metí al baño, me desnude mientras preparaba la temperatura del agua, cuando mi madre toco a la puerta, le respondí “que paso?” ella respondió, ábreme, así que tome una toalla y me la puse en la cintura y le abrí, ella se metió y empezó a desnudarse frente de mi como si nada, sintió el agua con su mano y se metió a la ducha, yo aun no sabia que hacer, ella me dijo “anda métete”, me quite la toalla y me metí, y ella se enjabonaba y yo hice lo propio, a veces me daba la espalda, a veces de frente, por mas que intente evitarlo pronto ya tenia una erección, ella con jabón en su mano empezo a masturbarme, resbalaba muy rico, veía a mi verga y después me veía a mi, “hay que dejarla bien limpiecita”, la enjuago y me dio la espalda de nuevo, yo me acerque a ella hasta que mi verga toco su trasero, ella respondió restregándolo, yo no pude mas, tome mi verga con mi mano y busque su vagina, ella se inclino un poco y empece a penetrarla, esta vez yo le haría el amor a ella, la tome de la cintura y la jalaba hacia mi con cada embestida, el agua caliente de la ducha caía sobre nuestros cuerpos, después ella se puso en 4 en el piso y ahí seguimos la penetracion, no se si antes se había contenido, pero esta vez gemía con fuerza, jamas había oído a mi madre hacer esos ruidos, me pedía mas, “así mi bebe, mas duro”.

El agua empezó a enfriar así que cerramos la llave y nos salimos, me senté en el WC y ella se sentó sobre de mi dándome la espalda y empezó a montarme, yo besaba su espalda, mordía sus hombros, lamia su nuca y su cuello hasta que los dos tuvimos un gran orgasmo, se quedo ahí sentada mientras yo la abrazaba.

Tomamos una toalla y nos fuimos a su cama, ahí nos terminamos de secar, y sin vestirnos nos metimos bajos las sabanas y dormimos abrazados, habíamos dormido poco y estábamos bastante cansados.

Dormimos unas 5 horas, ya eran casi las seis, así que teníamos mucha hambre, mi madre se bajo, pero cual fue mi sorpresa de que bajo desnuda, solo se puso unos zapatos, decidí seguirla también desnudo.

Mientras ella calentaba la comida le pregunte, “y entre tu y Olga ha pasado algo?” ella sin apartar su vista de lo que hacia me contesto, “nos hemos besado, bien besado, pero cuando las cosas se están saliendo de control les he puesto un alto”, después volteo y me dijo, ni creas que nos vas a coger a las dos juntas, tu me seras fiel.

Nos sentamos a comer, no hablamos mucho, pero le pregunte si ahora si había hecho un buen trabajo, ella me sonrió y me dijo que si, que ahora si había hecho algo, cosa que me hizo sentir mejor. Era extraño comer viéndole los senos desnudos a mi madre, eran hermosos, terminamos de comer, y pregunte “va a haber postre?” ella me respondió “que me darás de postre?” yo le respondí, “lo que quieras” ella se paro y fue a la despensa y saco un frasco de nutella, “se que la nutella te gusta” y empezó a ponérsela en su cuerpo, su cuello, los pezones, su vientre, sus muslos, y su vagina, yo inmediatamente fui hacia ella, empece por lamer su cuello, después con su ayuda la senté en el lavadero y seguí con sus senos lamiéndolos y chupandolos, aunque ya no había nutella en ellos yo seguí chupando, lamiendo y mordiéndolos, después su vientre, sus muslos y termine con su vagina y clítoris, lamiéndolo y chupándolo, primero lento y después mas rápido, su mano acariciaba mi cabello mientras gemía “así mi bebe cómeme” me decía mientras yo seguía comiendo y lamiendo, después empece a meterle un dedo mientras le comía el clit, estaba empapada, era la primera vez que la comía y yo estaba realmente excitado, “no pares bebe, no pares!” y seguí y seguí hasta que tuvo un gran orgasmo en mi cara. Nos besamos, aun con mi boca todavía húmeda con sus líquidos nos besamos apasionadamente, su mano fue a mi verga que ya estaba erecta y la acaricio mientras me besaba, nuestras lenguas jugaban, ella tomo la nutella y me la unto en toda mi verga, me senté en la mesa de la cocina y ella empezó a comerla, lamia delicadamente toda la nutella y después la chupaba con fuerza mientras sus manos acariciaban mis testículos, yo estaba super excitado, que de estar sentado termine acostado en la mesa, ella subió a la silla para después subirse a la mesa y se sentó con sus piernas bien abiertas, yo me incorpore y me senté, y así sentados uno frente al otro empezamos a coger primero con nuestro pubis echado hacia adelante y después nos abrazamos y así nos movimos deliciosamente, pero la situación no era muy cómoda o segura, así que paramos y nos fuimos a la sala, ella se hinco en el suelo con el cuerpo en el sillón, yo me hinque atrás de ella y empece a penetrarla con fuerza, tomándola de la cintura y jalándola hacia mi, le acariciaba toda su espalda, desde su nuca hasta sus deliciosas nalgas, estábamos tan excitados los dos gimiendo y diciéndonos cosas lindas y guarras, me atreví a darle una nalgada bien dada, y a ella le gusto, así que le di otra, ella me pidió que no me viniera, así que me salí pues estaba a punto, ella se volteo, se sentó en el suelo y metió mi verga en su boca y empezó a chuparla mientras sus manos acariciaban mis nalgas, luego mis huevos, y no se si fue accidente o no pero meto la punta de su dedo en mi ano justo cuando empece a venirme en su boca, ella bebió hasta la ultima gota, y me dijo “este era el postre que quería”. Estuvimos un rato abrazados en la alfombra de la sala, ya era hora de dormir, por lo que nos fuimos a la cama juntos y caímos rendidos.

Al día siguiente despertamos los dos desnudos y abrazados en su cama, nos despertamos casi a las 12 del día, nos dimos uno que otro beso y caricias y ella bajo para subirme el desayuno, unos hotcakes con miel de maple, los dos desayunamos en cama, entre jugueteos con la miel, una que otra chupada en sus senos con miel de maple, pero me detuvo, “apúrate que hay que ir a misa de una”.

Mi madre siempre va a misa los domingos, yo cuando puedo me escapo para no ir, pero esta vez no podría hacerlo. Ella se paro abrió uno de sus cajones y empezó a ponerse su ropa interior, cual fue mi sorpresa cuando vi que se trataba de una lencería muy sexy, que obviamente no sabia que tenia ni mucho menos se la había visto puesta, se puso el liguero, las medias, se veía espectacular!! Mi pene empezaba a inquietarse, cuando recibí otro llamado de atención “ve a vestirte que no llegamos”, fui a mi recamara a vestirme, mi madre ya me esperaba con un vestido largo, nadie se imaginaria que abajo de eso estaba ese hermoso conjunto de lencería. La iglesia esta a unas 3 cuadras de la casa, así que nos fuimos caminando como de costumbre, en ratos nos agarrábamos las manos pero la soltábamos frecuentemente por temor a que nos vieran los vecinos. Llegamos a misa, y yo no podía dejar de pensar en lo que tenia mi madre puesto! y como al llegar a casa le quitaría ese vestido. La misa termino y salimos, no sin antes encontrarnos a una vecina, conocida de mi madre, nos saludamos los tres, “que grande ya esta tu niño” le dijo a mi madre, “si, como lo ves? ya es todo un hombre” yo espantado por lo que decía mi mama, pero la señora no pareció pensar lo que yo pensaba, nos despedimos y nos fuimos a la casa.

Nada mas cerramos la puerta de la calle y la jale hacia a mi y empece a besarla apasionadamente, la deseaba de una manera descomunal, creo que ella se asusto un poco por el jalón que le di y por las fuerzas con la que la besaba y manoseaba. Mis manos intentaban subir su vestido, sentía su liguero, subía una de sus piernas, apretaba su muslo, besándonos nos metimos hasta la sala y ahi le quite el vestido y la deje en ese espectacular conjunto de lencería. Seguimos besandonos, su mano fue a mi zipper, me abrió el pantalón y saco mi verga que salto inmediatamente y ella empezó a masajearlo, yo mientras saque sus tetas del bra y las empece a lamer, después ella me pidió parar, vamos a hacerlo especial, vamos a mi cama, así que nos fuimos a su recamara, ahí me recosté, y ella empezó a moverse y a bailar de manera muy sensual mientras me lucia su lencería, se ponía de espaldas y me enseñaba sus nalgas que lucían preciosas con ese liguero y esa tanga. Yo me desnude y empece a masturbarme mientras la veía.

Fue a su buro y saco del cajón una botella que tenia aceite que olía delicioso y que se calentaba al frotarlo, y se puso en sus manos y empezó a frotármelo en el pecho, yo también me puse y le frotaba su espalda con el, nos masajeabamos todo con el aceite, mis muslos, sus muslos, después lo empezó a frotar en mi verga, parecía que iba a explotar de lo caliente que estaba, literalmente ese aceite lo calentó mucho!

Ella empezó a chuparme lentamente, los aceites son comestibles, pero le dije, voltéate, siéntate en mi cara, asi que se volteo poniendo su sexo en mi cara, y asi ella siguió chupándome, yo hice a un lado su tanga y empece a lamer su vagina y su clitoris. Los dos gemíamos de placer, en ratos sacaba mi verga de su boca para ir a mis huevos y después regresaba, su pubis empezaba a moverse mientras la lamia, chupaba y mordía sus labios, separaba sus labios y metía mi lengua en su hoyo.

Seguimos y seguimos hasta ella tuvo un fuerte orgasmo en mi cara y yo inmediatamente después llenandole su boca con mi semen, y ella mi cara con sus líquidos, nos tardamos en reincorporarnos, para después abrazarnos y descansar un poco, aunque no tardamos mucho en empezar con las caricias, a los pocos minutos ya estaba penetrándola arriba de la cama en 4 patas, claro con su liguero puesto, del cual tomaba para jalarla hacia mi en cada embestida…

Y así pasamos ese domingo, al menos hasta que nos agotamos y quedamos dormidos para despertar el lunes, así termino el fin de semana erótico, el mas intenso que había tenido.

El lunes al regresar de la escuela recibí la llamada de Olga, “CUÉNTAMELO TODO” me dijo, yo intente fingir “de que hablas?”,

– No te hagas pendejo, de tu y tu mama!
– si no paso nada
– jajaja si yo los vi! vi como te montaba ese día en la madrugada
– ahh eso…
– ya dime, que mas paso?

Yo no quería contarle, debía ser discreto, pero fue muy insistente,
– tu mami besa delicioso, se besaron?
– ah si, me conto sobre ti
– que te contó?
– que se besaron
– solo eso te dijo?
– si, hubo mas?
– pues fue mas bien un mega faje!
– ah si?
– si, muy muy erótico, y le encanto por que cuando mi mano llego a su vagina estaba empapada
– la dedeaste?
– si, la dedie, pero cuando iba chuparsela me detuvo, pero espero pronto eso cambie
– no creo que quiera
– de que quiere, quiere! quizás con tu ayuda
– jajaja
– o no has pensado estar con las dos?
– no va a querer, ya me lo dijo
– ya la convenceremos los dos, yo se lo que te digo

total que seguimos hablando hasta que termino convenciéndome y le conté todo lo que hicimos el fin de semana, y ella empezó a excitarse

– woow ya hasta me moje de imaginarme
– de verdad?
– si muchisimo!
– mhhh que rico
– me tendré que masturbar pensando en ustedes dos
– yo también me excite solo de acordarme todo lo que hicimos
– bueno, pensare en nosotros tres

Terminamos masturbándonos al teléfono, y se despidió con un “nos veremos pronto” y si te portas bien te contare la fantasía de tu madre…

relato exclusivo

Leer Parte 3

Si te gusto este relato seguro te gustaran las fotos reales de madre e hijo.