Primera parte: Los Amigos De Mi Hijo, El Comienzo
Segunda parte: Los Amigos De Mi Hijo: Enculada

Había pasado una semana desde el ultimo incidente con Marcos y 3 amigos suyos, esa semana la vida de mi hijo había mejorado mucho, no solo estaba mas feliz y tenia nuevos amigos sino que nos había contado que su amigo Marcos le había conseguido una prueba con el entrenador del equipo de fútbol y había logrado superarla y entrar en el equipo, su padre hasta empezaba a cambiar su actitud y a mostrarse orgulloso de nuestro hijo.

 

Obviamente ni mi hijo ni mi esposo imaginaban que la entrada de Jorge en el equipo de fútbol nada tenia que ver con sus cualidades como jugador sino que había sido mi culo y mas concretamente las embestidas de Marcos contra mi culo las que habían logrado el acceso de mi hijo al equipo.

 

Mi culo roto había valido para que mi hijo fuera mucho más feliz.

 

Por suerte para mi, después del viernes anterior en que Marcos me follo a su antojo y me rompió en culo para después obligarme a chupar las pollas de sus amigos el fin de semana se había olvidado de mi y a pesar de que yo estaba sola en casa con mi hijo y mi esposo trabajando no había vuelto a molestarme, era nuevamente viernes y mi descanso había llegado a su fin cuando mi móvil comenzó a sonar y reconocí el numero de Marcos.

 

Mi hijo y mi esposo estaban en el salón así que me fui a mi habitación para contestar

 

“Dígame”

 

“¿Puta, te voy a dar una dirección, te quiero en ella en 30 minutos”

 

“Pe…pero…acabo de comer, mi esposo y mi hijo están en casa… ¿que quieres que…?”

 

“Me importa una mierda, diles que vas a tomar café con mi madre, apunta y vente ya”

 

Marcos me dio la dirección a la que quería que fuera y colgó, como me había dicho les dije a mi esposo y mi hijo que iba a tomar café con la madre de Marcos, algo que hacia en ocasiones pero que no había vuelto a hacer desde el día en que Marcos me follo por primera vez, llegue a la dirección que Marcos me había dado en menos de 30 minutos y cuando salí del coche Marcos me estaba esperando en la puerta de lo que parecía un estudio de tatuajes y piercings, comencé a temerme lo peor.

 

En cuanto llegue a la puerta Marcos me beso en la boca, yo me asuste por si nos veía alguien pero pensé que estábamos muy lejos del barrio y era difícil que alguien que me conociera estuviera por allí.

 

“Entra zorrita que te tengo preparado un regalo”

 

Obedecí y entre al estudio de tatuajes, era pronto y no había nadie dentro exceptuando a un chico bastante alto y delgado completamente lleno de tatuajes que me sonaba de algo pero no estaba segura de que.

 

“Mira Charlie, esta tía es la que tienes que tatuar”

 

“Ostias putas tío, esta tía… esta tía es la vecina de mi abuela”

 

En ese momento caí y un escalofrió recorrió mi cuerpo, de todos los estudios de tatuajes de la ciudad habíamos tenido que ir al del nieto de Rosa, por eso me sonaba ese chico, yo solo le había visto un par de veces en el portal cuando iba a visitar a su abuela pero Rosa me contaba muchas cosas de el, entre ellas que tenia 23 años, que era muy buen chico y que se ganaba bastante bien la vida con su estudio de tatuajes.

 

“¿La vecina de tu abuela?”

 

“Si tío, mi abuela Rosa, es vecina de esta mujer”?

 

“Ostias tío, Rosa, el otro día conocí a tu abuela, jajaja, vino a pedir arroz cuando yo estaba en casa de Maribel”

 

“Joder tío, ahora que lo pienso, el otro día cuando salí de casa de mi abuela le abrí la puerta del portal a 3 chavales que creo que eran de tu pandilla”

 

“Jajaja, ¿así que eras tu el que se encontraron en el portal?, pues si, por eso estaban allí y ¿a que no sabes porque fueron hasta allí?”

 

“Pues no tío”

 

“Pues porque yo le estaba rompiendo el culo a la vecina de tu abuela y quería que mis colegas fueran para que esta zorrita les chupara las pollas”

 

“¿Que dices tío?, no te creo nada”

 

“Díselo tu Maribel, es verdad o no”

 

Las humillaciones ya comenzaban

 

“Si, es verdad”

 

“Pero explícaselo bien a mi amigo coño”

 

“Si, Marcos me estaba rompiendo el culo el otro día y sus amigos vinieron para que se la chupara” respondí

 

“Joder tío, no me lo puedo creer, pero de donde has sacado a esta cachonda, si mi abuela me ha contado que esta casada y es una ama de casa muy sencilla”

 

“Si tío, esta casada y tiene un hijo que es un pringado, ella quería que su hijo fuera popular y que la gente dejara de pasarse con el así que sus agujeros es el precio que le puse para convertir a su hijo en un crack”

 

“Jajajaja, madre mía tío, como te lo montas, si, creo que se quien es su hijo, un tío flaco de cojones y bajito que alguna vez me he cruzado en el portal cuando iba a ver a mi abuela, jajaja, si le contara esto a mi abuela no se lo creería tío”

 

“No puedes contarle nada Charlie, le he dicho a mi putita que nuestro trato es solo nuestro y que todo ira bien mientras ella se porte bien”

 

“Jajajaja, vale tío, no hay problema, de todas formas como coño le iba a contar a mi abuela que su vecina la casa se come las pollas de tres en tres, jajaja”

 

“Tu abuela fliparia Charlie, la pobre mujer”

 

“Ya te digo niño, bueno, ¿y que vas a querer?”

 

“Quiero que la tatúes una M en el coño”

 

“Jajajaja, eso esta hecho tío”

 

“Co…¿como?, yo no quiero ningún tatuaje, no…”

 

“Me importa una mierda lo que tu quieras, ¿aun no te has enterado que tu no tienes elección en esto?, o haces todo lo que yo te digo o tu hijo sufre”

 

“Pero, como…, como voy a explicarle a mi marido…”

 

“Tranquila por eso, por suerte para ti tu inicial y la mía son iguales así que si te ve la M tatuada en el coño le dices que te has tatuado tu inicial y ya esta, seguro que a tu esposo el camionero le pone cachondo”

 

“Bueno, vamos dentro y empezamos”

 

Entramos en el estudio después de dejar la especie de hall decorado con fotografías de tatuajes a nuestra espalda, el estudio tenía una cama y muchos utensilios que yo no conocía.

 

“Maribel, tienes que bajarte el pantalón y las bragas un poco y tumbarte en la camilla” me dijo Charlie

 

“Nada de un poco Maribel, quítate toda la ropa” dijo Marcos

 

“Pe…pero…”

 

“Ni peros ni hostias, quítate toda la ropa, así estarás mas cómoda”

 

Obedecí, llevaba un vestido de flores que me saque por los hombros, un pequeño sujetador violeta y unas bragas del mismo color, me desnude mirando al suelo y deje mi ropa sobre una silla, cuando me di la vuelta Marcos estaba sentado enfrente y Charlie estaba frente a la camilla mirándome alelado.

 

“Joder tío, esta bastante buena para los años que tiene, vaya buenos melones que gasta”

 

“Ya te digo, no veas como se le movían las tetas el otro día mientras la enculaba frente a su esposo y su hijo”

 

“Que dices tío, ¿te la has follado delante de su familia?”

 

“Jajajaja, no hombre no, no soy tan cabron, me la folle en su cama de matrimonio con las fotos de su familia en frente”

 

“Jajajaja, mira que eres cerdo tío”

 

Charlie golpeo con su mano la camilla y yo entendí el mensaje, me tumbe sobre la camilla completamente desnuda como estaba y Charlie comenzó a preparar las cosas.

 

Vi como preparaba espuma de afeitar y una cuchilla, ante mi mirada Charlie me dijo

 

“Es para depilarte el coñito, no puede haber pelo, así será mas fácil”

 

Me acerco la cuchilla y en un par de pasadas me dejo completamente depilada

 

“así esta mucho mejor, como una niña”

 

Luego agarro una especie de pistola de la que salía una aguja hipodérmica, la puso en Marcha y me la acerco.

 

“El pubis es delicado pero una M es fácil de tatuar y será rápido”

 

Note unos pinchazos, no era muy doloroso pero si algo molesto, a los 10 minutos yo ya estaba preguntando cuanto faltaba para acabar.

 

“En unos minutos estarás lista putilla, tu tranquila y deja a Charlie trabajar”

 

10 minutos después escuche como Marcos apagaba la maquina

 

“Listo, coño tatuado”

 

Levante mi cabeza y vi una M de color negro de unos 5 cm de ancho por 5 de largo en medio de mi pubis.

 

“Ahora te doy un poco de crema y listo, este tatuaje es pequeño así que no necesita muchos cuidados”

 

Charlie extendió un poco de crema por mi pubis y yo me sentí totalmente expuesta y humillada ante el nieto de mi vecina, hacia unas semanas llevaba una vida totalmente normal y ahora estaba ahí, desnuda ante un desconocido con el amigo de mi hijo mirándome a escasos metros con una sonrisa en su cara.

 

“Uppps, perdón, no sabia que estabas con clientes”

 

La voz me saco de mi pesadilla por un segundo, mire hacia la puerta del estudio y vi a un chaval de la misma edad de Charlie en el quicio de la puerta.

 

“Tranquilo tío, de momento no hay mas clientes para hoy, vete a recepción y si pasa algo me avisas”

El muchacho se dio la vuelta y desapareció, debía ser el recepcionista y no pareció extrañado de ver allí una mujer desnuda con su coño recién tatuado.

 

“Oye tío, ¿me dejas que use tu estudio un rato?”

 

“Bueno, no tengo mas clientes de momento, ¿Qué quieres hacer?”

 

“Es que he estado mirando el coñito rasurado de Maribel mientras se lo tatuabas y ya me he puesto como una moto”

 

Efectivamente pude ver como Marcos ya tenia una erección que se le notaba a través de sus pantalones cortos.

 

“Jajaja, así que quieres estrenar el coño depilado de la vecina de mi abuela, vale tío, sin problema, me voy a recepción y te dejo disfrutar”

 

“Quédate si quieres Charlie, Maribel y yo no somos vergonzosos, ¿verdad que no Maribel?”

 

Yo sabía que daba igual lo que yo contestara

 

“No, no lo somos”

 

Marcos se bajo los pantalones y los calzoncillos, esta vez ni siquiera se quito la camiseta que llevaba puesta, su polla no necesito nada mas, ya estaba lista para penetrarme, se acerco mas a mi, yo gire la cabeza mirando para otro lado sabiendo lo que se avecinaba.

 

“Quiero que mires a Charlie, si el me dice que apartas la mirada me enfadare”

 

Tuve que girar la cabeza hacia el otro lado, el lugar donde estaba Charlie y mirarle a la cara.

 

Marcos levanto mis piernas y las puso en paralelo sobre mis hombros, casi junto a su cabeza, a punto su dura estaca a mi gruta y por tercera vez en menos de un mes, una polla que no era la de mi esposo se clavo dentro de mi.

Marcos arremetía con fuerza mientras mi cuerpo se agitaba ante sus embestidas y yo no dejaba de mirar a Charlie.

“Vamos Marcos, follatela duro” animaba el nieto de mi vecina a su amigo.

Marcos me bombea con todo y animado por su amigo me da bien duro, mis tetas se agitan con fuerza y mis manos se agarran con fuerza a los bordes de la camilla.

Yo puedo ver como Charlie disfruta de la escena como si estuviera viendo una película pornográfica en su casa, incluso se acaricia un par de veces su paquete por encima del pantalón mientras la polla de Marcos no deja de hundirse dentro de mi.

La camilla comienza a crujir mientras Marcos sigue dándome bien duro y yo siento perfectamente como la polla de ese cabron llega hasta lo mas hondo de mi, no puedo evitar comenzar a gemir mientras no dejo de mirar a Charlie para no provocar el enfado de Marcos.

Marcos agarra mis manos que se sujetaban a la camilla y me empuja hacia el haciendo que las penetraciones sean mas ruidosas y profundas, Marcos esta muy cachondo y no parece que vaya a aguantar mas, yo temo que esta vez lo haga dentro de mi, he comenzado a tomar la píldora sabiendo que puede que algún día este cerdo o alguno de sus amigos termine corriéndose en mis entrañas, no quiero correr riesgos y lo hago a espaldas de mi esposo que considerando que hace meses que no me toca sospecharía si supiera que estoy tomando medidas anticonceptivas.

 

Pronto noto como Marcos saca la polla y la sitúa sobre mi pubis, comienza a jadear ruidosamente y noto como varios chorros se depositan sobre mi pubis, sobre el tatuaje que Charlie me había terminado de hacer hacia unos momentos.

 

“Uffff, toma mas cremita para el tatuaje puta” dice Marcos

 

“Límpiate guarrilla” me dice mientras el se sube los pantalones

 

Yo cojo una toallita que hay cerca de la camilla y me limpio mi pubis cubierto de semen con ella

 

“¿Te ha mirado todo el rato?”

 

“Si, te ha hecho caso, no veas que caras ponía”

 

“Bueno, ¿que te debo por el tatuaje?”

 

“Serian 60 euros niño”

 

“¿No prefieres otra cosa?”

 

“¿Cómo?”

 

“Veo que estas empalmado cabron, ¿no quieres darle rabo a mi puta?”

 

“Hombre tío, la verdad es que…”

 

“No se hable mas, los 60 euros a cambio de que juegues con Maribel”

 

“Vale niño”

 

Yo no me lo puedo creer, el cerdo de Marcos comercia conmigo como si yo fuera un trozo de carne de su propiedad, antes de llegar a la camilla Charlie ya se ha desnudado.

 

“Charlie por favor, soy amiga de tu abuela, soy una mujer casada, por favor no…”

 

“También estabas casada hace cinco minutos cuando mi amigo Marcos te daba pollazos”

 

“Si Maribel, no pongas excusas tontas, también estabas casada cuando te encule el otro día frente a las fotos de tu familia, cuando te tragaste mi polla en tu habitación de casada, cuando me corri en tu cara, cuando se la chupaste a mis amigos en el salón de tu casa” dijo Marcos

 

“Pero, no lo hagas, te lo suplico, por favor no…”

 

“Mira Maribel, yo no voy a obligar a Charlie a follarte, si el no quiere tus agujeros le damos 60 euros de tu cartera y te vas para casa”

 

“Si, te pagamos, te doy 100 euros si quieres, tengo 150 en la cartera, son tuyos pero no…”

 

“Lo siento señora, que sea la vecina de mi abuela me da mucho morbo y saber que esta casada y que el cabron de Marcos se la folla siendo amigo de su hijo me pone como una moto, guarde sus 150 euros que yo me quedo con su coño”

 

Charlie se acerco a la camilla y comenzó a tocarme las tetas, luego se inclino para lamer mis pezones y meter su cabeza entre mis pechos haciendo ruidos jugando con ello.

 

Marcos me levanto de la camilla y me alzo sobre el, para no caerme al suelo tuve que enredar mis piernas sobre su cadera y pude notar la dureza de su polla sobre mi vientre, al menos me consolé pensando que era una polla bastante normal y no sufriría al metérmela.

 

comenzó a besarme con ganas y aunque al principio yo tenia mi boca cerrada pronto no pude evitar que su lengua violara mi boca, al mismo tiempo me sobaba bien el culo, era el quinto chico en pocas semanas que estaba abusando de mi, el nieto de mi vecina y amiga Rosa me tenia desnuda sobre el con su lengua entrelazada con la mía.

Luego volvió a bajar su cabeza para enterrarla en mis tetas.

“Joder Marcos, vaya tetas que tiene, me encantan”

“Pues nada colega, comete esas tetas que tanto te gustan”

Cuando se canso de comerme las tetas Charlie me dejo en el suelo, me tenia justo enfrente suya tan pegada a mi que podía notar su dura polla contra mi vientre.

“Marcos, ¿me la puede chupar?”

“Puedes hacer lo que quieras con ella tío, eres mi colega”

Entonces Charlie me susurro al oído

“Ponte de rodillas y cómeme la polla”

Me arrodille y sin decir palabra agarre la polla de la base y me fui acercando hasta introducirla parcialmente en mi boca, cerré los ojos y comencé un movimiento con la cabeza que hizo suspirar a Charlie de placer.

“Joder con la señora casada, como la chupa”

“Jajaja, ha aprendido en las ultimas semanas” dijo Marcos

“Pues nada hombre, que chupe, que chupe”

Charlie me agarro la cabeza y comenco a moverla como si se estuviera haciendo una paja a dos manos, literalmente me estaba follando la boca y por suerte al no ser tan grande como la de Marcos solo me provocaba alguna arcada pero era relativamente fácil para mi garganta acomodar esa polla.

“Hasta el fondo nena, hasta el fondo”

“Todavía no esta especializada en gargantas profundas Charlie” dijo Marcos

Charlie me saco la polla de la boca y comenzó a moverla de arriba abajo golpeando mi cara llenándomela de saliva y liquido preseminal, luego la paso por mis labios como si me los estuviera pintando con su dura polla.

“Venga, sigue comiendo polla”

Volví a meterme la punta de la polla en la boca y esta vez Charlie me puso la mano en la cabeza pero sin hacer fuerza, dejando que fuera yo quien llevase el ritmo de la mamada que le estaba realizando.

Mi lengua recorría el tronco de aquella polla chupando con deleite, yo parecía una vulgar puta, eso era en lo que me estaba convirtiendo.

“Te comería ese coñito que tienes puta pero como mi amigo ha estado dentro hace un rato me da un poco de palo así que inclínate en la camilla mirando hacia el otro lado”.

Yo me saque la polla y me puse sobre la camilla mirando hacia la pared y dándole mi culo a Charlie.

“Vaya culo que tiene la zorrita casada esta”

“Ya te digo Charlie”

“Nose si tengo condones por aquí”

“Que coño condones, follatela a pelo, siente bien ese coño apretado que tiene la puta”

“Bueno, pues entonces voy a darle un poco de polla a la vecina de mi abuela”

 sentí como el pene de Charlie se pegaba a mi y como inclinadose sobre mi hasta casi notar su aliento en mi nuca me la introdujo de golpe, se quedo quieto con su polla enterrada dentro de mi.

“Joder tío, esta estrechito”

“Si, parece que su marido no lo ha usado mucho, pero ya le daré yo buen uso a ese coño”

Charlie no me agarro, se limitaba a dar golpes lentos de cadera haciendo que mi coño se tragara su polla lentamente, Marcos dio la vuelta a la camilla, pude ver como se había vuelto a quitar los pantalones y ya estaba nuevamente empalmado, como Charlie me estaba follando en la parte estrecha de la camilla, Marcos pudo situarse frente a mi, a escasos centímetros de mi cara con su polla a la altura de mi rostro.

“Espero que no te importa que me una a la fiesta”

“Claro que no, es tu puta, haz lo que quieras”

Marcos puso su mano sobre mi cabeza y se fue aproximando a mi hasta que su polla toco mis labios, comenzó a hacer fuerza y pronto tuve que abrir la boca permitiendo que la polla de ese cerdo entrara dentro de ella, era la primera vez en mi vida que tenia dos pollas dentro de mi al mismo tiempo.

Las embestidas de Charlie hacían que fuera imposible que pudiera sacarme de la boca la polla de Marcos y mucho menos cuando el puso sus manos a ambos lados de mi cara agarrando mi cabeza para que no pudiera moverla a los lados.

“Toda dentro, hasta el fondo, se la estoy metiendo a tu guarra hasta las pelotas”

“Disfruta colega, disfruta”

Me sentía como una muñeca inchable de la que esos dos malditos bastardos hacían de sus agujeros lo que ellos querían.

“Estoy a punto de correrme” decía Charlie aumentando el ritmo de sus estocadas

“Tranquilo tío, salte que todavía queda tiempo para pasarlo bien”

Charlie salio de mi coño resoplando, había estado a punto de correrse sin duda, pude ver como se sentaba en la camilla al lado mió, Marcos me la saco de la boca y se puso detrás mía, no había tiempo para que yo descansara, me dio la vuelta y me dijo

“Te estas portando como una buena puta, voy a llenarte otro poco el coño”

Marcos me cogio en brazos como había echo su amigo hacia unos minutos pero esta vez no dejo que su polla chocara contra mi vientre, me hizo entrelazar mis piernas sobre el y agarrarle el cuello con mis manos mientras el buscaba con su polla en esa postura la entrada a mi gruta, cuando la encontró puso sus manos en mis nalgas y comenzó a bajar.

Fue bajando muy despacio, recreándose con el momento

“Siempre tan estrecho y calentito, vaya chochete que tienes Maribel”

podía notar como ya me había metido dentro el capullo y seguía bajando sin detenerse mientras Charlie en la camilla se la meneaba despacio.

“¿La sientes Maribel?, ¿te gusta como va entrando?”

“Vaya coño de glotona que tiene” dijo Charlie

Siguió bajando hasta que no pudo bajar mas y me miro a los ojos en esa postura, completamente empalada por su ariete, como una zorra con mis piernas en su cintura y mis manos alrededor de su cuello me beso con lengua sin dejar que su polla saliera de mi ni un solo centímetro.

Cuando termino de besarme comenzó a martillear con su polla en mi coño, yo aguantaba las duras embestidas que a diferencia de antes ahora eran rápidas y profundas.

“Tu marido no te ha follado así en la vida, esto es lo que a ti te gusta, una buena polla reventando tu coño de madurita casada”

volvió a detenerse y comenzó a andar hacia la camilla con su polla enterrada en mi

“¿Estas listo para mas Charlie?”

“Claro tío, vamos a darla mas polla”

“Me vas a ayudar a hacer algo nuevo con ella” dijo Marcos

Marcos siguió andando conmigo encima hasta llegar a las piernas de Charlie que seguía sentado en la camilla, Marcos me levanto un poco mas y se acerco algo hasta ponerme encima de Charlie.

“Ya sabrás lo que quiero no Charlie”

“Si tío, jajaja, va a ser bestial”

Yo no sabia lo que estaban queriendo decir hasta que note la polla de Charlie cerca de mi culo.

“No, no, que vais a hacer, no estaréis pensando en…”

“Calla puta, veras como gozas con dos pollas dentro de ti, además ya tienes el culo hecho a mi polla y te será mas fácil dejar que la polla de Charlie entre en tu culete”

“No, eso no, por favor, eso si que no”

“Cállate puta o le digo a Charlie que llame por teléfono a tu hijo y a tu esposo para que vengan aquí y vean como su mujer y su madre esta completamente en pelotas empalada en la polla de un chaval de 18 años amigo de su hijo, ¿Qué prefieres?”

No respondí y cerré los ojos ante lo inevitable

Marcos ya estaba encima de Charlie y este tenia su polla en la dirección correcta así que Marcos solo tuvo que dejarme bajar lentamente, pronto sentí como la polla de Charlie presionaba en mi culo.

“Ya entra, ya entra niño” decía Charlie

Marcos sigue bajando, noto como mi culo se va abriendo, comienza a escocer, la misma sensación que hace una semana cuando Marcos me rompió el culo por primera vez en mi vida, la polla de Charlie se va abriendo camino en mi interior lentamente hasta que le oigo decir.

“Ya esta, hasta dentro tío, tiene las dos clavadas hasta el fondo”

Al oír eso abro los ojos horrorizada, las dos pollas se encuentran dentro de mi separadas únicamente por una fina membrana, puedo sentirlas palpitar dentro de mi, jamás en 20 años de matrimonio había sido infiel y en menos de 3 semanas había chupado varias pollas adolescentes, dejado que me reventaran el coño, me rompieran el culo y ahora eran dos pollas las que se abrían paso en mi coño y mi culo, dos pollas jóvenes que iban a reventarme por dentro.

Marcos esta vez no me levanta, se limita a mover sus caderas haciendo que su polla salga de mi unos centímetros mientras la polla de su amigo permanece dentro de mi haciendo que mi culo se acostumbre al tamaño de aquel invasor de carne palpitante.

“Me vais a matar” digo yo

“Tranquila Maribel, nadie se muere por una doble penetración, jajaja”

“Joder, este culo es súper estrecho tío”

“Claro, hasta hace una semana estaba sin estrenar”

“Jajaja ¿le has estrenado el culo a la mujercita casada?, que cabron, pues ahora soy yo quien va a probar este culete, al final este culo habrá probado muchas pollas menos la su esposo”

No puedo creerlo pero es cierto, tengo dos pollas dentro de mi y probablemente la de Charlie no sea la ultima polla que entre en mi culo a partir de ahora.

“Mueve el culo de esta puta como quieras Charlie mientras yo me divierto con sus pezones”

Marcos me suelta el culo y me deja sentada sobre los muslos de Charlie y comienza a pellizcar mis pezones haciendo que irremediablemente se pongan duros.

“Vamos allá”

Dice Charlie que pone ahora sus manos bajo mis nalgas y comienza a subirme despacio sin dejar que ninguna de las pollas salga completamente de dentro de mi para poder volver a bajarme.

Yo comienzo a jadear y suspirar con fuerza, ya es inevitable, no puedo controlarme, tengo dos pollas dentro de mi y el cabron de Marcos esta jugueteando con mis pezones, no quiero, no puede ocurrir pero esta ocurriendo, me esta gustando, mi cuerpo esta disfrutando de la doble follada a la que esos dos mocosos me están sometiendo.

“Te gusta tener dos pollas dentro Maribel, ya sabia yo que eras una puta, lo supe en cuanto te vi venir a pedirme ayuda para tu hijo, ese mismo día supe que te convertiría en mi puta particular, supe que eras débil y cachonda y que harías por el pringado de tu hijo cualquier cosa”

Las pollas de ambos entraban en mi de manera sincronizada haciéndome sentirlas hasta el fondo de mi ser.

“Te arrancaría estos pezones gordos que tienes Maribel”

En el estudio hacia calor y mi cuerpo estaba sudado y pegajoso por la follada a la que estaba siendo sometida, mi culo y mi coño se estaban ensanchando mientras Charlie y Marcos me follaban a la vez.

“No puedo mas, ya si que si, no puedo mas tío”

“Correte en su culo tío, eres un buen colega y te voy a dejar que se lo rellenes de leche por primera vez”

Yo iba a negarme pero no me dio tiempo, antes de que dijera nada ocurrió, Charlie pego un grito y comenzó a llenarme el culo de leche, mi espalda se arqueaba al sentir ese liquido caliente entrar en mi y en ese momento y con Marcos nuevamente moviendo su cadera para que su polla no dejara entrar dentro de mi me corri como una puta.

“AAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH”

“Eso es Maribel, correte putilla, correte,jajajaj” dijo Marcos

“Toma leche calentita para ti, hasta dentro de tu culete” dijo Charlie

 

Marcos aumento el ritmo de sus pollazos

 

“TU TAMBIEN DENTRO NO, TU TAMBIEN NO” grite yo jadeando

 

“Tranquila Maribel, hoy no es el día, tengo otra cosa pensada para hoy”

 

Marcos salio rápidamente dentro de mi, al despegarse de mi yo me resbale hacia abajo sin fuerzas cayendo al suelo arrodillada sintiendo como al caer y destaponar mi culo de la polla de Charlie su semen comenzaba a salir hacia fuera manchando mis muslos.

 

Yo todavía estaba en estado de sock cuando vi que Marcos se acerco a mi y me metió la polla en la boca sin que yo pudiera hacer nada por evitarlo, me sujeto con sus dos manos impidiendo que yo pudiera retirar mi boca y empezó a correrse dentro de mi boca.

 

“TRAGATELO TODO PUTA; YO CUIDO DE TU HIJO Y TU CUIDAS DE MI, TRAGATE TODA MI CORRIDA”

 

Me grita mirándome a los ojos mientras a caga golpe de cadera sigue corriéndose dentro de mi boca, me es imposible zafarme y comienzo a tragar sintiendo como la corrida de aquel chico baja por mi garganta hasta depositarse en mi estomago.

 

Permanece unos segundos en la misma posición hasta que siento como un ultimo chorro golpea en mi paladar y baja directamente hasta mi estomago sin tocar mi lengua, cuando me suelta la cabeza yo comienzo a toser y algunos restos de semen caen al suelo.

 

“Se lo ha tragado todo como una campeona” se rie Charlie

 

“Ya te digo, como me ha ordeñado, ¿es la primera vez que se corren en tu boca Maribel?”

 

“Si” digo yo

 

“Pues no será la ultima” dice el cerdo de Marcos

 

Marcos y Charlie se visten, aun siento el sabor del semen en la boca cuando Marcos me tira mi ropa y me pide que me vista, no me deja limpiarme el semen que aun chorrea por mis muslos y tengo que ponerme las bragas mientras mi culo aun escupe semen, todavía tiene tiempo para humillarme y pedirme que le de 20 euros de propina por lo bien que me ha tratado a Charlie y que le de un beso y le de las

 

Gracias por todo, no solo por el tatuaje sino por follarme el culo y llenármelo de leche”

 

“No hay de que mujer, vuelve cuando quieras y te relleno también el coño” contesta el hijo de perra.

 

“Bueno Charlie, ya nos vamos, ya nos veremos tío”

 

Cuando salimos del estudio veo que el chaval que había entrado mientras Charlie me tatuaba el coño esta en la recepción sonriéndome, también hay un cliente sentado en una silla esperando su turno, no dicen nada pero esta claro por sus caras que han oído todo, incluido cuando Marcos me llenaba la boca de leche.

Todavía antes de llegar a casa tengo que dejar a Marcos con sus amigos y se despide de mi con un beso diciéndome que como he sido buena va a tratar de buscarle una novia al gilipollas de mi hijo y que me dejaría descansar un par de semanas hasta que volviera a necesitar mis servicios.

Busquedas entrantes: