Bueno, esta historia debería de ser no solo incesto sino también zoofilia, pero bueno.
yo siempre he sido un templado y he samueliado a mi tía y me la he sobado por ella!!



Esto me sucedió hace unos meses, en las vacaciones estaba trabajando en una lechería, uno de mis cargos era el de el cuidado de un grupo de terneras destetadas, cuando ésto sucedió había pasado una época de sequedad como de 6 meses sin provar vagina!!!
un día mientras estaba sacándolas del potrero me recordé de los relatos de zoofilia que tanto me excitaban de ésta página, con lo cual me la sobaba, y me despertó curiosidad por cómo sería con terneras, y fué entonces cuando se me ocurrió meterle el dedo a una, se sentía calientita, como una vagina humana, pero más tallada por la edad del animal. Pero bueno, me masturbé de pensar cojiendomelas (el potrero era una zona aislada y nadie me veía), qué sobo aquel, después de que me regué le puse a una ternera mi leche para que la chupara y parecía que le gustaba, entonces le di mi pinga para que me la mamara. no tienen idea de la clase de mamada que me pegó!! total me le regué dentro de la boca al animal que disfrutaba mi leche.
cuando llegué al corral(donde comen los animalitos) no había nadie, me había agarrado tarde por estar de templado. entoces, vi a una ternera montando otra, como si estubieran cogiendo y la de abajo se quedó quedita, lo cual me indicaba que la ternerita quería pinga y fué cuando se me ocurrió, “porqué no satisfacer las nesecidades sexuales del animailito yo”, entonces me le acerqué a la ternera, le acerqué mi pinga a su vagina y le metí la punta. el animalito ni se movía, no sé si era de mi templazón, pero en sus ojos veía que me pedía más entonces se la metí toda de golpe, y el animalito más bien empezó a liberar fluidos vaginales. que rico, su vagina estaba bien apretadita, como si fuera de una virgen, pero donde se regó se empezó a sentir todavía más rico.
estaba haciendo el sacrificio de satisfacer la nesecidades del animalito cuando escucho que una voz me llama… mi tía, la que tantas veces me había excitado y alimentado mi imaginacion cuando me la sobaba!!
que de para lizado cuando ella me vió, entonces me di media vuelta, sacando mi pinga de la ternera, para dar una explicación, la cual fue “no he tenido sexo en 6 meses”, fue lo único que se me ocurrió, ella se me quedó viendo el pene, y me respondió: “me hubieras dicho”, se me acercó, me agarró la pinga y me empezó a masturbar, se asercó a mi oido y me dijo:”yo te satisfacería con mucho gusto, sin nesecidad que busques una ternera”. se inclinó y sin pensar que acababa de sacar mi pene de la vagina de la ternera me empezó a pegar una mamada, que donde la ví, de una vez me vine, pringandole toda la cara con mi leche, que esta ves fue más cantidad que antes, se levantó y me dijo “que rico, yo también tenía tiempo sin coger y todavía más de tomar semen!! sígueme!”, me agarró el pene y me lo jalo para que la siguiera, mellovó a la bodega de los sacos dende me dijo “ahora sí, prueba una mujer de verdad, hazme el amor que no hiciste en todo este tiempo ahora mismo” mientras se quitaba la blusa. andaba sin brazier, tenía unas tetas término medio y pezones grandes y aureola mediana, ambos negritos, me acerqué y se los empecé a mamar, ella nada mas suspiraba. después, con las manos le fui desabrochando el short que andaba puesto y le metí la mano, se sentía el clítoris inchado de la excitación que tenía, se lo acariciaba mientras le mamaba las tetas. al rato me dijo “baja!” me agarró la cabeza y me la bajó hasta su zona pubica, entonces le bajé el short, andaba un hilo blanco, de una tela semitransparente que dejaba ver los pocos pelitos que tenía un razurado brasileño, le bajé el hilo con la boca, lamiendo sus piernas mientras lo hacía. subí hasta su pancho y se lo empecé a mamar mientras sus jemídos se hacía más fuertes, no pasaron 5 minutos cuando yo sentía en mi boca y en mi cara su líquido vaginal, había tenido un orgasmo, se inclino y me lamió el semen de ella que tenía en la cara y me dijo: continúa, pero usa también los dedos. entoces la empecé a masturbar mientras le mamaba el clítoris, después me dijo: meteme también en el culo. y yo ni tonto ni sordo, con la otra mano le empecé a acariciar su ano, que parecía que ya había tenido acción, yo me dije: esta es mi oportunidad, por fín voy a saber qué se siente (porque ninguna de mis parejas anteriores me lo había querido prestar).
después de un rato ya mi pene estaba devuelta, me levanté y ella me lo agarró y arrimandoselo me dijo, metemelo de una sola ves. entonces se lo empujé, a lo que ella nada más expiró un jemido de placer, no fueron ni tres metesacas cuando se volvió a venir, después de dos orgasmos más de ella me dijo: culéame. se sacó mi pene, se dió vuelta, lo agarró y me dijo: metemelo despacito, yo no tube de otra que agarrar su tracero abrirle las nalgas y metercelo, fue una experiencia inolvidable cómo se sentía su culo, talladito, aún más que la ternera, ella gemía y me dijo, “avísame cuando estés apunto, quedé con sed de tu leche”.
cuando estube apunto, se la saqué y le dije, entonces se agachó y me empezó a mamar y y me regué de una manera que ella nada más me sonrió, se puso la ropa y me dijo mientras se iva: “ya sabes, cuando tengas una nesesidad de estas avísame para ayudarte, que con mucho gusto te ayudaré, mi culo está disponible cuando quieras”.
ahora somos amantes y cuando yo quiero ella me presta el culo!!!

Busquedas entrantes: