Despues de varios dias de estar saliendo tarde del trabajo, como siempre, decidi llegar temprano a mi casa. No pude estacionarme cerca de la casa ya que habia
muchos autos estacionados, por lo que llegue caminando hasta mi casa, abri la puerta y estaba todo muy callado en la planta baja, llegue al refrigerador y tome una
cerveza y me encamine hacia la recamara, cuando hiba subiendo las escaleras escuche unos jadeos, clasicos de una pelicula XXX y pense, “mi mujer se ha de estar
calentando para mi regreso”, decidi no hacer ruido para sorprenderla haber si se estaba masturbando o algo asi….

pero cual va siendo mi sorpresa que al asomarme a la
recamara veo a mi mujer en cuatro recibiendo un enorme pene por el culo, la imagen me congelo, no supe que hacer, me vi impulsado a entrar y darles su merecido a
los dos, pero la vision de ver a ese enorme pene traspasar el culo de mi mujer,y de como ella se abria los cachetes del culo para darle cabida al tremendo instrumento
asi como su cara de satisfaccion provoco en mi una reaccion que no esperaba en mi, la vision empezo a excitarme sobremanera, cuando menos pense tenia mi verga
en la mano y me estaba masturbando como loco, en eso escapo de mi un gemido de placer lo que provoco que delatara mi presencia, en ese momento mi mujer salto
de la cama muy asustada y el tipo voltea hacia mi, hasta ese momento no me habia percatado de el, quien era realmente guapo, con un cuerpo musculoso y un pene
que debia medir unos 20 cms, nos miramos a los ojos, y para sorpresa mia se acerco a mi, se arrodillo y empezo a mamarme la verga,yo no sabia que hacer pero me
la estaba mamando como nadie antes lo habia hecho, cuando menos pense estaba yo recostado en la cama y mi pene era mamado por el amante de mi esposa y mi
mujer, nadie decia nada solo se oian los chupetones que me daban y mis gemidos y ya no pude mas y me vine en la boca de ambos, pero el se trago la mayor parte,
quien me dejo completamente limpio con su lengua, sentia que el mundo me daba vueltas y me que de como tonto acostado boca arriba viendo ahora como ella le
mamaba su enorme verga a el, de pronto el tipo me levanta las piernas hacia mi
pecho y mi mujer empieza a lamerme el culo como solo ella sabe hacerlo cierro los ojos del placer que siento cuando de pronto siento un dolor en mi ano abro los ojos
y es el tipo este que me ha metido la punta de su enorme pene mientras pone mis piernas en sus musculosos hombros, quise zafarme pero mientras mas me movia solo
lograba que su pene se introduciera cada vez mas, mi mujer me beso y me dijo que me relajara y que gozara como ella lo habia estado haciendo en el momento que
los sorprendi, pero yo solo sentia dolor, entonces el la saco, mi mujer lubrico mi ano y su pene y la volvio a meter, esta vez el dolor desaparecio convirtiendose
primero en calor y luego en placer; mientras Rafael, me pistoneaba de lo lindo mi mujer me mamaba la verga hasta que no pude mas y eyacule de nuevo mojandolo a
el, a mi mujer y a mi mismo, pense que nunca hiba a parar de eyacular lo que provoco a su vez que el terminara en mi, mi mujer aun no terminaba por lo que el se lavo
el pene
y entre ella y yo le mamamos su enorme verga, yo no sabia de mis gustos bisexuales pero ahi los comprobe ya que el solo hecho de sentir su pene en mi boca hizo que
me pusiera como roca de nuevo, entonces me acoste boca arriba, mi mujer se monto en mi dejando su culo a disposicion del inmenso pene de Rafael, mi mujer no
dejaba de gemir y de gritar de placer mientras yo podia sentir atraves de la carne que separa la vagina del recto de mi mujer como ese tremendo pene se rozaba con el
mio, hasta que llego el momento en que explotamos los tres. Desde ese dia yo salgo temprano de mi trabajo y mi mujer comparte conmigo a su amante.

Busquedas entrantes: