Parte de la serie “Los amigos de mi hijo

Yo no entiendo aquello, creo que todo se va a terminar, que mi esposo agarrara del cuello a Marcos y le partirá la cabeza pero cuando Marcos se echa hacia atrás puedo ver a mi esposo recostado en el sofá completamente dormido, el alcohol le ha hecho efecto y esta dormido como una cuba, Marcos para asegurarse le mueve y aun así no se despierta.

Considerando que mi esposo tiene el sueño lo bastante profundo se levanta y le dice

“Como no dices nada supongo que no te importa que me la folle, ya de paso me correré en sus entrañas”

Mi esposo ni siquiera se mueve cuando Marcos se acerca a mi y agarrando mi blusa arranca todos los botones de un tirón pero sin quitarme la blusa, quiere que me la deje puesta para ver mis tetas sin estar desnudas por completo, luego me baja la cremallera de la falda y esta cae al suelo.

“Los zapatos de puta barata déjatelos puestos también”

Humillada delante de Marcos y sus amigos y con mi esposo durmiendo borracho me pongo a cuatro patas en el centro del salón pensando como podré disimular mi blusa en caso de que mi hijo y Sheila vuelvan del baño.

“No tan rápido puta, se que tienes ganas de que te folle delante del cornudo pero antes de voy a comer el coño”

Me ordena que me siente al lado de mi esposo y comienza a acariciarme el clítoris con las yemas de sus dedos, me ordena abrir las piernas y me introduce dentro el dedo corazón el cual comienza a mover en circulo

Comenzó a follarme con el dedo con más severidad, asestándome fuertes penetraciones que me produjeron algún gemido, luego hundió su cara en mi entrepierna y comenzó a lamer, por suerte no estuvo mucho tiempo y no tuve que sufrir la indignidad de orgasmar ante mi esposo.

“Ahora si, a cuatro patas”

Marcos se desnudo quedando completamente desnudo, desde luego los chicos tenían mucha confianza entre ellos y no les importaba para nada mostrarse en pelotas ante los demás.

Marcos se puso detrás mía abrazándome y estrujándote las tetas mientras me decía

“Pídeme que te folle delante de tu marido”

“Follame”

“¿Follame y que mas?”

“Follame delante de mi marido”

“Muy bien, ábrete el culo”

Para poder hacerlo tuve que apoyar mi cabeza en el suelo y mover los brazos hacia detrás para abrirme la cachas.

“Cuéntame lo que te han hecho mis amigos esta noche, quiero saber donde te la han metido, en que habitación y donde se han corrido, así tu esposo estará informado de lo que pasaba en la fiesta mientras el bebía como un borrachín”

“Jajajaja” ríen todos

Yo estoy a punto de echarme a llorar cuando comienzo a hablar

“Conan me ha follado el coño en la cocina y se ha corrido dentro, Flaco me ha dado por el culo en el baño y se ha corrido dentro, a Charlie se la he chupado en la habitación de mi hijo y se ha corrido en mi boca, Gigante me ha reventado el coño en mi habitación y se ha corrido en mis tetas y Rufus me ha dado por el culo en la terraza y se ha corrido dentro”.

“Vaya, has tenido una noche completita, bueno, yo te voy a dar por el coñete que ya sabes que quiero darle un regalo de cumpleaños a tu hijo muy especial”

Con esas palabras Marcos me confirmaba que seria el segundo esa noche después de Conan en correrse dentro de mi coño.

Marcos me ajusto el culo a su pelvis y me le metió sin mas entretenimiento hundiéndose entre mis nalgas y agarrando mis caderas comenzó a follarme con su energía habitual, mis tetas se movían de adelante a atrás al no tener la sujeción de la blusa y podía sentir como se movían golpeando la blusa y como chocaban entre ellas mientras Marcos martilleaba detrás de mi, se le debió ocurrir alguna nueva perversión pues se detuvo y comenzó a reírse.

“¿Que te pasa tío?”

“Se me ha ocurrido algo”

Se echo sobre mi y agarrándome por las nalgas echo mi cuerpo hacia atrás levantándome en el aire son su polla clavada, en esa posición hablo con mi esposo.

“Mira Enrique, se la he metido a tu mujer hasta las bolas, si miras podrás ver que estoy bien dentro de ella”

Mi esposo seguía dormido así que empalada como me encontraba el muy cerdo me llevo desde el salón hasta mi habitación, al pasar por el baño se me removió el estomago, si mi hijo salía del baño me encontraría espatarrada y empalada por Marcos.

Entramos en mi dormitorio y me dejo en la cama, junto con el habían venido Rufus, Charlie y Conan.

“Conan dile a Sheila que salga del baño y lleve al salón al capullo con Rufus y su padre”

Conan lo hizo y tumbada en la cama vi como Sheila salía con mi hijo que casi no se tenia en pie, debía estar muy mareado y ni si quiera llevaba los ojos abiertos.

“Conan, vete tu con ella, que Sheila entre” dijo Marcos desde mi dormitorio

Yo no sabia que pretendía Marcos exponiéndome así ante la novia de mi hijo pero nada mas entrar Sheila supe que no era simplemente la chica mona que yo pensaba

“¿Ya le estáis dando polla a esta?”

“Joder, si llevamos dándola polla toda la noche”

“Al menos me libro del capullo un rato” dijo Sheila

Estaba claro que Sheila solo estaba con mi hijo porque Marcos se lo había pedido y estaba al tanto de todo lo que esos cabrones me hacían.

Marcos me la saco y se sentó en la cama

“¿Porque haces tu también esto?”

“Porque Marcos me prometió un coño maduro para mi, por eso aguanto al pesado de tu hijo, por suerte es tan pringado que ni siquiera me mete mano, se conforma con un par de besitos”

“Veras Maribel, mi buena amiga Sheila es lesbiana y lo que mas le gusta son las maduritas casadas como tu, cuando le dije que si me ayudaba te tendría toda para ella no se lo pensó”.

Sheila se desnudo delante de todos sin importarle lo mas mínimo, se quedo completamente desnuda mostrando un pequeño cuerpo de menudos y sonrosados pechos así como un pubis con una sola fina raya de vello pubico de color rubio, sin decir nada se acerco a mi en la cama y me fue empujando hasta que mi cabeza quedo apoyada en la almohada, Marcos seguía sentado en la cama y se masturbaba mirando los cuerpos desnudos de su amiga y de la madre de su amigo.

Comenzó a acariciarme hasta que su mano derecha llego a mis pechos, con sus dedos trazaba círculos alrededor de mis pezones mientras que con su mano izquierda había llegado a mi clítoris el cual rozaba con la uña de uno de sus dedos.

“Tu también no por favor”

“Chssss calla, veras como una mujer sabe hacerte gozar de verdad” dijo Sheila

En un momento dado, sus dedos apretaron uno de mis pezones, mientras un dedo entraba profundamente en mi vagina, para a continuación sentir su lengua presionándome justo en el clítoris.

Sentía su aliento sobre mi intimidad mientras me follaba con un par de dedos, y a la vez retorcía suavemente uno de mis pezones, nose como lo hizo pero en pocos segundos con su boca y sus dedos logro uno de los orgamos que jamás he tenido.

Cuando mi cuerpo descanso Sheila se aproximo a mi y me beso en la boca con una ternura desconocida para mi después de que repetidas veces las lenguas de esas bestias que se hacían llamar amigos de mi hijo violaran mi boca.

Se puso a horcajadas sobre mi y dirigió mis manos a sus pequeños pechos haciéndome que los tocara y que con mis dedos rozara mis pezones.

Luego fue subiendo su cuerpo hasta situar su vagina sobre mi boca

“Ahora te enseñare a comer un coño, venga cómeme suegra”

No tengo que decir que esa era la primera vez que me comía un coño, no tenia ni idea de cómo hacerlo y me limitaba a mover mi lengua sobre el clítoris de Sheila, pronto ella se dio cuenta de que debía guiarme y comenzó a decirme

“Mueve tu lengua en círculos”

“Mas rápido”

“Mete mas la lengua”

“Usa solo la punta”

“Mas a la derecha”

No debí hacerlo mal puesto que pronto mi boca se lleno con los jugos vaginales de Sheila al tiempo que ella gemía y decía

“Ummmm, aprendes rápido suegra”

Charlie había traído la tablet de Rufus y estaba sobre la mesita de noche de mi esposo, así podíamos ver como mi esposo seguía durmiendo y como mi hijo estaba en el sofá entre Rufus y Conan que le estaban dando de fumar.

Sheila se levanto de la cama y salio desnuda de mi cuarto para volver un momento después con el regalo que había traído para mi hijo.

“Veras suegra, este regalo es para ti, no para tu hijo”

Cuando lo abrió entendí lo que decía, era una especie de cinturón que ella se coloco, delante de ese cinturón había una polla de goma de color rosa y un tamaño enorme.

“Te voy a follar con esto el culo y el coño suegra”

“Nooooooo, eso es enorme, me mataras”

Marcos me agarro una de mis manos y Charlie la otra inmovilizándome abierta de piernas en la cama, Sheila se situó encima mía y me dijo.

“Tranqui suegra, veras como te gusta, además es por tu bien, sino puedes ensartarte a mi amigo rosa luego será mucho peor”

“Joder Sheila, no había nada mas pequeño” le decía Flaco

“Son 25 cm de goma, sino la meto esto por sus dos agujeros luego cuando hagáis lo que queréis hacerle si que la vais a reventar pero de verdad”

No sabia a que se refería con eso que querían hacerme pero no tuve tiempo para pensar mas en ello, Sheila se puso sobre mi y comenzó a besarme con ternura a la vez que me iba penetrando con la polla de goma, nose cuanto llevaba pero comencé a sentir mi coño muy lleno, la de Marcos y la de los hermanos antiguos amigos y compañeros de trabajo de mi esposo habían sido las pollas mas grandes que habían entrado en mi, ese tremendo pollon de goma era al menos 5 centímetros mas grande.

“Muy bien suegra, despacito, despacito te voy llenando el coño, falta muy poco”

Sheila me miró a los ojos sonriente y de un solo golpe de riñones me metió toda la enorme polla de goma en el coño haciéndome gritar al sentir como mi coño se desgarraba, no me dejo acostumbrarme a aquella abominación y comenzó a follarme como si quisiera reventarme.

“¿Te gusta como te folla tu nuera Maribel?” me pregunto Marcos

“Muy bien suegra, tu coño se ha adaptado perfectamente”

El dolor fue disminuyendo al sentir la polla de goma en mi interior hasta que al final el dolor desapareció, justo cuando me había acostumbrado a aquello Sheila dijo

“Rápido, por el culo ahora”

Marcos y Charlie me giraron en la cama haciéndome quedar tumbada boca abajo mientras seguían sujetándome.

“No te preocupes suegra que mi amigo trae un extra para ayudarle a entrar en tu culo”

No podía ver a que se refería pero sentí un liquido viscoso y frió caer sobre mi ano, supuse que era algún tipo de lubricante que venia junto con ese artefacto y Sheila comenzó a frotar su enorme polla de goma.

Sheila se tumbo poco a poco encima mía metiéndome poco a poco el pollon de goma rosa, yo comencé a bufar y gemir cuando aquella cosa llego a los 18 centímetros a los que mi culo estaba acostumbrado, Sheila no se detuvo, continuo echando liquido sobre la polla de goma para facilitar su entrada en mi destrozado trasero y muy poco a poco consiguió enterrarla dentro de mi.

“Te estoy rompiendo el culo suegra, pero tranquila que lo hago con cariño”

Sheila me tiro del pelo haciendo que mi cuerpo se levantara y quedara a cuatro patas sobre la cama, el propio Marcos me quito mi destrozada blusa para dejarme completamente en pelotas delante de ellos mientras Sheila me destrozaba el culo al tiempo que tiraba de mi pelo.

“Vaya espectáculo niños” escuche la voz de Rufus

“Joder, como la folla el culo la Sheila”

Rufus y Conan estaban en el quicio de la puerta viéndolo todo

“¿Qué hacéis aquí?”

“Le hemos dado al capullo un porro y se ha quedado sobado como el cornudo de su padre, no queríamos perdernos la diversión”

“Bueno, pues ya es toda vuestra” dijo Sheila desenfundándome el monstruo de goma al tiempo que yo caía destrozada obre mi cama

“¿No quieres tu un poco de polla Sheila?” dijo Flaco

“No os tocaba ni con un palo, aquí tenéis a mi suegra y sus agujeros listos”

“Ya me habéis follado todos, ¿que mas queréis?”

“Son solo la 1:00 Maribel, la noche es joven” dijo Marcos

Todos se desnudaron y quedaron en pelotas igual que Marcos, Sheila se quito el aparato con el que había destrozado mis agujeros y se sentó en la alfombra de mi habitación esperando que los chicos disfrutaran conmigo.

“¿Quiénes la van a dar lo suyo?” dijo Flaco

“Los que la tengan mas grande” contesto Marcos

“Que Sheila busque una regla y nos mida los rabos” dijo Conan

“Que os la mida tu puta madre” respondió Sheila

“Jajaja” rieron todos

“Tranquilos chicos, que nos la va a medir la puta madre de Jorge, jajaja” dijo Rufus

“¿Donde hay rotuladores Maribel?” me pregunto Rufus

“En la habitación de mi hijo”

Rufus salio y volvió a los pocos segundos con un rotulador

“¿Y la regla?” le pregunto Marcos

“No hace falta, la cara de Maribel nos servirá de regla”

“Poneros en fila y tu putilla deja de descansar y ponte delante de mi de rodillas” me dijo Rufus

Todos se pusieron en fila india y yo me arrodille ante el primero que era Rufus

“Tu serás la testigo de que no hay trampas Sheila”

Intrigada Sheila se levanto del suelo y se puso a mi lado, pronto todos tuvimos claro lo que Rufus pretendía, le dio el rotulador negro a Sheila y apoyo su erecta polla sobre mi cara dejando los huevos apoyados en mi barbilla, Sheila hizo una marca de hasta donde llegaba su polla en mi cara, en el caso de Rufus en mi entrecejo.

Todos rieron la idea de Rufus y fueron poniendo sus pollas en mi cara de uno en uno, Sheila se encargaba de marcarme la cara hasta que los 6 hubieron puesto sus duras polla en mi cara, me trataban como a una muñeca hinchable.

Las marcas mas alejadas de mi barbilla eran las de Marcos, Rufus, Charlie y Conan así que esas eran las cuatro pollas mas largas de entro los seis chicos que estaban en mi casa y el numero que buscaban era ese, cuatro pollas aunque yo aun no sabia para que.

“Bueno chavales, acercaros para pronunciar nuestra promesa”

Los 6 chicos me rodearon y agarraron sus pollas hacia arriba delante de mi cara mientras Marcos decía

“Todas nuestras pollas para una puta y una puta para todas nuestras pollas”

Al terminar de decirlo todos comenzaron a golpearme con sus pollas en la cara, me abofetearon con sus duras estacas en las mejillas y la frente, algunos estaban tan cachondos que me mancharon la cara con liquido preseminal.

“Ahora que nos la chupe ¿no?” dijo Flaco

“Tengo una idea mejor, ayer la folle la boca y estuvo de puta madre, lo vamos a repetir” dijo Marcos

Me ordeno ponerme encima de la cama, boca arriba y con mi cabeza colgando por uno de los laterales, Sheila se sentó en la cama para ver lo que los chavales iban a hacer conmigo.

El primero fue Marcos que se situó encima de mi con su paquete a la altura de mi cara y fue flexionando los brazos hasta meterme la polla en la boca, en esa posición su rabo entro por completo en mi garganta que pude notar como se hinchaba.

“Suegra te la has tragado hasta las pelotas, anda que si te viera mi novio,jajaja”

“Todos la vamos a follar la boca pero de los 4 que tenemos la polla mas larga elegirá primero el que mas flexiones haga”

Todos estuvieron de acuerdo y Marcos comenzó a hacer flexiones, cada vez que sus brazos se flexionaban y su cuerpo bajaba su polla penetraba en mi boca sin imposición ninguna hasta que las pelotas tocaban mi barbilla y ya les era imposible metérmela mas a fondo.

Sheila aprovecho mi posición para tumbarse encima mía y lamerme los pezones mientras uno por uno los seis chicos fueron follandome la boca, trataban mi cabeza como si fuera la piñata del cumpleaños y tuve que respirar por la nariz para no ahogarme con esas trancas de carne invadiendo mi esófago.

Marcos logro meterme la polla en la boca 55 veces, Conan 54, Charlie 43, Gigante 29, Rufus 25 y Flaco 22.

Cuando terminaron de follarme la boca mi cara estaba completamente llena de babas y el liquido que había salido de sus rabos, Sheila subió la cabeza hasta mi boca y me dijo

“Eres muy puta suegra, vaya olor a polla que tienes en la boca,jajaja”

De los cuatro chicos que tenían la polla mas larga eligieron por orden

Marcos que dijo “Coño y culo”

Conan que dijo “Coño”

Charlie que dijo “Culo”

Rufus “Joder, solo queda la boca cabrones”

Yo estaba como ida y no me enteraba muy bien de la situación, dejaron que me tumbara en la cama de una manera normal pero todavía no había recobrado el aliento después de la múltiple follada bucal cuando Flaco y Gigante que no habían elegido nada se lanzaron a la cama y comenzaron a chuparme las tetas tumbados a ambos lados.

“Venga, venga que hay que entrar en acción chavales”

Flaco y Gigante dejaron mis tetas y fue Marcos quien se tumbo en la cama a mi lado

“Súbete encima puta”

“Por favor, dejarme ya de una vez”

“Pero que dices Maribel, si falta lo mas divertido”

Una vez mas y ya había perdido la cuenta de las mamadas, folladas y enculadas a las que había sido sometido mi cuerpo me dispuse a sentarme sobre Marcos, me acuclillé sobre la polla de Marcos y él mismo la acercó a la entrada de mi coño dilatado gracias a la polla de goma de Sheila.

Lentamente, me dejé caer sobre ella, su polla entró limpiamente en mi coño, Marcos me acariciaba la espalda, y los demás se pajeaban compulsivamente mientras yo empezaba a cabalgar a Marcos lentamente.

Charlie se subió a la cama y se acercó a mí desde atrás acercando su polla a la entrada de mi culo.

Marcos me abrazaba y me empujaba hacia abajo para que su polla entrara bien en mi coño cuando sentí a Charlie traspasar mi esfínter, por segunda vez en mi vida después de la visita al estudio de grabación tenia a Marcos y Charlie dentro de mi al mismo tiempo y era la tercera vez en que era sometida a una doble penetración después de mi pago por la deuda de mi hijo a los hermanos.

Charlie me follaba el culo cada vez más deprisa besándome la espalda las embestidas de ambos se alternaban rítmicamente, y yo sentía dos pedazos de carne calientes en mi interior a la vez, Charlie ahora castigaba a pellizcos mis tetas mientras el y su amigo Marcos seguían rellenando mis agujeros.

Las dos pollas entraban y salían a toda velocidad de mis agujeros cuando sentí que la cama se hundía aun mas, al parecer Rufus se había subido también a la cama y se puso delante mía apoyando su espalda en el cabecero de mi cama de matrimonio.

Rufus acerco su pene a mi cara, echo un poco la cintura hacia delante, haciendo que su polla se restregase contra mis mejillas.

Rufus me golpe la cara con fuerza con su dura estaca

“Saca la lengua”

Saque la lengua y lamí la cabezota del miembro viril de Rufus.

“Ahora bésalo”

Luego empecé a besarle por todo el tronco, arriba y abajo. Cuando no hubo quedado ni un centímetro sin besar, volví a subir, abrí bien la boca, y empecé a comerme la polla de Rufus.

Por primera vez en mi vida tenia 3 pollas dentro de mi, aquello era digno de la mas puta de las putas, no podía caer mas bajo, todos mis agujeros estaban satisfaciendo a la vez a los amigos de mi hijo, la escena era tan brutal que ninguno perdía la ocasión para opinar.

“Joder suegra, como te lo estas pasando, a ti que te gustan las pollas tener 3 dentro tiene que encantarte” dijo Sheila

“La madre del capullo es la hostia, puede con todo” decía Gigante

“3 pollas para 3 agujeros” decía Flaco

Las embestidas de sus amigos hacían que yo me viera forzada a chupar la polla de Rufus de arriba abajo, metiéndome en mi boca todo su instrumento.

“Una boca increíble, no dejare de decirlo” decía Rufus.

Los tres amigos se movían dentro de mi cuando Rufus dijo

“Échate pa tras puta, te quiero follar esos melones que tienes”

Marcos empujo mi cuerpo hacia detrás ayudado por Charlie sin dejar de moverse dentro de mi mientras Rufus restregaba su polla en mis pezones, puso su miembro entre mis pechos y los apretó entorno a el para después mover su cadera masturbándose con mis pechos.

“Chicos que hacéis ahí parados, ¿no veis que mi suegra tiene las manos libres?” le dijo Sheila a Flaco y Gigante que seguían moviendo sus pollas ellos mismos, ayudados por la idea de Sheila también se subieron a la cama, uno a cada lado y me hicieron agarrar sus pollas.

Aquello era deleznable, Rufus me había vuelto a meter la polla en la boca y mi cuerpo ahora satisfacía 5 pollas jóvenes a la vez, mis manos se movían de arriba abajo alrededor de los troncos de carne de Flaco y Gigante mientras Rufus me follaba la boca y Marcos seguía taladrando mi coño al mismo ritmo que Charlie seguía castigando mi ojete.

Las pollas que sentía en mis manos estaban duras y calientes, aquellos chicos nunca tenían suficiente.

“Increíble suegra, deberías dedicarte al porno, si alguien te viera follar te daría una pasta”

Aquellas palabras de Sheila me hicieron pensar en las cámaras que Marcos había puesto en mi casa, en si mientras en la noche anterior se la chupaba en el salón o se meaba en mi cara en nuestro baño puede que hubiera alguien que hubiera estado viendo todo aquello a trabes de su pantalla.

“Vamos Conan, solo faltas tu” dijo Sheila

En esa posición yo solo podía ver el pubis de Rufus y su polla saliendo y entrando en mi boca, si miraba de refilón hacia la izquierda veía a Flaco con su polla en mi mano y detrás suya a unos metros la puerta de mi habitación y el pasillo.

Sentí otra persona subiendo en la cama, no sabia como pero las patas de la cama estaban aguantando el peso de 7 personas y es que el séptimo era ni mas ni menos que Conan que también se había subido a la cama, yo no sabia que intención tenia ya que era imposible que hiciera algo con el, mis agujeros y mis manos estaban ocupados, no había sitio para nadie mas, me equivocaba…

“Suegra ahora vas a agradecerme que antes te metiera los 25 centímetros de mi amigo de goma”

“Quietos chicos, que entre Conan” dijo Marcos

Todos se detuvieron, mis manos permanecieron agarrando las dos estacas de carne y los otros 3 rellenaban mis agujeros, sentí a Conan cerca, demasiado cerca, apoyaba algo en mi coño.

Una imagen llego a mi mente, no podía ser, no podían querer hacer eso, era imposible, no pretenderían…

Conan comenzó a empujar con su polla en mi coño que ya estaba ocupado por la polla de su amigo Marcos, trate de gritar pero la polla de Rufus alojada en mi garganta me lo impedía, quise moverme pero era imposible, Flaco y Gigante me sujetaban ahora las manos con las suyas alrededor de sus pollas, Marcos me abrazaba desde abajo y Charlie se apoyaba con su pecho en mi espalda.

“Es increíble suegra, nunca he visto nada igual”

“No entra tío” decía Conan

“Que si coño, empuja” decía Marcos

“Joder, a lo mejor es imposible”

“Lo he visto en un par de películas porno, se puede hacer, aprieta joder”

Conan sigue empujando…

“El glande ha entrado tío” dice Conan

“Venga, hasta dentro de mi suegra nene” dice Sheila

La polla de Conan sigue perforándome.

“Ostias putas tío, ostias putas, esta entrando, esta entrando toda, menudo coño le vamos a dejar a la madre del capullin, no podrá andar en dos meses,jajaja”

Conan continua apretando, cada vez esta mas cerca de metérmela entera, cada vez esta mas cerca de Charlie que continua con su rabo ensartado en mi trasero.

“Dentro tío, estoy dentro, hasta los cojones colega”

“Ya lo se tío, noto tu mierda de rabo apoyada contra la mía aquí dentro” dice Marcos

“Suegra, te lo voy a contar porque tu no puedes verlo pero tienes 2 pollas en el coño”

“Yo no puedo moverme tío” dice Marcos

“Yo tampoco” dice Charlie

Rufus en cambio si y comienza a sacar su pene de mi boca para volverlo a meter así como Conan puede moverse muy despacio pero procurando que su polla no se salga del coño que comparte con su amigo Marcos, el mió.

En ese momento veo algo que me hiela el corazón, detrás de Flaco puedo ver apoyado en la puerta a mi hijo Jorge que puede ver como su madre trabaja las pollas de todos sus amigos, 6 pollas exactamente.

“Joder tíos, estábamos tan entretenidos que no estábamos mirando la cámara y este esta aquí” dice Sheila

Charlie mira a mi hijo que sigue inmóvil en la puerta, también lo hace Rufus que no ha dejado de meter y sacar su polla de mi boca aun sabiendo que mi hijo nos estaba viendo.

“Que pasa, ¿Quiénes?…” mi hijo habla de forma muy extraña

“Chicos, creo que esta colocado” Sheila se acerca desnuda a mi hijo y habla con el, mi hijo permanece en la puerta, se mueve hacia los lados y tiene los ojos entrecerrados, los cabrones que castigan mis agujeros lo siguen haciendo delante de mi hijo.

“¿Se acabo lo bueno o que pasa Sheila?” le pregunta Charlie que ha vuelto a comenzar a martillear mi culo muy despacio.

“Que va chicos, que suerte hemos tenido, esta colocadísimo, no se entera de una mierda, me lo voy a llevar al salón otra vez”

“No espera, déjale aquí, que vea como reventamos a su mama por todos sus agujeritos, jajaja”

“Jajaja, que cabron, como voy a hacerle eso a mi novio”

“siéntate con el donde mejor veáis como destrozamos a su madre” le dice Marcos que tiene su cabeza enterrada entre mis pechos.

Sheila ayuda a mi hijo a sentarse en el suelo y ella se sienta desnuda a su lado, a mi hijo le cuesta andar y prácticamente no habla, solo balbucea.

Consigo sacarme la polla de Rufus de la boca y llorando digo

“Dejarlo ya por favor, delante de mi hijo no, basta ya, no sigáis con…”

No puedo seguir hablando porque Rufus me vuelve a follar la boca

“Calla perra, tu hijo no se entera de una mierda”

“Oye Conan ¿que tal por ahí?” le dice Marcos

“Genial tío”

“Yo no puedo moverme así que tendrás que ocuparte tu del doble anal”

“Joder tío, muchas gracias por cederme tu puesto, allá voy”

“PLOP” se escucha cuando Conan me la saca del coño, ahora le siento apretar en mi culo donde esta Charlie

“Mira cariño, mira atentamente como nuestros amigos le meten dos pollas en el culo a tu mama, esto va a ser memorable” le dice Sheila a mi hijo.

Cuando Conan comenzó a entrar en mi culo el dolor fue inmenso, sentía como mi interior se agrandaba y se desgarraba, ahora si mi estaban rompiendo el culo como nunca antes, mis gritos hubieran sido desgarradores de no haber sido por el cipote de Rufus en mi boca, las lagrimas caían por mis mejillas.

“Tu madre puede con todos los rabos cariño” dice Sheila

Nose el tiempo que pasa, mi cuerpo parece abandonarse y ceder, mi culo acaba por aceptar las dos pollas.

“Sheila guapa, ¿que le parece a nuestro amigo Marcos ver a mama rellena de rabo?”

“Pues no os lo vais a creer colegas, esta empalmado,jajaja”

“Ostia ¿no me jodas que se excita viendo a sus amigos follandose a su madre por todos sus agujeros?”

“Pues yo no se si se esta enterando de algo pero se le ha puesto dura”

“¿Que piensas de que nuestro amigo pierda su virginidad en un día tan importante como su dieciocho cumpleaños?” le pregunta Sheila a Marcos.

“¿Te lo vas a follar?”

“No, pensaba que se follara a mi suegra”

Esa pequeña era tan diabólica como el resto de sus amigos, por suerte Marcos no se dejo convencer

“Mira que eres zorra, eso no estaría bien Sheila, con lo amable que ha sido Maribel con nosotros no podemos hacerla follar con su hijo”

“¿Pero si podéis reventarla?” dijo Sheila

“Si, eso si”

La fuerza y velocidad de las penetraciones no era demasiada pero mi cuerpo ya no podía mas, había sufrido un castigo brutal en aquella maldita fiesta, estaba tan cansada que cuando Flaco y Gigante soltaron mis manos estas soltaron sus pollas y cayeron a ambos lados de mi cuerpo, mi cuerpo iba y venia delante a atrás por las embestidas pero ya no tenia voluntad propia.

“Me voy a correr en su boca” dijo Rufus

“No, cabron, que estoy debajo y me puedes manchar, espérate que nos vamos a correr todos a la vez” dijo Marcos.

Rufus me la saco de la boca y espero, primero Conan y luego Charlie salieron de mi culo para después ser Marcos quien empujaba mi cuerpo que agotado, destrozado y completamente sudado yacía sobre el.

Me dejaron en el centro de la cama que estaba completamente empapada de sudor y flujos.

“El capullo como esta” dijo Marcos

“Igual, lleva un cuelgue no veas, mañana no se acuerda de nada”

“Jajaja, mejor para el, Conan ayuda a Sheila a subir al capullin a la cama”

Conan y Sheila ayudaron a levantarse a mi hijo que abría los ojos y los volvía a cerrar y no decía nada, subieron a la cama y hicieron todos un circulo a mi alredor pasándose los brazos por encima de los hombros del de su izquierda.

“Que vas a hacer” le pregunto Sheila a Marcos

“Preparar las mangueras que le vamos a cantar a Marcos el cumpleaños feliz”

Marcos me dio una patada y me hizo ponerme de rodillas en la cama, todos me rodeaban, incluso mi hijo.

“Mira Jorge, esto va por ti, Feliz Cumpleaños” dijo Marcos

“Venga chicos”

Marcos agarro su polla y comenzó a masturbarse con fuerza, todos le imitaron, incluso Sheila que se metía los dedos mirando las pollas de sus amigos agitándose frente a mi cara.

“Cumpleaños Feliz

Cumpleaños Feliz”

Marcos se agitaba su miembro a una velocidad endiablada, Rufus había parado para no correrse antes de tiempo, Conan iba despacio, parecía que controlaba su eyaculacion.

“Te deseamos todos

Cumpleañosssssssss

Feeeeeeeeee

Lizzzzzzzzzzzzzzzzzz”

Por fin, el primero exploto, ese fue Marcos que con su chorro de esperma me golpeo en las mejillas, Conan estallo contra mi barbilla, inmediatamente Rufus lanzo un caliente chorreton contra mis labios, así uno tras otro se fueron derramando sobre mi cara, innumerables chorros de lefa se estrellaron contra mi cara.

Todos vaciaron sus huevos en mi cara, mi pelo y mis pechos quedaron cubiertos de semen así como la cama a mis pies por la leche que se derrumba de mi cara y se escurría por mis tetas.

Cuando todos se hubieron corrido soltaron a mi hijo que quedo tumbado en la cama a mi lado y al lado de las corridas de sus amigos.

“Bueno Maribel, una fiesta cojonuda pero nos tenemos que ir, te hemos dejado los agujeros tan abiertos que probablemente podría meterte la cabeza de tu hijo dentro del culo y no la sentirías así que te dejaremos descansar una buena temporada”

“Si, suegra, aprovecha y descansa y no dejes que tu marido te folle, podría extrañarle que su polla bailara en tu ancho coño, jejeje”

Todos se fueron vistiendo y despidiendo de mi, como pude arrastre a mi hijo hasta la cama y le deje en la cama de su habitación, pude ver una mancha de semen en sus pantalones, Sheila no mentía cuando decía que mi hijo se había empalmado.

“Vaya guarra, como la han dado pollas, se han corrido todos en su puta cara” balbuceaba en sueños mi hijo, yo solo esperaba que no supiera que esa guarra era su madre”

Cambie las sabanas, me duche y me metí en la cama, mi esposo seguía tirado en el sofá del salón, al día siguiente no me podía ni mover y andaba como un pato al sentir el escozor de mis agujeros, a mi esposo le conté que se había quedado dormido poco después de irse los chicos y yo estuve aterrada hasta que mi hijo se despertó.

Me dio un beso y me dijo con toda naturalidad

“Pufff mama, no voy a beber en la vida, no me acuerdo de nada, ni siquiera del regalo de Sheila”

Yo si me acordaba del regalo de su novia y del de sus amigos, mis agujeros también recordaban sus regalos, solo esperaba que las palabras de Marcos fueran ciertas y no me molestaran en mucho tiempo, yo lo agradecería

Y mis agujeros también…

Busquedas entrantes: