Esto que les cuento me sucedió en mi tierra natal, Lagos de Moreno, Jalisco, y ocurrió hace aproximadamente 10 años, pero no me he atrevido a contarlo, sino hasta el día de hoy. Resulta que yo estaba con unos amigos en un bar de la ciudad que se llama Sams Plus y noté que en otra mesa estaba una de mis sobrinas con una amiga, y para esto habremos durado unas dos horas ahí tomando cerveza y tequila y la verdad yo ya me sentía un poco borracho

y ya cuando me iba del lugar, mi sobrina me pidió que si las llevaba a su casa a ella y a su amiga, ok, accedí y en una camionetita estaquitas nos subimos, yo de chofer, junto a mi, mi sobrina y su amiga en la ventanilla del copiloto, y por lo apretado de la casetita, mi sobrina se me repegó bastante y sentí mi codo y antebrazo posarse en sus tetas, durísimas y hermosas, eso me calentó mucho y yo a propósito movía el brazo para tocarle y restregarle con esa parte de mi cuerpo sus hermosas tetas, yo ya tenía parada la verga y en eso llegamos a la casa de la amiga y la dejamos y ya de regreso, nomas nos quedamos mi sobrina y yo y pues no se movió del lugar, lo único que hizo fue que se me recargó en mi hombro y me dijo, me siento muy mareada tío, la consolé, le dije que en un rato se le pasaba que descansara que nos íbamos a esperar un rato en llegar a su casa para que sus papás no la notaran que andaba ebria, y me dijo que estaba bien y detuve la camioneta unas 5 cuadras antes de llegar a su casa y ahí seguí de algún modo calentándome con ella, luego la regañé le dije que no estaba bien que ella sola y su amiga anduvieran en un bar como en el que nos encontramos, le dije que hasta unas nalgadas se merecía y me dijo que no fuera malo, que no le fuera a dar ninguna nalgada y pues claro la seguí consolando y para esto yo ya tenía mi mano derecha puesta sobre su piernas, y yo seguía con el pito parado y al final de cuentas le dije que su pierna era muy delgada que a ese hueso había que darle una chupadita o una mordida y luego luego me dijo que
no le fuera a dar la mordida muy recio porque le dolería….y me quedé pazmado, no supe que hacer y me agaché para morderle la pierna arribita de la rodilla y le dije que ahi era puro hueso, entonces subí mi boca casi junto a la ingle y ahí le di una mordidita que me hizo poner todavía más parado el pito…yo nomás me lo acomodé para que no se me fuera a salir la leche….ella me dijo que se empezaba a sentir mejor y que lo que ahora tenía es que era algo que no sabía que sentía, yo supuse que se había calentado también ella pero no se atrevía a decírmelo y luego le dije que no quería morderla más porque yo estaba seguro que le estaba doliendo la mordida y luego me puse a sobarle los lugares de la pierna donde la había mordido y eso me puso a mil por hora y a ella también, pero me dijo, tío, no debemos seguir, mejor llevame a mi casa……y pues así lo hice, se me retiró, nos calmamos y no me atreví a continuar y terminar de hacer lo que ya habíamos empezado…..pero diario recuerdo esos momentos que pasé con mi sobrina y me vuelvo a calentar…..

Busquedas entrantes: